Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El virus en Almería pueblo a pueblo (31-05-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 31/05/2021 (hoy se recogen los datos de Sábado, Domingo y Lunes) la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 119 contagios nuevos en: Abrucena (3), Almería Capital (48), Benahadux (1), Gérgal (1), Huércal de Almería (1), Níjar (2), Pechina (5), Rioja (1), Albox (2), Cuevas del Almanzora (2), Huércal - Overa (4), Mojácar (1), Olula del Río (1), Pulpí ( 8 ), Serón (1), Vera (1), El Ejido (9), La Mojonera (1), Roquetas de Mar (6), Vícar (19) y Municipio sin especificar (1).



191 recuperados en: Abla (1), Almería Capital (98), Benahadux (3), Carboneras (1), Huércal de Almería (4), Níjar (18), Pechina (2), Viator (1), Vera (1), Adra (4), Berja (2), Dalías (3), El Ejido (22), La Mojonera (1), Roquetas de Mar (22) y Vícar ( 8 ).

2 fallecidos en: Almería Capital (1) y El Ejido (1). En la provincia quedan 938 casos activos: 127 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 527 en el distrito de Almería (Torrecárdenas) y 283 en el poniente (El Ejido - Poniente) y 1 sin especificar. 2 nuevos ingresos hospitalarios (2 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 3.136.345

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 44,41%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 1.623.607

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 22,99%.

Día Mundial del Medio Ambiente

Moisés S. Palmero Aranda
Educador ambiental y escritor

Si reducimos los 4.500 millones de años de la vida de la Tierra en un solo año, los seres humanos llevaríamos sobre ella solo los últimos cuatro segundos del 31 de diciembre. Eso nos demuestra que el planeta no nos necesita para sobrevivir, sin embargo nosotros a él sí.

En esos cuatro segundos, 250.000 años, nos hemos multiplicado exponencialmente, pasando del millón de habitantes que había en el 10.000 a.C., a los 7.800 millones que hay en la actualidad. El gran crecimiento poblacional coincidió con la revolución industrial y desde 1.800 hemos multiplicado casi por ocho los mil millones de personas que había en ese momento        (0,0048 segundos). Se calcula que en el año 2.100 seremos 10.900 millones y que la Tierra no puede soportar más de 12.000 millones de seres humanos.

Para muchos son cifras, predicciones catastrofistas sin base ninguna porque, según ellos, la Tierra puede generar alimento y recursos suficientes para todos, solo hay que aprender a distribuirlos de manera justa y equitativa. No sé que da más miedo si el saber que no podremos alimentar a tanta gente o pedirles a los ricos que repartan sus ganancias, algo que ya nos advirtieron , con aquella imagen del camello y el ojo de la aguja, que no sería nada fácil. Si Jesús levantase la cabeza no tendría que reescribir nada de la Biblia, la de templos, y obispos con los bolsillos llenos, que se iba a quitar de en medio.

Esa sobrepoblación, y nuestras necesidades de recursos para sobrevivir, ha conseguido que provoquemos la sexta gran extinción de especies (la próxima dicen los expertos que será la de los mamíferos), que hayamos creado una nueva era geológica, el Antropoceno, y que estemos inmersos en una emergencia climática sin precedentes en la historia de la humanidad. Cuatro segundos hemos tardado en alterar el equilibrio terrestre, cuatro segundos de consecuencias impredecibles, cuatro segundos nos han bastado para destrozar el paraíso del que nos echaron en su momento. Quizás ahí el Creador se equivocó al no reconocer su error y haber empezado de nuevo con otro pegote de arcilla.

No es nuevo lo que está pasando sobre el planeta, pero si es la primera vez que todos esos cambios están provocados por una sola especie, o como decía Richard Dawkins, por el gen egoísta que es el que evoluciona para reproducirse. Para él el individuo, la sociedad, la humanidad están en manos de esa unidad mínima que en su afán de sobrevivir, se adapta, evoluciona, sin importarle nada a su alrededor.

Entender por qué destruimos el planeta se me hace cada vez más difícil. Intentar comprender por qué a pesar de todo lo que conocemos, de las múltiples evidencias, aún seguimos pensándonos inmortales, intocables, todopoderosos, los elegidos, me produce desesperación. Quizás lo complicamos todo con la teología, con la ciencia, con la biología, con la economía, con la psicología, con la sociología, con tantas creencias, dogmas y estudios científicos que desarrollamos para entendernos, para entender lo que pasa a nuestro alrededor. Quizás estemos destinados, programados, para hacer lo que hacemos, y que nuestro castigo, como el de Sísifo, sea el de soportar una pesada carga que vuelve a martirizarnos continuamente. Quizás nos equivocamos y cometimos el error de no haber apelado solo a la belleza de la naturaleza para hablar de su conservación.

Hace unos días intentábamos explicarles a un grupo de ancianos la importancia de los cuatro bosques para nuestro pueblo, y les incidíamos que luchan contra la erosión, regulan las temperaturas, protegen la biodiversidad, nos ofrecen el agua que necesitamos. Les hablábamos de los errores cometidos, de nuestra responsabilidad para las generaciones futuras, de la delicada situación en la que nos encontramos, de la urgencia de las medidas a tomar. Una charla que terminamos con la frase “y por todas estas razones tenemos que conservar los bosques”, y a la que una de las asistentes añadió, con un hilo de voz casi imperceptible, como si fuese una reflexión personal que se le escapó sin querer, “y por la belleza”.

Así que para celebrar este año el Día Mundial del Medio Ambiente, en honor a esta mujer que con sus palabras, sus imágenes, sus recuerdos, me hizo reflexionar, y de paso aprovecho para rendirle un humilde homenaje a Aute en el primer aniversario de su muerte, hago míos sus versos y  reivindico el espejismo, de intentar ser uno mismo, ese viaje hacia la nada, que consiste en la certeza, de encontrar en tu mirada, la belleza, la belleza, la belleza”. Disfrútala.

Las portadas de los periódicos de Almería (31-05-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

En la última jornada de Liga antes del play off de ascenso el Almería consiguió una victoria ante el Sporting de Gijón. Los periódicos de Almería se hacen eco del resultado, 2 a 0, en sus portadas de esta forma: "Victoria antes de encarar los play offs" (La Voz de Almería). "Al play offs como cuartos" (Diario de Almería). "El Almería se gusta justo a tiempo" (Ideal).





¡Vamos, Almería!

Ramón Fernández-Pacheco
Alcalde de Almería

Esta noche termina el tramo oficial de competición en Segunda, con el Almería clasificado para disputar el play-off de ascenso a Primera División. Tras una larga temporada de lucha y, también hay que reconocerlo, de mucho sufrimiento, hemos llegado situados en posición de poder pelear por conseguir el sueño de toda una ciudad y volver a jugar Primera. Estamos ante una aspiración que no sólo responde al proyecto deportivo del club presidido por mi querido amigo Turki Al-Sheikh, sino que es una gran oportunidad para seguir haciendo ciudad gracias al deporte y hacer del entusiasmo y la pasión por los colores rojiblancos un elemento más de proyección, empleo y futuro. Cuando esta noche termine el partido contra el Sporting de Gijón, sabremos cuándo y contra quién vamos a disputar los partidos más importantes de toda esta larga y dura temporada.

Y por eso, lo que toca ahora es animar, confiar y creer. Empujar desde donde se pueda con todas las fuerzas que tengamos, porque cuando ruede el balón y vayamos en busca del ascenso, todos seremos uno. Afición y club, estaremos unidos en torno a un objetivo tan importante como devolver al Almería al primer plano de la Liga española, que es sin duda una de las más importantes de todo el mundo. Tener a nuestra ciudad en ese sensacional escaparate aportará, y ya lo sabemos por experiencia, una proyección mundial para Almería como ciudad abierta al turismo y al emprendimiento.

Por eso insisto en que es hora de apoyar nuestros colores sin caer en la tentación de volver a analizar qué errores o desaciertos hayan podido cometerse. Seguro que, pase lo que pase, habrá tiempo y oportunidad de someter esta temporada a un necesario juicio crítico del que se podrán extraer conclusiones positivas para el futuro y evitar repetir errores.

Pero eso será luego. Ahora toca apoyar al Almería y ayudar al equipo para que sienta que tras cada pase, tras cada parada, tras cada remate, hay una ciudad vibrando para conseguir un éxito que a todos nos gustará compartir: será un éxito de toda Almería que beneficiará extraordinariamente a nuestra capital, que al tener un equipo en Primera volvería a recibir la atención mediática de millones de seguidores y fans repartidos por todo el planeta, además de contar con el factor de dinamización social y económica que suponen los partidos de esa categoría en cuanto a desplazamientos, alojamientos, comercio y hostelería. Yo ya estoy preparado.

Animaré a al Almería, a mis colores y a mis jugadores, sean quienes sean y hagan lo que hagan. Nadie dijo nunca que esto iba a ser fácil, pero ahora lo tenemos más cerca que nunca. Vamos a por ello. ¡Vamos, Almería!  

El 'follaero' del Obispado de Almería

Francisco Giménez-Alemán
Periodista

No puedo ni mucho menos erigirme en intérprete del pueblo cristiano de Almería, ni conozco a fondo los intríngulis del conflicto desencadenado en el Obispado de nuestra provincia, pero al contar con alguna experiencia en medios de comunicación algo me dice que la opinión pública no termina de explicarse por qué este revuelo, por qué el Vaticano ha cortado por lo sano destituyendo al obispo titular, al que deja hasta su jubilación poco menos que para vestir santos, y por qué da todos los poderes de la sede de San Indalecio al recién llegado monseñor Cantero que tuvo que salir corriendo de su diócesis de Teruel, urgido por las prisas con las que se le pedía acudir a su nuevo destino. 

Los tiempos han cambiado para todos y los usos y costumbres en la Iglesia son muy distintos a aquellos en que fuimos formados los niños nacidos en la posguerra cuando el obispo era recibido en su visita pastoral a los sones de la Marcha de Infantes y hasta doce monaguillos llevaban la inacabable capa de don Alfonso Ródenas en la procesión del Corpus. Cierto que todo es distinto, y no siempre para bien. Pero lo que no recordábamos los almerienses es un episodio como el que se vive estos días en la plaza de la Catedral, con repercusiones mediáticas en la prensa nacional. Hasta el extremo de que no pocos amigos y compañeros me llaman –creyéndome informado- para preguntarme por las peculiaridades del problema y sus consecuencias. Se lo que está publicando LA VOZ DE ALMERIA, que no es poco, y con esas noticias disparo wasap a quien me requiere información, muchos de ellos, si no alarmados, si ciertamente inquietos por estos secesos, siendo como son buenos cristianos y creyentes. 

Desde don Diego Fernández de Villalán, obispo de Almería en 1523 y cuya gran obra fue la Catedral, nuestra diócesis debió ser una balsa de aceite y en mis muchas conversaciones con el sabio y santo sacerdote don Juan López nunca tuve noticia de acontecimientos que mereciesen, en términos periodísticos, los honores de la primera plana. No sé si el secretismo, pero desde luego la discreción y la prudencia, fueron siempre compañeras inseparables de las decisiones que se tomaban en el palacio episcopal, costumbre que no aplaudo pero que entiendo desde la lógica consuetudinaria de la Iglesia a través de los siglos. Pero es lo cierto que en estos tiempos de transparencia informativa esas tradiciones han saltado por los aires y hoy día las cosas hay que explicarlas meridianamente sin que sus causas o sus razones queden en la nebulosa del no coment propio del estilo americano y de los plasmas (sin preguntas) del presidente Rajoy.

Los periodistas sabemos que la desinformación solo conduce a la confusión general, a la especulación sobre lo sucedido y a que la gente improvise su propia versión, cuando no a poner en circulación alguna fake news, pura intoxicación de la que los profesionales de la comunicación huimos como quien huye del diablo. Una sociedad adulta y sensata como la almeriense no se merece que sus líderes religiosos disfracen la realidad, se anden con medias verdades o simplemente practiquen la ocultación informativa, desde luego intolerable en una sociedad democrática. Los métodos que en este caso ha practicado el Obispado de Almería y la Nunciatura Apostólica nos recuerdan a muchos los usos del franquismo para no revelar aquello que pudiese incomodar al régimen. Lo que no se publica no existe, era la máxima de aquellos tiempos anteriores a la libertad de prensa. 

En Almería decimos qué follaero cuando algo se lía demasiado. El término no tiene entre nosotros la menor connotación malsonante y la gente lo suelta como una muy gráfica expresión del tumulto, la vocinglería o la falta de orden en un lugar público. Es por eso por lo que no puede extrañar a mis lectores, conocedores del habla popular de la ciudad, que digamos llanamente que a ver si alguien nos explica de una vez el follaero del Obispado. 

Carta abierta a Turki Al- Sheikh, presidente del Almería

Pedro Manuel de la Cruz
Director de La Voz de Almería

Respetado presidente: Desconozco las causas que le llevaron a comprar un club en esta tierra situada al sur del Sur, y casi nunca, al norte de las clasificaciones. Es el destino de a quienes la historia del futbol solo les tiene concedida la virtud de la gloria imprevista en la brevedad efímera de algunos domingos. El Almería de hoy y de ayer y de siempre ha sido un equipo abandonado a la melancolía de la derrota en las horas tardías de las tardes de partido. Estamos tan acostumbrados a perder que, cuando la historia nos ha acogido en el paraíso de la primera división, hemos sentido la incómoda sensación del abismo. Es como si hubiéramos abandonado el lugar del que nunca deberíamos salir y al que la fuerza del destino nos obligará a volver. Una alegría que acabará doliendo. 

Con su llegada al club los aficionados comenzaron a vivir otra de esas excursiones mágicas a las que siempre acuden con la misma ilusión del primer beso enamorado. El dinero no iba a ser un adversario imbatible para llegar a Primera. Pero el dinero puede fabricar un remate, pero no mete goles. El gol es una obra maestra condicionada por la mirada benevolente o esquiva del azar.  

Un día ya lejano el almeriense y premio Príncipe de Asturias, Ginés Morata, le confesó a Fausto Romero, otro almeriense ilustre, que la vida es una acumulación de azares. En el espacio tribal del campo la victoria es consecuencia de la combinación de muchas variables, pero todas condicionadas por el azar. Sin los inexplicables errores propios, sin las erróneas decisiones ajenas del VAR y sin la maldición del último minuto, el Almería ya habría llegado a la meta. Pero el azar nos ha sido esquivo. La fortuna no ha sido casi nunca compañera y, como sostuvo con espléndida lucidez el genio de Di Stefano, “en el futbol solo es inocente la pelota; y, a veces, ni eso”.  

La temporada de su desembarco el equipo se quedó varado en la penúltima ola antes de llegar a puerto. En estos días en que hemos regresado a esa playa inquietante de los play off convendría mantener la calma y alentar las velas con la fuerza compartida de la ilusión para que la travesía no queda otra vez anclada en medio del desaliento de la nada y el barco pueda llegar a puerto. No será fácil, pero nadie dijo nunca que lo fuera.  

Ahora que estamos viviendo las horas inquietas de las Vísperas y antes de que el reloj monacal llame a Completas en esta religión que es el fútbol en la que el gol es dios y los jugadores sus profetas, quiero transmitirle que sus dos años con nosotros, aunque no entre nosotros, le hacen acreedor de un sentimiento de gratitud que ennoblece al que la recibe, a usted, pero también al que la otorga, la mayoría de los aficionados almerienses.   

Ahora que el futuro no está aún escrito es cuando considero que esa gratitud es más oportuna.  La victoria siempre tiene quien la acompañe; la derrota, no. Y, si llega la hora de la soledad y la victoria no nos fue propicia convendría saber que la causa no estuvo en quien preside el club. Usted ha puesto todos los mimbres y habrán sido otros los que no han sabido hacer un buen cesto.  

En el curriculum de cada aficionado, y eso es lo que hace al fútbol un juego de seducción masiva lleno de sentimientos dolorosamente irremediables, hay un catedrático con conocimiento acreditado para confeccionar plantillas, elegir entrenadores, diseñar estrategias y hacer y deshacer alineaciones. Siempre después del partido, claro.  

No hay nada más fácil que pronosticar el pasado. Los aficionados no deberían, no deberíamos, olvidarlo. Por eso ahora hay que estar con el equipo. Sin condiciones, sin desaliento. Con fe en la victoria y sabiendo, como escribió Heródoto, hace más de dos mil años, que tu estado de ánimo es tu destino.   

Dejemos pasar el tiempo a ver que nos trae. Pero si los idus de junio son propicios o si, por el contrario, son adversos, convendría, presidente, que no olvidara que hacer un equipo no es lo mismo que hacer un club. Y, tal vez, la mayoría de sus esfuerzos hayan sido a aquello antes que a esto, olvidando que lo primero es lo segundo y, lo segundo, lo primero.  

Dentro de una semana, cuando el músculo de los jugadores duerma y la ambición de la afición descanse, podría ser el momento propicio para acelerar la construcción de un club con estructuras sólidas ancladas en el tejido social de la provincia. Hasta ahora, presidente, usted ha tenido gestos de incuestionada generosidad con los almerienses en momentos difíciles y que, sin duda, quedarán para siempre en la memoria colectiva del agradecimiento. Sería un acierto que, siguiendo el verso de Machado, continuara haciendo camino al andar sin olvidar que la mejor forma de hacer ese camino es recorrerlo acompañado. Y para hacer esa travesía no hay mayor aliado que construir un entramado que vertebre un sentimiento sólido de identidad compartido por el club, la afición y el equipo.   

Le deseo éxito en sus objetivos como presidente, un éxito que hará felices a todos los aficionados almerienses. Ese es el objetivo a perseguir. Recorramos junto, los aficionados y usted, el camino y hagámoslo sin olvidar que, como dijo El Profeta “ la auténtica riqueza del ser humano es el bien que hace al mundo”. 

Las portadas de los periódicos de Almería (30-05-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "Llega la recuperación: 382 nuevas empresas en dos meses". Diario de Almería dice: "La Junta condena a la Agencia Idea a la ineficacia y al bloqueo". Ideal destaca: "El turismo británico vuelve a Almería tras casi un año en blanco por la pandemia".




El Almería puso a Unai Emery en el camino para ser un entrenador de éxito

Antonio Torres
Periodista

Unai Emery hizo historia en Europa con el Villarreal, como le ocurrió en Sevilla. Sus triunfos no son casualidades de la vida. Son aprendizaje constante y no creerse “estrellita”. En Almería se le adora, se le quiere y se respeta al entrenador de moda en Europa, Unai Emery Echegoyen (Hondarribia, 1971). Desde los aficionados o los medios de comunicación, nos sumamos al triunfo de Emery y sus equipos.



La conquista de la Europa League fue el triunfo de un modelo de club ideado por el empresario Fernando Roig hace 24 años. Villarreal es un ejemplo para el mundo. Si se hacen bien las cosas, con una gestión empresarial colosal, por qué el Club Atlético Pulpileño, que fue fundado en 2002, no puede a llegar al fútbol profesional. Ya se que algún lector me llamará exagerado, dirá no hay tejido empresarial suficiente ni trabajo con la cantera. ¿Y qué acaba de ocurrir con el Amorebieta con menos de 20.000 habitantes? Se trata de pelear por los sueños. En cualquier pueblo de Alemania o Suecia tomarán como modelo el ejemplo castellonense. Son los sueños que se abren de lo local a lo global.

El presidente del Pulpileño, Mariano Muñoz, ya lo ha llevado a la Segunda B. En fin, la trayectoria de Emery va pegada a esos sueños de llegar a lo más alto cuando Alfonso García tocó a su puerta para que dejara el Lorca y apostara por Almería donde su trabajo ya vaticinaba que triunfaría. Cinco veces en una final europea, pocos lo pueden exhibir, fruto de un riguroso trabajo. Si te vas a Rusia, Paris o a Londres, inmediatamente estudias, trabajas y hablas francés e inglés. Siempre evolucionando, estudiando, cuidando hasta el mínimo detalle, un apasionado de la psicología.

Le presentamos a varios psicólogos como Miguel Ángel Mañas, profesor de la Universidad de Almería, porque una de sus obsesiones hacer grupos sólidos. De ahí que no me extrañó nada cuando lanzó su primer libro Mentalidad ganadora, junto a Juan Carlos Cubeiro, subrayando claves del éxito profesional, la felicidad personal y los consejos para gestionar el ambiente del grupo ante tanto ego. Siempre ha querido fortalecer a sus jugadores para hacer grupo y soportar el ambiente competitivo con algunos futbolistas mejor pagados que el propio entrenador, figura siempre señalada. Emery dejó aquí señales de esa personalidad para hacer mejores jugadores y personas. Ejemplo, Felipe Melo, uno de los más imponentes, internacional con Brasil que llegó aquí por cinco millones de euros y un ego muy subido. Calmó sus impulsos, hizo un temporadón, el Almería le sacó un gran traspaso a Italia y fue internacional con Brasil.  Un día de 2006 le pregunté qué jugadores le llamaban la atención y me contestó que Silva e Iniesta le encantaban porque entraban por la izquierda y la derecha y además tenían gol. Era una fecha en la que no tenía ni idea de ir al Valencia y de que Iniesta se iba a convertir en hacer el gol más importante de la historia de España. En el Valencia puso orden y lo hizo tercero por encima de su presupuesto. Aquí recibió el agradecimiento de Jordi Alba al que reconvirtió en lateral y sigue siendo uno de los mejores del mundo. Con el detalle de que siempre se acordó del descubrimiento de Emery, cosa que honra al defensa del Barcelona. “El mayor agradecimiento de un jugador es que diga que ha evolucionado conmigo, por encima de conseguir cosas”. Para Joaquín Amérigo de Canal Sur Radio el éxito de Emery se debe a su pasión: “Es un gran estratega, estudia las virtudes y defectos de los adversarios y detecta a los mejores para trabajar como el analista Víctor Mañas, hijo de El Zapillo”. Turki Al-Sheikh estuvo a la altura para felicitar a todo Vila-Real y a su “amigo” Emery, el entrenador obsesionado con el estudio del fútbol. Hay técnicos y teóricos del fútbol que a veces se niegan a trabajar con él porque nadie puede seguirle el ritmo a este trabajador nato.

Los éxitos pueden ser individuales o colectivos. “La vida se compone un 70% de trabajo y un 30% de relax”. Los éxitos de Emery son los del Almería. Aquí tiene grandes amigos para los buenos y malos momentos. Supo relacionarse con los medios de comunicación y su liderazgo se debe a no perder el contacto con la vida real. Cuando hablo con Emery, lo observo que sigue cuidando todos los detalles humanos, pregunta por personas y se preocupa de sus amigos. Pocos tienen esa habilidad y sensibilidad por los demás. Cuando en la previa de la final ante el Mánchester para animar a sus jugadores les dijo disfrutaremos y lo haremos bien por el pueblo, Vila Real, de Pau Torres, el central internacional. Si yo fuera Florentino, lo ficharía de inmediato para el Real Madrid. Y Laporta si pudiera haría lo mismo para los de Messi.

Las portadas de los periódicos de Almería (29-05-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "El nuevo obispo hará cambios y aplaza desvelar las cuentas". Diario de Almería dice: "La vacunación coge ritmo en Almería: récor este jueves con 8.149 pinchazos". Ideal destaca: "Almería empieza a vacunar a los menores de 50 años a partir de la próxima semana".




El virus en Almería pueblo a pueblo (28-05-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 28/05/2021 la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 44 contagios nuevos en: Alhabia (1), Almería Capital (13), Lubrín (1), Antas (1), Huércal - Overa (1), Macael (1), María (1), Pulpí (4), Turre (1), Adra (3), Berja (1), El Ejido (7), La Mojonera (1), Roquetas de Mar (5) y Vícar (3).



133 recuperados en: Abrucena (1), Alhama de Almería (3), Almería Capital (51), Benahadux (3), Carboneras (1), Gádor (6), Huércal de Almería (3), Níjar (9), Padules (1), Rioja (1), Santa Fe de Mondújar (1), Albox (1), Adra (1), Berja (2), Dalías (1), El Ejido (17), Roquetas de Mar (19) y Vícar (12).

0 fallecidos. En la provincia quedan 1.012 casos activos: 107 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 594 en el distrito de Almería (Torrecárdenas) y 311 en el poniente (El Ejido - Poniente). 5 nuevos ingresos hospitalarios (3 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 3.081.713

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 43,63%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 1.551.263

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 21,96%.

Juego de Tronos en la diócesis de Almería

Manuel León
La Voz

Estos días, los grupos de whatsapps de los sacerdotes de Almería -uno por arciprestazgo- echan humo. Ahí, en esa nube cibernética, se mezclan todos, desde curillas rasos de parroquias lejanas hasta vicarios con mando en plaza y canónigos de la Catedral. Unos saben más que otros, en esa coctelera de mensajería de sotanas y alzacuellos, unos se posicionan a favor de don Adolfo, no en vano el prelado salmantino ha ordenado en los últimos veinte años a 50 de los 70 presbíteros que componen el actual clero diocesano; otros, sin embargo, no se mojan, aguardan el devenir de los acontecimientos, que se han acelerado desde que el pasado martes se conociera el Decreto del Papa destituyendo a don Adolfo de todas su funciones diocesanas para entregárselas de forma plenipotenciaria al cántabro don Antonio Gómez Cantero, hasta entonces obispo coadjutor.


Pero todos se hacen la misma pregunta: qué está pasando en la Iglesia, qué está pasando en la Iglesia de Almería. Y no solo los religiosos, también se lo pregunta toda la ciudad y toda la provincia, al margen de creencias y credos. Por qué ahora el obispo de Almería es de pronto tan malo, después de veinte años al frente de la feligresía urcitana. Por qué humillarlo de esta forma, alejándolo de todas sus funciones, con el único permiso para decir Misa, ahora que solo le restan seis meses para su jubileo como obispo emérito. 

El primer acto de gobierno pleno del nuevo obispo Gómez Cantero, ha sido citar hoy en el Salón Juan Pablo II de la Casa Sacerdotal de Almería a todos los sacerdotes de la Diócesis para explicarles qué está por venir y por qué se han adoptado las últimas decisiones de la Santa Sede. Es probable que se den algunos pasos para ir cubriendo el nuevo gobierno diocesano ahora en situación vacante tras el Decreto del Papa. 

Para entender un poco -no del todo- el enigma de los últimos días en el obispado de Almería, hay que retroceder seis años en el relato, en torno al año 2015: don Adolfo González Montes, un prelado culto -cultísimo dicen- una eminencia en teología, doctor por la la Pontificia de Salamanca y formado en universidades alemanas- empezaba a ingresar en el invierno de su mandato. Siempre ha tenido sus detractores en la Diócesis, entre los seglares, entre alguna parte de la Almería católica: "Es muy altivo, descuida la labor pastoral, no hace caso de los curas, es caprichoso y amante del lujo, se ha gastado mucho dinero en arreglar su baño y dormitorio particular en el Seminario, no pisa mucho la calle, siempre está entre libros estudiando". Otros lo defienden: "No tiene un Audi de ocho millones como dicen por ahí, ni ningún coche oficial, lo único que hizo fue jubilar el Laguna que tenía y comprarse un Passat". 

Acababa de cumplir, por tanto, 70 años don Adolfo y enfilaba la recta final de su prelatura y, según este relato, tres miembros de la curia empezaban a enseñar la patita para promoverse ante la sucesión. Empezaron a llevarse mal con el obispo y enviaron una denuncia por faltas morales, no delitos, a la Santa Sede acusando a una veintena de sacerdotes de Almería de llevar una vida disoluta y de que al pastor se le había descarriado parte del rebaño, que el obispo de Almería no tenía aptitudes de Gobierno. Roma archivó el caso al considerar que la denuncia escondía algo de despecho contra el propio don Adolfo y los acusadores dimitieron como vicarios.  

Fue entonces cuando don Adolfo se dejó aconsejar por su amigo  Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevilla, quien le instó a que pidiera un obispo auxiliar a Roma para iniciar una transición mansa. Pero el Vaticano no mandaba el obispo requerido desde Almería. Mientras tanto, seguían las aguas turbulentas en la Diócesis que fundara San Indalecio y empezaron a brotar los rumores sobre la situación de bancarrota del obispado. 

Don Adolfo había impulsado, durante los años de bonanza económica de 2004, 2005, 2006 y antes aún, cuando fluía el dinero en la ciudad -también en las donaciones y en el cepillo de las parroquias- una renovación y arreglo del patrimonio y de los templos de la provincia, empezando por el propio edificio del Seminario, el Palacio Episcopal, la propia Catedral con limpieza de fachadas y musealización, San Luis, Santa Teresa, Montserrat, la Iglesia de Roquetas. Y casi todo al mismo tiempo, tirando de créditos unificados con el Banco Popular, banco amigo, próximo al Opus Dei, con préstamos ventajosos al 1% y periodos de amortización de 35 años. Hasta ahí, se iban cuadrando los balances anuales, según los boletines oficiales del obispado, aunque con algunas sospechas de gastos varios por encima de presupuesto, que parte de la Curia atribuía al ecónomo. 

La bomba estalló cuando el Santander de Botín -ya no tan amigo- absorbió al Banco Popular,  donde estaba el señor Pomares y ya no había créditos al 1%, sino al 2,8% de interés y ya no había amortizaciones a 35 años sino a 25 y además con la obligación de hipotecar bienes en garantía para una deuda global de unos 20 millones de euros. "Se está pagando con dificultades, pero se está pagando", asegura una fuente bien informada de la curia diocesana, quien también recuerda que todos los gastos e inversiones en mejorar las parroquias se hicieron con el visto bueno del Colegio de Consultores, formado por una docena de curas con derecho a veto, incluidos dos parking situados bajo el Colegio Diocesano y junto al Conservatorio con los que no se han obtenido los ingresos presupuestados. 

Hace algunas fechas también, un jesuita compañero de estudios del padre Jorge Bergoglio, el padre Germán Arana, visitó Almería para hacer unos ejercicios de espiritualidad y realizó, según algunos miembros de la Curia, una investigación no autorizada por el obispo de las cuentas de la Diócesis, entrevistándose con varios seglares y sacerdotes con el supuesto conocimiento del ecónomo Ramón Garrido. 

El decreto del Papa Francisco dice que retira la confianza a don Adolfo y se la otorga a don Antonio por "las circunstancias peculiares" de la Diócesis, sin entrar en más detalles. ¿Cuáles son esas circunstancias peculiares, de las que habla la secretaría de Estado de la Santa Sede, se preguntan estos días con desasosiego los curas de Almería.  

El pasado mes de enero llegó a Almería aquel obispo auxiliar que requería el mitrado charro, pero revestido del rango superior de coadjutor  y con poderes para examinar y gestionar las cuentas del obispado, a un año de la jubilación de don Adolfo, un pequeño pellizco de monja a su vanidad como garante de la diócesis almeriense. 

Don Antonio Gómez Cantero se transformó automáticamente en vicario general y don Miguel Romera -hasta entonces vicario- en provicario. Se mantuvo, sin embargo, Ramón Garrido como ecónomo. No tardaron en surgir algunos restregones entre los dos prelados, a pesar de su aparente cordialidad. Un punto de inflexión fue cuando el pasado mes de marzo vino a Almería el Nuncio Apostólico de España, el filipino Bernardino Cleopas, y el presidente de la conferencia episcopal y cardenal Juan José Omella, a los actos en honor a San José -Triduo e inauguración de un monumento- organizados por la Asociación de Fieles Providentia, con sede en la Casa de Espiritualidad de Aguadulce, que comanda el hasta ahora ecónomo diocesano Ramón Garrido. Aseguran testigos presenciales que el trato entre Omella y don Adolfo fue muy frío en esos días, al igual que el del obispo titular y el coadjutor. Acusan a don Adolfo de no haber invitado a su supuesta mano derecha a la celebración de la reciente festividad de San Indalecio, el pasado 15 de mayo. 

Don Adolfo y parte de su equipo, aseguran, empezó hace unas semanas a perder de forma plena la confianza en su ecónomo Ramón Garrido, al considerarlo muy próximo a don Antonio Gómez Cantero. Hasta que Garrido, supuestamente acorralado, presentó su dimisión el pasado 10 de mayo, dando lugar a todo lo que ha venido después, e informando el coadjutor a la Nunciatura de ello. 

