Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Rifá pide al ayuntamiento de Almería 31 millones de euros

María Antonia Revilla
Diario de Almería


Mientras que la Hacienda Pública de Barcelona le ha embargado sus bienes, los inspectores de la Agencia Tributaria tratan de desmarañar su complejo entramado empresarial y hay bancos que dan por perdidos el cobro de hasta 180 millones de euros de créditos, Miguel Rifá riza el rizo, porque también espera cobrar. El empresario hotelero mantiene un recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Almería al que le reclama el pago de más de 31,2 millones por el convenio de la Compañía de María. Eso sí, el catalán afincado en Almería no está abonando al Consistorio el canon anual por la explotación de varios negocios emprendidos en la urbanización turística de El Toyo. 

Miguel Rifá
La denuncia contra el Ayuntamiento fue presentada por Rifá ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Almería en mayo del pasado año, si bien no ha sido hasta ahora cuando se ha conocido. 

En el documento al que ha tenido acceso Diario de Almería consta la petición que en mayo de 2012 cursa el Juzgado a la Gerencia de Urbanismo solicitando el expediente administrativo correspondiente a la desestimación del recurso por vía administrativa previamente interpuesto por Diakonia Hotelera, sociedad limitada de la que es apoderado Rifá, y que se declara heredera de los derechos del convenio de la Compañía de María. 

Fuentes municipales apuntan a que en el Juzgado se presentan Predios del Sureste, la empresa fuerte de Rifá hasta su vaciamiento, y Diakonia Hotelera en un solo pleito, que tiene por finalidad el cobro de 31.269.871,97 euros exactos por no haber podido desarrollar el empresario el hotel de lujo en el convento de la Compañía de María y patio anexo. El empresario requiere para mover un solo ladrillo el cambio de calificación de suelo, al que el Ayuntamiento se había comprometido mediante el citado convenio y que todavía no ha hecho efectivo al no estar aprobado el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Con la firma de este acuerdo, en el año de 2005, Rifá asumió como contraprestación la construcción de la Jefatura de la Policía Local y la gestión de los locales de la plaza del Mar de El Toyo para los cuales el Ayuntamiento no encontraba interesados. 

Las mismas fuentes consultadas indican que los recursos por la vía administrativa y judicial se interpusieron prácticamente al mismo tiempo. A través de Predios del Sureste, o bien detrás de Diakonia como apoderado, Rifá, que requiere la resolución del convenio, reclama el pago de 11.796.026 euros por la inversión en la compra de la finca de la Compañía de María y los intereses generados; 11.575.436 euros por la ejecución de la Jefatura , incluidos los intereses devengados; 90.639 euros de intereses de demora correspondientes al exceso del presupuesto del cuartel; otros 795.593 por intereses demora de las mejoras introducidas en este edificio; y el pago de 7.012.177 euros, más intereses legales, equivalentes al lucro cesante en el que podría haber incurrido la explotación del hotel durante el periodo de 2008-2012. 

Lo curioso, por otro lado, es que el empresario hotelero no está al día tampoco con sus cuentas con el Ayuntamiento de la capital, que se suma a la lista de espera de impagados. A raíz de la denuncia formulada por el Grupo Socialista, el concejal de Urbanismo aclaraba esta semana en la televisión municipal que el débito de 78.000 euros por el canon del campo de golf de El Toyo se debe a Predios del Sureste que acordó, en 2006 con Alborán Golf, quedarse con la casa club y el hotel restaurante que, a día de hoy, no han sido construidos. "Los otros sí pagan", completó Pablo Venzal. 

Los débitos por esta explotación se acumulan desde 2009, pero no es el único concepto que mantiene vacíos los bolsillos del Ayuntamiento. Rifá -aseguran las fuentes- no está pagando ni un euro por el canon de explotación de la veintena de locales de la plaza del Mar. Le fueron adjudicados a Predios del Sureste durante 20 años por un canon total de 6.583.500 euros más IVA (unos 350.000 euros al año), si bien las fuentes no pudieron precisar si Rifá ha pagado alguna vez o desde cuándo cerró el grifo.


El Ayuntamiento dice que ha cumplido


Poco recorrido tiene en opinión del Ayuntamiento de Almería la reclamación que Miguel Rifá mantiene en los Juzgados exigiendo el pago de 31,2 millones de euros por el supuesto incumplimiento del convenio de la Compañía de María, que el Consistorio niega. En el informe municipal, que obra en manos del juez, el Ayuntamiento asegura haber dado curso al acuerdo firmado por el alcalde y el empresario el 9 de junio de 2005. 

Son las únicas cinco palabras que aparecen en el documento al que ha tenido acceso Diario de Almería escritas en mayúscula en su totalidad. Dice textualmente "a día de la fecha, el Ayuntamiento de Almería NO HA INCUMPLIDO EL CONVENIO". Esta afirmación forma parte de los razonamientos jurídicos que consta en el expediente que responde a las reclamaciones, por la vía administrativa y judicial, a la petición de resolución de convenio y reclamación de indemnizaciones presentadas por Predios del Sureste y Diakonia Hotelera. 

En sus argumentos, el Ayuntamiento expone el contenido del propio convenio, en el que no figura el compromiso municipal de recalificar el suelo que el empresario compró a la Compañía de María para la construcción de un hotel de lujo, sino de "tramitar" esta obligación contractual dentro del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). 

Recoge el informe en este sentido la estipulación tercera del convenio sobre las obligaciones asumidas: "El Ayuntamiento se compromete a realizar aquello que está en su mano realizar, a saber -continúan los juristas municipales-, estudiar la modificación, documentarla, proceder a su aprobación inicial, abrir un periodo de información pública, oír sugerencias, dar la aprobación provisional; y elevar el proyecto al órgano competente para fase de aprobación definitiva". Paso este último que le permitiría a Rifá construir el hotel y que depende de la Junta de Andalucía. 

Los juristas alegan, además, que Rifá asumió el convenio con sus incertidumbres puesto que, "como no puede desconocer el recurrente, en ningún momento ha existido la certeza de que, aunque el Ayuntamiento cumpla con su obligación de tramitar la inclusión de sus obligaciones en el nuevo PGOU, que se está tramitando, éstas sean definitivamente aprobadas, ya que ello depende de otra Administración". 

A pesar de los recursos -y motivado también por los mismos- Urbanismo ha mantenido en la última revisión del nuevo Plan General el convenio de la Compañía de María que, por otro lado, no ataba los compromisos municipales al cumplimiento de fechas. 

El Ayuntamiento, además, considera pretenciosas las indemnizaciones que Rifá reclama por no haber explotado el hotel de la Compañía de María que, según el empresario, podía haberlo tenido en funcionamiento desde 2008, año en el que empieza a sumar compensaciones económicas. Una fecha irreal para los técnicos municipales puesto que computan apenas 18 meses desde la presentación de la propuesta de ordenación que debía incorporarse a la modificación del PGOU, tiempo este insuficiente, argumenta el Ayuntamiento, para haber efectuado la revisión del planeamiento, tramitado las licencias y construido el hotel. "Desde luego -apunta el informe- no puede achacarse falta de optimismo en tales previsiones, tampoco en los resultados de la explotación con unos porcentajes de ocupación del 50,60, 65,75 y 80 por ciento, incluido por supuesto el ejercicio 2012 aún en curso, y ello en el periodo álgido de la crisis que estamos pareciendo". Agregan, además, que las cuentas reclamadas por el empresario "no van firmadas ni avaladas por un ningún profesional cualificado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario