Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Demetrio Carmona: "Esto es de Jaimito"


Antonia Sánchez Villanueva
Subdirectora de La Voz de Almería

“Esto es de Jaimito. Un disparate. No da ni para juicio de faltas. ¿Esta era la gran Operación Tres Reyes? A ver ahora cómo van a explicar tanto gastado. No hay nada y así se lo he explicado a la juez, se lo he contado todo, para que ella lo sepa”.

Demetrio Carmona,
al salir de los Juzgados
Trajeado, sentado en las sillas de espera del juzgado de guardia de Almería, Demetrio Carmona, durante 25 años jefe de los abogados del Estado en Almería, repetía ayer como un mantra los argumentos de su defensa: que su detención el pasado 18 de abril junto a otras tres personas en Almería [dos más en Madrid y una en Málaga] fue desproporcionada, que, en realidad, él ha sido víctima de un intento de estafa y que todo el procedimiento -por lo que a él y a personas de su entorno respecta- va a quedar “en nada”.

Carmona del Barco fue citado ayer a declarar por la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1. Junto a él lo hicieron otros dos de los detenidos ese día, el también abogado Rogelio Vargas, y el empresario Angel Morales. A los tres los defendía el mismo abogado y los tres respondieron a las preguntas de la juez y del letrado. No compareció la fiscal asignada a este caso.
  
Las imputaciones son por presuntos delitos de extorsión y asociación ilícita, en relación con una trama en la que determinadas personas -que están en prisión tras las detenciones de hace unas semanas- se habrían hecho pasar por agentes del CNI para presionar a un empresario ejidense en relación con unos activos iraquíes. Pero el abogado, Miguel Angel Campos, está convencido de que las imputaciones sobre Carmona, Vargas y Morales se van a levantar.

“Todo se basa en que unos señores dicen que actúan en nombre de los señores Carmona y Vargas para presionar a unos clientes con los que estos tienen relaciones comerciales”, explicó. Y apuntilló: “se basa en testimonios de terceros”. “Desde luego, si todo lo que hay es lo que ha preguntado hoy la juez, no hay nada”, abundó el letrado, quien elogió el afán “absoluto” de la magistrada por “entrar en la verdad”.
 
Junto a las acusaciones de terceros, hay grabaciones. Todos los imputados tuvieron los teléfonos intervenidos desde finales de enero pero de esas escuchas, según su abogado, “no se infiere absolutamente nada”. El secreto del sumario, al parecer, se levantó ayer mismo y esa misma circunstancia le hace ratificarse al abogado en la “inconsistencia” de las acusaciones.


Una maleta de papeles como prueba

Demetrio Carmona, Rogelio Vargas, Angel Morales y el abogado de los tres no llegaron ayer al juzgado con las manos vacías. Llevaban, dijo el letrado, “casi una maleta” de documentación que pretendían aportar a la magistrada para probar que todas las imputaciones se basaban en
falsedades y que, detrás, hay otros intereses. Esos documentos, que la magistrada no aceptó
en el momento e instó a presentar posteriormente, consisten en correos electrónicos, escrituras y otros documentos mercantiles que tocan las relaciones que tuvo Carmona del Barco con su exsocio, el empresario Estanislao Berruezo.

¿Cómo se puede pasar de estafado a extorsionador?

Es la pregunta que ayer hacían y se hacían en voz alta tanto Demetrio Carmona como su abogado. Según su versión, los tres imputados que ayer comparecieron a declarar ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1, no solo no tienen nada que ver con los delitos que se investigan (extorsión y asociación ilícita) sino que, bien al contrario, iban a ser víctimas de estafa.

“Han sido víctimas de una estafa en la que les han sacado el dinero y han tenido que sufragar
gastos”, señaló el letrado Miguel Angel Campos. Y es que, de acuerdo con sus explicaciones y las del propio Demetrio Carmona, este conocía y mantenía relaciones con los imputados que permanecen en prisión, los que se habrían hecho pasar por agentes del CNI interesados en unos activos iraquíes de un empresario ejidense, pero que su papel se habría limitado a ponerlos en contacto.

Carmona se queja, por otra parte, de lo desproporcionado de su detención y de los otros dos imputados que le acompañaban, y del trato que recibió en la Comandancia de la Guardia Civil durante las horas que estuvo allí, desde las nueve de la mañana hasta pasadas las cuatro de la tarde. El exabogado jefe del Estado sí declaró ante los agentes de la Policía Judicial, no así Rogelio Vargas y Angel Morales, quienes fueron puestos también en libertad a las pocas horas sin haber hecho ninguna declaración.

4 comentarios:

  1. y los cuatro que tiene que declarar no declaran (el subdelego del gobierno, el presidente de la diputacion, el alcalde de Almeria y este el Berruezo, el del furgon de los 8.000.000,00 €,) estos son los que tienen que hablar e interrogar la Guardia Civil, para saber lo que ha pasado aqui.

    ResponderEliminar
  2. Sobre Estanislao Berruezo: "...el furgón blindado de una entidad bancaria de Molina de Segura trasladó a la notaría un total de 8.660.000 euros en billetes de 500 euros..."

    Ahi dejo enlace por si alguien le interesa:

    http://www.laverdad.es/murcia/v/20100612/region/imponen-fianza-record-promotores-20100612.html

    ResponderEliminar
  3. Este es el Berruezo de la zona de Baza, Macael, etc, tiene tambien residencia en Sevilla y más cosas, como sea este el que nos tienen preparado Amat, y el Alcalde y el subdelegado del Gobierno y la delegada del Gobierno para sacarnos a Almeria de la crisis vamos apañados, esto lo dejan estos, no como lo dejo Zapatero como un solar, sino como el desierto de Tabernas, nos deja toda Almeria, preparaos. Un empresario con estilo, pero un estilo muy particular, agarraos a los sillones que vienen curvas.

    ResponderEliminar
  4. Este tuvo un Bingo en Guadix, entonces como dice el anterior comentario que se preparen. Menos mal que este ahora por Almeria.

    ResponderEliminar