Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Autovía del Almanzora: Compromiso indeterminado

Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

Compromiso indeterminado. Lo que viene siendo anunciar que las obras de una infraestructura se reiniciarán a lo largo de este año, pero sin precisar las fechas. Dice el proverbio “no hables mal del puente hasta haber cruzado el río” y la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, no se ha querido mojar demasiado al ser consultada por la Autovía del Almanzora. El parlamentario andaluz y líder de los socialistas almerienses, José Luis Sánchez Teruel, consciente de la creciente preocupación de los vecinos y agentes sociales y económicos de la comarca, llevó una interpelación al pleno que se celebró ayer en el Parlamento de Andalucía sobre la reanudación y finalización de las obras de la variante de Albox, un tramo que está ejecutado al 87% con más de 40 millones de euros invertidos. Los trabajos se paralizaron por los impagos hace dos años y era necesario un compromiso de la administración autonómica que ayer se ofreció de una forma más bien prudente, pero realista.

A la pregunta oral de Sánchez Teruel en una sesión plenaria en la que se conmemoraban los 31 años de las primeras elecciones autonómicas de Andalucía, la consejera respondió que las obras se retomarán a lo largo de este año, tal y como se recoge en los Presupuestos de la Junta de Andalucía de 2013. Es más, las recientes medidas para generar empleo aprobadas por el Consejo de Gobierno en febrero sitúan a la infraestructura como una acción prioritaria. Pero en política siempre han existido prioridades y prioridades. Era tal lo que se juega la administración andaluza en el Almanzora que ayer se presentaron en el antiguo Hospital de las Cinco Llagas la delegada de Gobernación de la Junta, Sonia Ferrer, y el alcalde de Albox, Rogelio Mena, para consensuar esta reivindicación de la sociedad almeriense con Elena Cortes minutos antes del pleno. Era una manera de decirle ahora o nunca. Sánchez Teruel también ha analizado con la consejera en las últimas semanas la necesidad de que se retomen los trabajos, a pesar limitada disponibilidad económica. ”La política de la Junta es el mantenimiento y conservación vial, así como ir terminando las carreteras que estén en estado avanzado de ejecución”. Lo dejó claro Elena Cortes, la consejera de Izquierda Unida que a finales de año desmontó las fórmulas de colaboración público-privada alcanzadas previamente para los tramos pendientes.

Tampoco habrá fondos, al menos de momento, para la variante de Roquetas ni para el vial intermedio del Poniente. Eso sí, andando se hace el camino y el diputado autonómico Sánchez Teruel ha entendido que la postura de la consejera de Fomento es la más realista y certera. Una vez terminados los trabajos de la variante de Albox, habrá 22 kilómetros de los 41 que tiene la autovía y los empresarios del Almanzora, tal y como han reclamado desde hace más de 25 años, tendrán su conexión directa con el Levante.

Pero donde los socialistas ven voluntad política, los populares solo encuentran “migajas” para el Almanzora. De hecho, critican duramente la actitud de los parlamentarios del PSOE al entender que “han bajado la cabeza ante la consejera”. El diputado andaluz Miguel Ángel Castellón fue especialmente crítico ayer con la consejera de IU y los socialistas almerienses al lamentar que vendan como un logro terminar un tramo al 87% de su ejecución. Cierto es, pero al menos estará terminada siendo optimistas. Una infraestructura paralizada genera, además, un deterioro de lo conseguido y el coste, en tiempos de contención, sería más elevado si las máquinas siguen sin trabajar.

Los dos tramos pendientes tendrán que desbloquearse en la renegociación del acuerdo público-privado. Son de largo recorrido. El objetivo, según el parlamentario socialista, es que salgan adelante paso a paso cada anualidad en función de la disponibilidad económica de la Junta. De hecho, los socialistas de Almería ya presentaron a finales del pasado año una Proposición No de Ley sobre la Autovía del Mármol a la que la consejera de Fomento respondió de una forma tan sencilla como preocupante para una comarca con más de 70.000 vecinos: “Se hará cuando el presupuesto lo permita”. 

La primera piedra se puso en octubre de 2005 con la presencia del entonces presidente Manuel Chaves. En febrero de 2009 llegó la inauguración del tramo entre Fines y Albox y en agosto de 2011 el que conecta con El Cucador. Después todo se paralizó con la llegada de la crisis dejando en jaque a la comarca y a un sector económico tan afectado como el de la piedra natural. Ayer precisamente los empresarios, arropados por los alcaldes populares y socialistas y por un millar de vecinos, lideraron una manifestación a la altura de la rotonda de Arboleas, donde se quedaron las obras a medio hacer, con un lema contundente: “25 años son más que suficientes para cumplir una promesa”. En las redes sociales lanzaron sus proclamas, principalmente abanderadas por el PP de Almería, conscientes de la urgente necesidad de seguir adelante con la Autovía del Mármol que vertebre a la comarca. El compromiso indeterminado de la consejera de Fomento, de la que brotó el polémico decreto de la función social de la vivienda que permitirá expropiar temporalmente las que estén vacías, contenta a unos, pero no a todos.

Las obras de la redia del Almanzora resucitarán después de dos años en coma, pero los tramos pendientes de licitar seguirán durmiendo el sueño de los justos por la falta de liquidez, como también ha ocurrido con la variante de Roquetas y otros proyectos que son competencia del Gobierno como los accesos al Puerto, el soterramiento y los tramos del AVE sin adjudicar. La delicada coyuntura de las administraciones públicas ha frenado el potencial desarrollo económico y social de una de las provincias con mayor tasa de paro de Europa. No había dinero antes y tampoco después. Algo hemos debido hacer mal los almerienses. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario