Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Rosario Soto, entre la política y la familia

Simón Ruiz
Redactor-Jefe de La Voz de Almería


La parlamentaria andaluza y senadora autonómica del Partido Popular Rosario Soto ha retomado de manera muy activa la política regional. Tras permanecer varias semanas ‘apartada’ de su escaño en Sevilla y Madrid, Soto dedica ahora la mayor parte de su tiempo a explicar la posición de su partido ante el decreto de la Junta de medidas contra la exclusión social. 

Rosario Soto / La Voz
Portavoz del PP-A en Políticas Sociales y secretaria de la Interparlamentaria, cargo para el que fue elegida en el congreso de Granada en julio de 2012, a sus obligaciones en la Cámara autonómica y el Senado sumó el pasado 7 de febrero la de madre de la pequeña Cristina Nikh.

‘Permiso’ de Amat y Zoido
¿Es el primer caso de una política almeriense que tiene que compaginar las obligaciones familiares con las parlamentarias? No. Ni tampoco será el último. “Compaginar todas las tareas es muy dificultoso y doloroso. Recuerdo la pena que me dio separarme de mi bebé cuando apenas tenía cinco o seis semanas de vida. Sabes que la niña te necesita. Te identifica como madre desde el primer día”, comentaba Rosario Soto recientemente al finalizar un Comité de Dirección presidido por José Luis Sanz y Gabriel Amat.

Hacia el presidente provincial y el andaluz, Juan Ignacio Zoido, tiene palabras de agradecimiento. “Están siendo comprensivos conmigo. Por ejemplo, tengo permiso para no ir a la provincia en el actual proceso de renovación de juntas locales”.

Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología, Soto Rico reconoce que es “difícil” en estos casos la llamada y ansiada conciliación de la vida familiar y laboral. En el Parlamento andaluz sí existe la posibilidad de ‘acogerse’ a una baja maternal y delegar el voto en un compañero de grupo. En el Senado, no. En ambas cámaras no se dispone, tampoco, de servicio de guardería.

De domingo a viernes
“La semana pasada, me fuí el domingo por la noche a Sevilla. El lunes y el martes estuve en Sevilla. El miércoles subí a Madrid y el jueves regresé al Pleno del Parlamento andaluz. Estuve sin ver a Cristina cinco días. No la ví hasta la madrugada del viernes, en casa de mis padres. Tengo la buena suerte de contar con su ayuda. (...) Yo no soy una excepción. Todas las mujeres que trabajan lo tienen muy difícil”, comenta, mientras repasa los apuntes de su próxima intervención en el Pleno del Parlamento para convalidar el decreto de medidas extraordinarias y urgentes contra la exclusión social.

Entre viajes en coche y AVE, entre biberón y biberón, la también exconcejal en la capital asegura estar dedicada en estos días plenamente a su labor de portavoz de Políticas Sociales. “Lo que necesitan los andaluces - repite en cada una de sus comparecencias - es un empleo. No un decreto lleno de trampas”.

“Cinco minutos de discurso en el Parlamento requiere de muchas horas de estudio, de reuniones con alcaldes, ...”. Acaba la conversación. Soto mira el reloj. “Toca el siguiente biberón”.

5 comentarios:

  1. Paniaguada que ademas debería decir quien es el padre, que asco de politicos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Y por que no se da de baja? Es lamentable la imagen de los políticos. Esta política al igual que los que la han nombrado se sienten unos iluminados y tocados por la gracia del Dios al que siempre rezan, piensan que gracias a ellos la sociedad funciona, si no se levantan por la mañana no sale el sol, sin ellos nada funcionaría. Tomando ejemplo de las malas empresas y de los clubes exclusivos dónde, si no estás, desapareces, o temiendo que alguien ocupe su puesto. Rosario, entre tu hija y el innecesario, caduco e inútil Senado, la elección es muy sencilla. Tu misma.

    ResponderEliminar
  3. Esto son las cosas que tiene la política, el poder y el querer ser.

    ResponderEliminar
  4. Joaquin Abad31/5/13 12:46

    P.E.L.O.T.A oficial del reino

    ResponderEliminar