Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los servicios mínimos de autobuses son insuficientes


Miguel Cazorla
Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería

⏩⏩⏩Desde el grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería hemos pedido al Ayuntamiento que refuerce el servicio público de transporte colectivo urbano, que presta mediante concesión la empresa Surbús, después de que ésta haya planteado un ERTE que afecta a 62 trabajadores (53 conductores, tres mecánicos y seis administrativos) que pasarán a cobrar cerca de un 40% menos de su sueldo. Somos conscientes de que se han de tomar medidas ante la grave situación generada por el covid-19, pero siempre garantizando, por un lado, las medidas de seguridad sanitaria para empleados y usuarios, y por otro, unos servicios mínimos que respondan a la demanda existente en Almería de este servicio público.

Unos servicios mínimos insuficientes (Loa)

Tras mantener conversaciones con representantes del comité de empresa, con directivos de Surbús, y con la concejal responsable del Ayuntamiento almeriense, somos conscientes de que el servicio excepcional se ha iniciado hoy mismo, y que tiene carencias, de modo que es manifiestamente mejorable, y debe solucionarse a la mayor brevedad posible.
Se han dado casos de ciudadanos que esperaban en su parada y que, cuando llegaba el autobús, no podían subirse debido a que no pueden transportar a más de 30 personas para cumplir con las distancias de seguridad
Esta misma mañana se han dado casos de ciudadanos que esperaban en su parada y que, cuando llegaba el autobús, no podían subirse debido a que, con las medidas actuales, estos autobuses no pueden, según el Ayuntamiento, transportar a más de 30 personas para cumplir con las distancias de seguridad pertinentes, cuando en realidad queda un habitáculo disponible de 16 metros cuadrados, donde, guardando las distancias de seguridad, no cabrían más de 15-20 personas. Así, algunos usuarios han tenido que esperar hasta una hora o más para poder subirse en el siguiente, con las consiguientes molestias que ello conlleva, de llegar tarde a los puestos de trabajo, o a sus hogares, o allá a dónde se dirigieran.

Desde el grupo municipal hemos reclamado al Ayuntamiento que estudie reforzar este servicio para que los servicios mínimos establecidos respondan adecuadamente a la demanda existente. Es verdad que el número de usuarios actual se ha reducido drásticamente debido al confinamiento por el Estado de Alarma, pero también es verdad que, sobre todo en horas punta y en determinadas zonas estratégicas, como las paradas que llevan a centros de salud, hospitales y centros de trabajo que siguen operativos, se están produciendo estas situaciones, y es por ello que pedimos al equipo de Gobierno que lo tenga en cuenta.
Disminuir en exceso la frecuencia del servicio, tal y como denuncian los propios trabajadores, implica aumentos excesivos de los tiempos de espera para el usuario
Disminuir en exceso la frecuencia del servicio, tal y como denuncian los propios trabajadores, implica aumentos excesivos de los tiempos de espera para el usuario, y además pueden provocar aglomeraciones indeseadas, de modo que instamos a buscar el equilibrio adecuado entre el servicio de transporte de personas y la salud de los trabajadores y de los propios usuarios, algo que se puede hacer de manera consensuada entre los empleados, la empresa concesionaria y el propio Ayuntamiento.

Es la hora de Europa


Juan Carlos
Pérez Navas

⏩⏩⏩ En la batalla diaria contra el coronavirus, esa que nos supera diariamente con sus cifras de contagiados y fallecidos, tan sólo se combate con la actitud que muestran aquellos y aquellas que no duermen y que se levantan ayudando, entregando su salud, sus conocimientos, proponiendo y tomando medidas. Además, ayuda saber que la inmensa mayoría de los españoles está aportando en esta crisis quedándose en casa y, otros, mediante la transmisión de soluciones y con su solidaridad, con la que dan  ejemplo de civismo y de humanidad pese a los que han optado simplemente en atacar y en tratar de desestabilizar a este país en su beneficio propio. Pero hay otra batalla que se está librando para el día después de que superemos, juntos, esta crisis.


Esa otra trinchera está en Europa y se vio tras la cumbre de jefes de estado que pretendía pactar una estrategia común por la recuperación y reconstrucción social, industrial y económica en la peor crisis europea que se recuerda tras la segunda guerra mundial. España e Italia, acompañados de otros países, enarbolaban el auténtico discurso europeo de la unidad frente a la emergencia sanitaria y económica con más Europa, con más solidaridad.

Europa se la juega. La historia nos mira en este momento crucial donde se requiere, como pidió nuestro presidente, un compromiso real de actuación, porque sólo así Europa se fortalecerá a sí misma en vez de fortalecer a quienes quieren debilitarnos y a quienes con el populismo pretenden debilitarla y romperla con la ceguera de países como Alemania u Holanda que no parecen entender cómo Pedro Sánchez les recordó la gravedad del momento. El presidente de España expuso de manera brillante que sólo cabe una respuesta solidaria con bonos de reconstrucción económica y social, con endeudamiento público y un plan Marshall de medidas que promuevan la resistencia y la recuperación al día después.

Las palabras de Pedro Sánchez, en las que aseguraba que, de esta manera, es inaceptable hacer frente a esta crisis global, suponen un pulso necesario y urgente para que Europa esté a la altura y que no defraude, porque todos los ciudadanos de la Unión, como los españoles, llevamos años defendiendo y protegiendo esta UE que ahora debe de estar al lado de todos los países, porque todos somos el epicentro del Covid-19. Es necesario dejar atrás discursos vergonzantes que van en contra del propio discurso europeo y que suponen, igualmente, un peligro mortal.

Igualmente, entristece ver a los líderes españoles de los grupos de la oposición dando la espalda al Gobierno en esta otra batalla y volviendo a demostrar su poca altura y su irresponsabilidad escondiéndose en la zancadilla y en la pelea por desprenderse de responsabilidades en las comunidades que gobiernan. Pero, frente a esto, España tiene, gracias a nuestro presidente, una postura firme en la que debe continuar, porque la propuesta de los países del norte es insuficiente y porque no es momento de hablar de rescates que no proceden y que condenarían a este viejo continente a su mayor debilidad histórica y a una Europa de dos velocidades profundizando las desigualdades y dando ventaja a los que como Vox en España defienden la inutilidad de este mercado único por el que tanto hemos luchado, al que hemos aportado y del que debemos seguir recibiendo en un mandato como eurogrupo sin ambigüedades ante la urgencia del momento del que nadie se salva y en el que España ha tomado medidas sanitarias y económicas contundentes para superar este momento todos unidos.

Este cambio en la historia está esperando a Europa, porque es su hora y porque debe estar a la altura de la gravedad que nos afecta a todos los países y a todos sus ciudadanos. Los estados miembro tienen que mostrar su solidaridad. Debemos actuar unidos y hacer lo correcto bajo un mismo corazón europeo y no desde de la individualidad de sus 27 estados, porque ese no es el espíritu que todos hemos defendido y por el que nos hemos dotado de los mejores años de progreso y consolidación de derechos y libertades.

Bisbal e India Martínez, en la versión de ‘Resistiré’ que más fuerte pega


Marta Rodríguez
Periodista

⏩⏩⏩ Es, sin lugar a dudas, la versión de 'Resistiré', himno oficial de esta crisis sanitaria, que más fuerte está pegando en España, con permiso del Dúo Dinámico. De hecho, el vídeo oficial de Warner Music acumula ya unas 60.000 visualizaciones pese a que se ha lanzado este mismo miércoles 1 de abril. Eso sin contar los datos que estará registrando de pantalla en pantalla por los hogares un país confinado.


En ese éxito mucho ha tenido que ver la participación de más de una treintena de cantantes y músicos españoles, unidos para vencer juntos al coronavirus. Entre ellos, destacan dos almerienses: nuestro cantante más internacional, David Bisbal, y la roquetera India Martínez.

Álex Ubago, Andrés Suárez, Álvaro Soler, Blas Cantó, Carlos Baute, Conchita, David Bisbal, David Otero, David Summers, Despistaos, Diana Navarro, Dvicio, Efecto Mariposa,  Efecto Pasillo, Ele, Georgina, India, Jose Mercé, Josemi Carmona, Manuel Carrasco, Melendi, Mikel Erentxun, Nil Moliner, Pastora Soler, Pedro Guerra, Pitingo, Rosana, Rozalén, Rulo, Sofía Ellar y Vanesa Martín engrosan la larga lista de participantes.

Promovido por Cadena 100, todos estos músicos y artistas se unen bajo la producción de Pablo Cebrián para conseguir este 'Resistiré', con el que todos los fondos serán a beneficio de Cáritas.

Lo sublime en tiempos del coronavirus


Sergio Cuadra Burgueño
Profesor e investigador jubilado de las universidades de Lund y Malmö, Suecia

⏩⏩⏩ Un virus vacía las calles del mundo castigando severamente a quienes se resisten, saturando así los servicios sanitarios. Familias reales, gobernantes, burócratas, comerciantes, artistas y  hasta los villanos de todas las categorías se refugian ante semejante amenaza. Paradójicamente, mafias brasileñas han decidido cerrar literalmente los barrios que controlan y ponerlos en cuarentena en contraste con  la desidia exhibida por el régimen brasileño.


La fiesta global se paró en seco por tan inesperado y arrollador huésped, que busca colonizar el mismo cuerpo humano. Y muchos de estos cuerpos invadidos por el virus e incapaces de resistir padecen tristemente en lúgubres y frías salas de sanatorios, lejos de sus seres queridos sin despedidas, inciensos ni lloronas. Por todo el mundo, los informativos van dibujando, hora a hora, día a día, la curva exponencial de los contagios y que en pocos días pasan de decenas a cientos. La pandemia llegó para quedarse sin saber hasta cuándo.

Ética y coronavirus
La realidad supera la imaginación y sobre todo los planes de planificación y prevención. Las salas de los sanitarios se rebalsan de pacientes, expertos y asistentes luchan por  garantizar el control de la situación, el acceso a materiales, instrumentos y sus respectivas re-alimentaciones resultan insuficientes, pareciéndose por momentos a una verdadera catástrofe. 

Pero  no, allí en el límite hacia el caos surgen ellos, los profesionales, asistentes, operarios, etc., y al unísono sin ensayo previo, sin guion, sin lideres autoproclamados, como un solo cuerpo, inventan respuestas, soluciones, alternativas que en tiempos de normalidad serian inimaginables e incluso parecerían absurdas. Arriesgando sus vidas insisten en no ceder ante la invasión viral, ante la incapacidad burocrática, inoperancia e imprudencia de los políticos tanto locales como nacionales, ante la escasez de recursos, ellos elevan como máxima prioridad y como única guía en esa lucha la ética profesional.

Es decir, resaltando  el verdadero sentido de lo humano en todas sus dimensiones: solidaridad, responsabilidad y compromiso hacia el otro. Actitud ética que revive emociones positivas que por su belleza superan cualquier otro campo de la estética. Cúmulo de  emociones que se expanden mucho más rápido que el mismo virus, atravesando  pueblos, metrópolis, países, océanos en cosas de minutos. De este modo lo humano recoloniza sus espacios redefiniéndolos, aunque hoy se ven reducidos transitoriamente a lo mínimo. La regla hoy es confinaciones y aislamientos pero no soledad.

La eternamente bella y seductora España toma la vanguardia en este torbellino y desde sus balcones, con aplausos y pancartas, manifiesta su agradecimiento e intenta  corresponder a los sacrificios y al altruismo del personal de salud, de la UME, personal de soporte y mantención de todo tipo en esto tiempos de coronavirus.

La noche del 29 marzo fue la noche número  dieciséis del sonido de los  aplausos en los balcones de España con redoblada  resonancia. La llama ética solidaria incendió  la pradera humana de estas tierras de colores tan diversos. Voluntarios de todo tipo ofrecen incondicionalmente sus servicios, sus productos o comparten lo que tiene para el que lo necesita. Las cadenas de los engranajes sociales, económicos, transporte y diversos servicios se exponen a cualquier riesgo ante las extremas medidas de prevención contra la pandemia. Pero aquí también se enciende la misma llama de solidaridad y ética social para crear resiliencia en torno a esos engranajes; voluntarios que improvisan con modernas tecnologías para suplir producción de instrumental y accesorios médicos, agricultores que aceleran sus cosechas, transportistas que duplican sus cargas, profesionales que ofrecen gratis sus servicios por telecomunicación, vecinos que asisten en tareas diarias a los ancianos o personas con limitaciones. Día a día mientras las cifras de víctimas crecen aumenta también  ese hermoso torbellino de emociones de actitudes éticas y solidarias. Un breve verso en este poema de lo sublime lo resume aquella iniciativa de ese restaurante junto a una carretera principal donde se servía comidas a los transportistas y que a raíz de la orden de confinamiento debió cerrar. Ejemplarmente su dueño decidió poner en las puertas de su restaurante un carro de auto servicio de cafetería totalmente gratis para que los transportistas pudieran continuar con sus rutinas y cumplir con el transporte de mercancías.

Lo ético es estético
Lo humano, verdaderamente humano, se alza desde lo más profundo de los colectivos y rompe los miedos, bloquea el pánico y hace amores con sus obras que rozan el altruismo. Un estado emocional lleno de pathos como diría el ya fallecido premio nobel de literatura J Seifert, amor en el dolor pero con esperanzas, es decir una alta conciencia sobre lo existente pero conciencia también sobre lo que debería de existir. Nunca antes y en tan poco tiempo, lo sublime había asumido un rasgo tan ampliamente colectivo como hoy, más allá de la propia España. Sí, hablamos de lo sublime porque tampoco nunca antes ha estado tan clara la relación entre lo estético y lo ético, como tampoco asistir a una sublimación colectiva tan espontanea.

Comúnmente vemos lo  estético en relación a lo visual: en las formas, las figuras, los espectros luminosos, la manipulación del espacio, en fin todas aquellas maneras de expresiones estéticas que sean factibles de transformar en mercancías y se puedan consumir, en galerías de arte, en salas de conciertos o escenarios diversos. Incluso más, prácticamente casi todo lo que está en el mercado para consumir lleva una dimensión estética donde su valor se  relaciona con la calidad de esa dimensión estética. No obstante, también existe la dimensión estética en la actitud, en el comportamiento humano, similar a la estética de las ideas ya que la primera es resultado de esta última. La diferencia es que labelleza de lo ético no se puede comercializar, no se puede transformar en mercancía y por eso permanece en la invisibilidad.  Dicho de otro modo, es algo cada vez menos visible en nuestras sociedades ya que lo que no está en el mercado no existe en la sociedad moderna. Pese a todos los intentos vulgares de comercializar la ética a través del cine, las historietas, los falsos héroes o líderes religiosos o carismáticos con pies de barros, la ética no se deja transformar en mercancía. Ya lo señalaba Aristóteles en su ética de Nicómaco, la ética es la búsqueda de la eudaimonia, algo más concreto que simples estados de felicidad y en donde la interacción humana es lo fundamental, es decir la relación sujeto a sujeto por sobre la relación sujeto – objeto. La relación de la ética como algo superior a la simple felicidad la coloca en la cúspide en la escala estética, tanta o más valiosa emocionalmente que la más bella de las obras de arte pueden provocar. La belleza de la acción ética alcanza lo sublime sin falsas ilusiones como lo hace el arte ya que por mucho que se cuelgue en una pared una fantástica pintura jamás esta será parte del propio observador. Lo ético es algo inherentemente colectivo y por ello su vivencia sublime se expresa en su manifestación como colectivo. Y es esa belleza la que desde los balcones españoles se reproduce en estos tiempos de coronavirus como sublime, garantizando la continuidad. La inmensa mayoría revive lo sublime, tanto aplaudiendo o como testigo de esas expresiones. Es imposible no sentir en los aplausos los lazos de cohesión, amor y esperanzas que marchan al unísono por esos balcones cada anochecer en tiempos de coronavirus.

Contrariamente a lo que la simple lógica nos indica, el confinamiento, el aislamiento espacial no ha desembocado en manifestaciones de rechazo, desesperación, protestas, desequilibrios sicosociales u otros. En cambio hemos sido  testigos de actitudes y expresiones que apoyan y promueven el aislamiento y, además, se  transforman en verdaderas plataformas de sostén y  soporte en la lucha contra la pandemia. Los balcones son los nuevos territorios de lo social donde el sublime colectivo se viste de colores y donde una nueva socialidad se experimenta. En esto la sociometría no solo carece de sentido sino que el también gran George Simmel tendría serias dificultades para explicarse este fenómeno sociológico. De balcón a balcón se llama la campaña actual de cadenas televisivas fortaleciendo y consolidando así los espacios del sublime colectivo. Sé que si esta noche te asomas  a las 20.00 horas a tu balcón no será porque esperas una serenata. Ya habrá tiempo para devolverle los balcones a cupido. Mientras tanto seguimos refugiándonos, en lo sublime, en tiempos de coronavirus.

Notas:
Idea de reducción al máximo del estado y ampliación al máximo de libertades para el mercado de F Quesnay de los años 1700.

Se refiere a la absurda búsqueda de buscar la pureza de la especie humana de F Galton en los 1800. Dicha idea fue la base seudocientífica del racismo.

Las portadas de los periódicos de Almería (02-04-20)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

⏩⏩⏩ La Voz de Almería abre su edición con este titular: "El campo almeriense se llena de solidaridad ante la crisis". Diario de Almería dice: "La provincia suma en un día tantos curados como contagiados por Corid-19". Ideal destaca: "La Univeridad ya trabaja ante la posibilidad de que las clases no se reanuden".




Difusión de los periódicos españoles en febrero de 2020


Emilio Ruiz
@opinionalmeria

Los periódicos españoles siguen observando una bajada en su difusión, según los datos que ha recabado la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de febrero de 2020, pendientes de certificar, a los que ha tenido acceso La Opinión de Almería.

Veamos, diario a diario y por provincias, la evolución de la difusión de los periódicos de Andalucía en el periodo de tiempo comprendido entre el mes de febrero de  2019 y el mismo mes de 2020:

Periódicos andaluces de papel

Almería. En la provincia de Almería se editan dos periódicos, La Voz de Almería y Diario de Almería. El primero de ellos está editado por el grupo de comunicación Novotécnica (que explota las licencias radiofónicas de Prisa en la provincia), mientras el segundo pertenece al Grupo Joly. El diario Ideal (Vocento) también edita una edición especial para Almería, pero no disponemos de sus datos de difusión. Por lo que respecta a La Voz de Almería, la OJD le otorga una difusión de 3.906 ejemplares (el mes de enero, 3.879), cuando un año antes su difusión era de 4.026 ejemplares. Por lo que respecta a Diario de Almería, tiene una difusión de 1.162 ejemplares (el mes de enero, 1.096), lejos de los 1.285 ejemplares de febrero del año pasado.

Cádiz. Diario de Cádiz pasa de 11.242 a 10.474. También de Joly es Diario de Jerez, que pasa de 3.409 a 3.167 ejemplares. Por último, también de Joly es Europa Sur, el periódico del Campo de Gibraltar, que pasa de 1.694 ejemplares a 1.1.524.

Córdoba. En Córdoba también se editan dos diarios: Córdoba (pertenece al mismo grupo que El Periódico) y El Día de Córdoba (de Joly). Córdoba pasa de 5.594 ejemplares diarios a 5.019. El periódico del grupo Joly, por su parte, pasa de 1.022 a 903.

Granada. El histórico Ideal, de Vocento, pasa de 14.586 ejemplares a 113.786, contabilizadas todas sus ediciones (Granada, Jaén, Almería y Costa de Granada). El diario granadino de Joly, Granada Hoy, pasa en un año de 1.878 ejemplares a 1.800.

Huelva. El único diario que se edita en Huelva es de Joly: Huelva Información. Pasa de 3.718 ejemplares a 3.180 ejemplares diarios.

Jaén. La provincia jiennense también tiene un solo diario, Jaén, que no pertenece a ningún grupo editor con implantación en otras provincias andaluzas. Ideal tiene una edición especial para Jaén. La crisis de la difusión de la prensa de papel también afecta al diario Jaén, que en un año pasa de 2.958 ejemplares a 2.778.

Málaga. El periódico de Vocento Sur, el más importante de la provincia, baja de forma considerable su difusión entre febrero de 2019 y febrero de 2020. Pasa de 12.728 ejemplares a 11.299. Otro diario malagueño, La Opinión de Málaga (Prensa Ibérica), sufre un serio correctivo. Pasa de 1.502 ejemplares a 1.282 ejemplares. Málaga Hoy (Joly) se suma a las fuertes bajadas de los periódicos del grupo. Su difusión se reduce de 3.995 ejemplares a 3.613 ejemplares diarios.

Sevilla. El diario sevillano de Joly, Diario de Sevilla, sufre un serio correctivo en su difusión, al pasar de 11.218 ejemplares a 10.398. No se contabiliza por la provincia de Sevilla el periódico Abc porque hace muchos años que el periódico de Vocento ha unido todas su ediciones a efectos de difusión.

Los periódicos españoles de mayor difusión

Éstos son, por orden alfabético, los periódicos españoles que superan los 10.000 ejemplares de difusión durante el mes de febrero de 2020 (entre paréntesis, la difusión del mes de febrero de 2019): Abc 65.074 (71.661), Ara 14.918 (15.159), As 78.837 (89.620), Cinco Días 18.090 (18.655), Diario de Cádiz 10.474 (11.242), Diario de Navarra 25.486 (27.076), Diario de Noticias 9.310 (10.362), Diario de Sevilla 10.398 (11.218), El Comercio 12.207 (13.062), El Correo 51.407 (55.255), El Diario Montañés 17.463 (18.661), El Diario Vasco 39.699 (42.076), El Mundo 70.230 (84.984) , El Norte de Castilla 13.804 (14.765), El País 92.633 (113.247), El Periódico 50.057 (56.616), El Progreso 10.636 (10.972), El Punt Avui 18.296 (20.290), Expansión 19.548 (20.963), Faro de Vigo 21.541 (22.937), Heraldo de Aragón 23.966 (25.814), Ideal 13.786 (14.586), Información 11.109 (12.525), La Nueva España 30.181 (33.086), La Provincia 10.105 (11.160), La Razón 40.453 (63.392), La Vanguardia 83.870 (94.806), La Verdad 9.777 (10.548), La Voz de Galicia 55.883 (59.745), Las Provincias 11.647 (12.912), Levante 12.873 (15.740), Marca 93.194 (102.308), Mundo Deportivo 41.060 (43.481), Sport 30.591 (36.520), Sur 11.299 (12.728) y Última Hora 16.132 (17.693).

Los periódicos españoles de menor difusión

Y éstos son, igualmente por orden alfabético, los diarios de papel españoles que no superan los 2.000 ejemplares diarios de difusión conforme a los datos de la OJD de febrero de 2020: Diario de Almería 1.162 (1.285), Diario de Ávila 1.311 (1.403), El Día de Córdoba 903 (1.022), El Pueblo de Ceuta 1.204 (1.227), Europa Sur 1.524 (1.694), Granada Hoy 1.800 (1.878), La Mañana 1.672 (1.875), La Nueva Crónica 1.754 (1.814), La Opinión de Málaga 1.282 (1.502), La Tribuna de Ciudad Real 1.169 y La Tribuna de Toledo 852.

Crisis sanitaria, económica y social


José Antonio Alfonso Granero
Concejal socialista en el Ayuntamiento de Almería

⏩⏩⏩Como concejal socialista, me preocupa la situación que estamos sufriendo, y trato de orientar y solucionar los problemas de los ciudadanos durante esta crisis sanitaria sin parangón y supervisar que reciben servicios esenciales, especialmente de atención sanitaria y social. El alcalde ha puesto a disposición de otras Administraciones los efectivos humanos de Servicios Sociales y distintos espacios públicos, y ha presentado algunas medidas, fundamentalmente fiscalespara aminorar las cargas de comerciantes y autónomos.

Almería (Pinterest)

Siendo importante lo realizado, considero que no es suficiente. No basta con poner a disposición de la Junta de Andalucía el acceso a los centros educativos para los repartos de comida que los escolares tenían garantizada con su asistencia a clase, pues también hay un numeroso colectivo que tenía cubiertas sus necesidades alimentarias básicas con la bonificación del 100% de la aportación que sus familias no podían efectuar. ¿Dónde está la atención de esos niños y niñas? ¿Qué solución se les está dando a estas familias? 

Por otra parte, el Ayuntamiento, en colaboración con la Junta de Andalucía, ha previsto un espacio digno para alojar, y así aislar y atender, a las personas “sin techo” de la ciudad¿Pero cuántas de estas personas no han podido ser acogidas y qué medidas son las que se han dispuesto para ayudarlas?
El 60 % de la donación del Almería irá a gastos que tendrían que ser sufragados por otras Administraciones, fundamentalmente la autonómica
Por último, la donación de la Unión Deportiva Almería contribuirá a solventar necesidades de nuestros conciudadanos y servirá para prestar un gran apoyo a los equipos sanitarios, de seguridad, de aprovisionamiento y otros colectivos que están luchando contra esta crisis sanitaria. Siendo encomiable la aportación, es importante saber que el 60 % irá destinado a equipamiento hospitalario y material de protección sanitario, así como a la adquisición de un vehículo de Protección Civil, y a la dotación de material para el personal de Diputación y, por último, del Ayuntamiento, es decir, a gastos que tendrían que ser sufragados por otras administraciones, fundamentalmente la autonómica.  

Ante una situación como la actual es incomprensible que el alcalde de Almería haya decidido destinar sólo los restos de dicha donación a entidades sin ánimo de lucro, que están en primera línea de atención a personas y familias en riesgo de exclusión social, con cantidades mínimas. 

Establece el alcalde también el reparto de cuantías para urgencias y necesidades a afectados por despidos y personas sin recursos, pero después de dos meses, lo que significa no abordar las necesidades que en este momento son precisas, más aún, cuando desde el Gobierno de Pedro Sánchez se está poniendo una batería de medidas legislativas para contener el deterioro del tejido económico y productivo de España, también en nuestra ciudad.
El Ayuntamiento debe orientar sus refuerzos hacia el día siguiente a la finalización de estas medidas extraordinarias que suponen el Estado de Alarma, pues las que ha planteado hasta ahora son bienvenidas pero insuficientes
El Ayuntamiento debe orientar sus refuerzos hacia el día siguiente a la finalización de estas medidas extraordinarias que suponen el Estado de Alarma, pues las que ha planteado hasta ahora son bienvenidas pero insuficientes, ya que no dan otra solución que posponer y no condonar determinadas de tasas municipales durante el tiempo en que ha dejado de prestarse la actividad. 

Por eso, considero que el equipo de Gobierno del PP debe ser más creativo a la hora de apoyar a nuestro tejido productivo para dar solución a lo que se nos viene encima tras este parón necesario para contener el enemigo y le animo a que aproveche los sistemas ágiles de atención y respuesta de las ONG para complementar esta aportación inicial tan exigua. Hablamos de una crisis sanitaria, pero también económica y social.

Las portadas de los periódicos de Almería (01-04-20)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

⏩⏩⏩ La Voz de Almería abre su edición con este titular: "20.000 almerienses están ya afectados por los ERTE". Diario de Almería dice: "Guantes y mascarillas para trabajar en los invernaderos". Ideal destaca: "El frenazo del tráfico por el parón laboral reduce un 60 % la contaminación en Almería".




In memoriam: Rafael Gómez Nieto, el último superviviente de La Nueve


Juan Folío
@opinionalmeria

⏩⏩⏩ A la edad de 98 años ha fallecido en la ciudad francesa de Estrasburgo Rafael Gómez Nieto, el último de los republicanos españoles que formaban parte de La Nueve, la división blindada de las fuerzas aliadas al mando del general Leclerc que liberaron París de la ocupación de los nazis el 24 de agosto de 1944. La causa de la muerte ha sido el coronavirus. El día 15 de abril de 2012, el diario La Voz de Almería publicó el siguiente artículo sobre el héroe roquetero:

Rafael Gómez Nieto (La Voz)

Cuenta el geógrafo y escritor Alfonso Viciana Martínez-Lage que Rafael Gómez Nieto nunca se ha sentido reconocido. “Siempre he tenido la sensación de ser extranjero”. Lo decía el pasado enero, pocas semanas después de conocer que iba a ser distinguido con la Legión de Honor francesa, el mayor y más importante reconocimiento del país galo, por decisión del propio presidente de la República.

Aunque su familia era oriunda de Roquetas de Mar, Rafael Gómez Nieto nació circunstancialmente en la calle El Cercado de Adra (Almería), el día 27 de enero de 1921, donde su padre, Rafael Gómez Cañadas, estaba destinado como carabinero. Emigró muy joven a Badalona con su familia. Al comenzar la Guerra Civil Española, Rafael sólo tenía 16 años y estaba matriculado en la academia de Carabineros. Fue llamado a filas por la quinta del Biberón. Sin embargo, no fue movilizado porque consiguió entrar en el Cuerpo de Carabineros, trabajando como enlace ciclista para Correos y el Ministerio de Hacienda.

- Era muy joven. Me quité los pantalones cortos y me puse los de Carabinero –ríe-. Ya no me quitaría el uniforme militar hasta el año 1946.

Tras la Guerra Civil abandonó España por los Pirineos. Pasó la frontera en camión junto a otros carabineros, entre ellos su padre. El resto de la familia se refugió en Orán. Rafael recuerda los rostros lánguidos y tristes de las miles de personas que abandonaban España. Él, sin embargo, confiesa que no quiso pensar. Se aferró al chasis del camión y miró hacia adelante, hacia lo que el destino le tuviese preparado.

Al llegar a Francia los gendarmes y los policías senegaleses los desarmaron. También les quitaron todo lo que portaban: relojes, anillos, efectos personales, y los condujeron a distintos campos de refugiados. Su padre fue recluido en Saint-Ciprien y él en Barcarès. Allí habría de pasar cuatro largos meses. De su estancia en el campo de refugiados recuerda el recinto con alambradas de espino, el maltrato que les dispensaron las autoridades francesas, el frío, el viento gélido cargado de arena y de humedad, el hambre que hacía sonar las tripas, las diarreas, la ausencia de higiene, los piojos, la sarna y los palos con varas, látigos o a culatazos de fusil de los guardias senegaleses.

Ayudados por un familiar y tras varias negociaciones con las autoridades francesas, padre e hijo lograron liberarse del campo de concentración. Con documentación falsa alcanzaron el Norte de África y en Orán se reunieron con el resto de la familia. Rafael encontró trabajo como aprendiz de zapatero y fue allí donde comenzó a contactar con otros jóvenes españoles, que poco después serían camaradas de armas en la compañía La Nueve, entre ellos su amigo Montoya.

- Todo cambió con el desembarco norteamericano –recuerda-. Orán era una amalgama de soldados de distintas naciones, procedencias y condición. La gente joven comenzó a alistarse: en la Legión Extranjera, en los Cuerpos Francos de África, en las divisiones norteamericanas, con los ingleses en el Octavo Ejército de Montgomery…

Palomares, otro Gobierno que lo abandona


José Herrera Plaza
Investigador

⏩⏩⏩ El Gobierno de España acaba de responder a la CE que no está obligado a preparar un informe sobre los progresos en la descontaminación pendiente de Palomares y término municipal de Vera. Lo ha hecho en un documento anónimo, sin timbrar, sin remite, sin firma e incluso sin fecha; al estilo de casi todo lo relacionado con Palomares. Algo inaudito. 

Fraga, en Palomares

La actitud de nuestros políticos de Madrid con los problemas de la periferia no sorprende. En este tema no importan los partidos, ni las ideologías, ni dictadura o democracia. Son 54 años de suma y sigue; de engaños, de dejarlos convivir con unos cuantos kilogramos de plutonio, de experimentación con seres humanos, de ser tratados como seres de segunda clase, de respirar altos niveles de polvo radiactivo en 1966-71 y 1984-86 y luego pontificar el Consejo de Seguridad Nuclear y el CIEMAT que no ha habido consecuencias para la salud. Sin estudio epidemiológico, sin evidencia científica alguna. Si algunos osados investigadores lo han intentado, todo han sido trabas y negativas.
Hace 10 años la CE ya instó a España a desarrollar el Plan de Rehabilitación (PRP). Ni el CSN, ni los ejecutivos de Zapatero, de Mariano Rajoy o el actual han hecho algo en esa dirección
Hace 10 años la CE ya instó a España a desarrollar el Plan de Rehabilitación (PRP). Ni el CSN, ni los ejecutivos de Zapatero, de Mariano Rajoy o el actual han hecho algo en esa dirección, más allá de reclamar tímidamente a los EE.UU. Solo se han movido arbitrariamente, pero para declararlo secreto, como en tiempos de Franco, o para ahondar en el estigma social, trayendo en secreto desde Madrid 3.050 kg. de residuos radiactivos. 

La CE tiene poderes para instar a los gobiernos a que sus ciudadanos gocen del derecho básico a vivir en un entorno libre de radiactividad. El art. 35 de EURATOM deja bien claro la obligación de cada Estado de la observancia de las normas básicas. ¿Eso qué significa? Pues que no puede haber lugares donde la radiactividad supere la dosis al público de 1 miliSiervert/año y si existe, se ha de remediar de inmediato. En las parcelas valladas (zonas 2, 2-bis, 3 y 6) se supera ese límite desde 1966. En algunas la contaminación es superior al 600% de tal límite. 

La funcionaria que ha redactado la respuesta con ese tono chulesco sesga u olvida que la CE tiene todas las competencias si el Gobierno incumple la ley. Se obvia el art. 38, que permite a la Comisión dirigir recomendaciones específicas a los Estados miembros en relación con los índices de radiactividad. En caso de incumplimiento, puede emitir directivas y, si no hubiese otra salida, recurrir al Tribunal de Justicia.

Como nuestros gobiernos parecen incumplir sistemáticamente la legislación con respecto a Palomares y demás lugares radiactivos (Huelva, Cartagena, Tarragona) parece que no queda otra alternativa que la vía judicial en la jurisdicción nacional o internacional, mientras los afectados de Vera y Palomares sigan con su silencio cómplice e insolidario con sus descendientes.

Las portadas de los periódicos de Almería (31-03-20)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

⏩⏩⏩ La Voz de Almería abre su edición con este titular: "Dos residencias de mayores suman diez casos positivos". Diario de Almería dice: "Seis moradores de la residencia de Íllar dan positivo en Corid-19". Ideal destaca: "Alcaldes de la provincia exigen saber sus datos de contagio para poner más medios".




Ecos y cantos de sirenas


Moisés S. Palmero Aranda
Educador ambiental y escritor

⏩⏩⏩ Comenzamos la tercera semana de enclaustramiento con la esperanza de que el once de abril termine esta experiencia, pero con la intuición de que no será así. Entiendo que nuestros representantes navegan sobre aguas desconocidas con el  miedo a sucumbir a los cantos de sirenas y se guían, con el objetivo de llevarnos a buen puerto, por la prudencia para no desmoralizar a la tripulación. Saben que una rebelión a bordo complicaría la travesía, pero personalmente prefiero que me den un plazo más largo al que acostumbrarme, con la ilusión de acortarlo por el buen hacer, a las falsas promesas, que lo único que consiguen es alimentar la desconfianza sobre nuestros capitanes. Prefiero estar preparado ante la tormenta, a que me sorprenda con solo un paraguas en la mano, pero, como cantaba Serrat, cada loco con su tema, cada uno es como es, cada quien es cada cual.


Por eso cada uno de nosotros, dependiendo de las circunstancias personales, hemos encontrado una manera diferente para sobrellevar este capítulo de nuestra particular Odisea. La mía, para no sucumbir a la desesperación, al miedo y al pesimismo es la de imaginar qué recuerdos quedarán de esta épica travesía. Sé que es pronto, que cada día se suceden nuevos imprevistos, pero ante el miedo de que lo aprendido durante el camino quede supeditado al éxito conseguido, empiezo a tomar notas, para no olvidarme de lo vivido en estas dos semanas, de los aplausos, de las palabras y los sentimientos que nos sostienen ante la adversidad y que, conociendo a la especie humana, pronto quedarán como ecos lejanos.

Ecos que deberíamos empezar a guardar en cajitas con la idea de abrirlas de vez en cuando, que nos sirvan como revulsivo para construir una nueva sociedad, para que los cantos de sirenas no nos vuelvan a confundir y nos lleven por los mismos caminos equivocados. Quizás así Pandora sienta algo de consuelo al enmendar las consecuencias de su curiosidad.
El primero de los ecos que yo guardaría sería el de la humildad, para no volver a creernos por encima del bien y del mal
El primero de los ecos que yo guardaría sería el de la humildad, para no volver a creernos por encima del bien y del mal, para recordarnos la fragilidad de nuestra biología y la inutilidad del capital cuando la naturaleza decide abrirse paso e igualar a ricos y a pobres, a reyes y vasallos, a sabios e ineptos, a los del norte y a los del sur, a los del este y el oeste.

Al sabernos en manos del azar hemos desarrollado la empatía entre vecinos, entre países, incluso entre enemigos irreconciliables. El eco de la solidaridad no debemos dejar que se pierda cuando la crisis económica sustituya a la sanitaria. Sera bueno recordar que estar en uno u otro lado de la línea es cuestión de una ráfaga de viento, del aleteo de una mariposa, del peso de una pluma.
La estructura del Estado, con sus deficiencias, limitaciones y obligaciones ha sobresalido sobre el libre mercado
Espero que cuando se levante el estado de alarma, y nos inviten a correr, resuene el eco de la responsabilidad individual para construir y sostener la comunidad que en estos momentos duros nos ha protegido, nos ha cuidado y ha evitado que el sálvese quien pueda haya corrido como la pólvora. La estructura del Estado, con sus deficiencias, limitaciones y obligaciones ha sobresalido sobre el libre mercado, que despojado de su brillo, del sonido metálico, de su etiqueta de éxito se ha devaluado a medida que las cifras en hospitales se multiplicaban a diario.

Cuando volvamos a echarnos de más, deberíamos liberar el eco de la soledad que hemos sentido al echarnos de menos, rememorando los abrazos, los besos, las caricias y el olor de los seres queridos.

El día que volvamos a sentirnos acorralados, sin alternativas, sin imaginación, sin recursos para seguir adelante podremos rescatar el eco de la paciencia, de la cordura, que hemos desarrollado en esta clausura obligada. En esos momentos podremos recurrir al eco de la confianza, la que hemos adquirido en nosotros mismos, en nuestros vecinos, en la estructura de nuestro país. Que la desazón hacia nuestros políticos, del color que sea, por los errores cometidos no enturbie los triunfos conseguidos, que han sido muchos.

Pero por encima de todos los ecos, que viene a ser el que los aglutina a todos, debemos conservar, proteger y multiplicar, el eco de los balcones. No podemos olvidar la alegría, los aplausos, los vítores a los héroes que sustentan nuestra sociedad, la primera línea de batalla que lucha contra la enfermedad, contra la incultura, contra la desinformación, contra los irresponsables, contra el hambre, contra el progreso, contra la investigación, contra la familia.

Sé que cuando todo pase seguirán reverberando los ecos de lo vivido, la pregunta es si nos dejaran escucharlos los cantos de sirenas.