Dos días después, el 12 de mayo, el Papa decretaba el cese en sus funciones del mitrado salmantino y la asunción de todos los poderes en el cántabro proveniente de la Diócesis de Teruel, un decreto que se hacía público el pasado martes. Desde entonces, don Adolfo González Montes, el docto teólogo de Salamanca emparentado con la escuela de Ratzinger -el heredero de la cátedra de San Indalecio, de Villalán, de Portocarrero, de Orberá, de Ventaja, de Ródenas, de Suquía, de Casares, de Gastón- solo podrá cantar Misa.  

Y en la clave de bóveda de esta trifulca diocesana -inédita, nunca antes vivida, al menos que se recuerde- late el papel de una Asociación privada, cada vez con más poder dentro de la Iglesia de Almería, llamada Providentia. 

Un municipalismo para el cambio

Adriana Valverde
Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Almería

La pandemia de la COVID19 ha puesto sobre la mesa un debate de enorme transcendencia para el día a día de nuestros vecinos, que no es otro que el papel que tienen los ayuntamientos en la gestión diaria. No podemos obviar que los ayuntamientos son administraciones de proximidad y cercanía con los vecinos, que acuden a ella cuando tienen un problema.  

Hoy en día, muchas personas que arrastran problemas de la anterior crisis económica han visto agravarse su situación de forma muy preocupante por las consecuencias sanitarias y económicas está provocando en muchísimos colectivos. Y desde esa proximidad, los ayuntamientos deben dar respuesta a los problemas de los ciudadanos, en especial a los de los colectivos y sectores más vulnerables. Aún recordamos cómo se gestionó la anterior crisis.  

Bajo los gobiernos de Mariano Rajoy se impuso a todos los ayuntamientos una política de “austericidio” que prohibió el uso de los remanentes para gastos y frenó el avance y la modernización de los mismos imponiendo una ley durísima, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y de Sostenibilidad Financiera

Este dinero ha estado paralizado en los bancos hasta el pasado mes de octubre gracias a la suspensión de las normas fiscales que el gobierno de Pedro Sánchez realizó para ayudar a los ayuntamientos y poner en circulación estos fondos para hacer frente a la crisis. Por el camino se han perdido, entre 2012 y 2018, 8.000 empleos públicos.

Llegado este momento, nos preguntamos si el alcalde de Almería cree en el municipalismo o es solo una fachada que usa como arma arrojadiza. Desde hace meses viene denunciando en sus redes sociales que el Ayuntamiento no recibe fondos del Gobierno de España. Y de vez en cuando se va de gira por Madrid con los demás ediles populares. 

Nuestro alcalde es vocal de la Federación Española de Municipios y Provincias y sabe de primera mano que los fondos gubernamentales están transferidos a las Comunidades Autónomas, encargadas de distribuirlos entre los ayuntamientos de la forma más equitativa posible. Aún estamos esperando la foto delante de San Telmo. Sospechamos que no quiere molestar a sus compañeros de siglas. 

Mientras tanto, hay políticas que el Ayuntamiento debe de poner en marcha. Desde el PSOE llevamos años reclamando un plan de empleo para la ciudad que acabe con las alarmantes cifras de paro. De forma incomprensible, el equipo de gobierno del Partido Popular no pone en marcha ese plan. Con 23.344 parados, el 60% desempleados de larga duración, la prioridad del alcalde debe ser bajar a la calle, pisarla y conocer de primera mano la realidad de la ciudad que gobierna, no hacerse la foto. 

Una realidad que afecta especialmente a nuestros barrios. Almería es la provincia andaluza, y la tercera de España, con los índices de pobreza más altos. En el último informe de la plataforma “Almería unida contra la pobreza”, el 44% de los niños y niñas almerienses se encuentran en riesgo de exclusión social, la mayoría están en nuestra ciudad. Esto tampoco parece la consideración de nuestro alcalde, que se niega a poner en marcha un plan contra la pobreza infantil. ¿Qué futuro le espera a nuestra ciudad si no cuidamos y protegemos a quienes tienen que vivir en ella? 

Creer en el municipalismo es defender la autonomía de los ayuntamientos como pilar básico de nuestra democracia, pero para ello hay que saber gestionar e impulsar políticas para los ciudadanos, algo de lo que este alcalde se olvidó de hacer desde hace mucho tiempo. Por eso, los almerienses deben saber que tienen en el PSOE la alternativa para el cambio.

Las portadas de los periódicos de Almería (28-05-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "Almería vacuna a un tercio de la población en cinco meses". Diario de Almería dice: "La provincia debilita al virus justo antes de las vacaciones". Ideal destaca: "Una auditoría al Obispado aflora una deuda millonaria".





El virus en Almería pueblo a pueblo (27-05-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 27/05/2021 la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 50 contagios nuevos en: Abrucena (1), Almería Capital (22), Fiñana (1), Níjar (4), Huércal - Overa (1), Mojácar (1), Olula del Río (1), Pulpí (6), Vélez Rubio (1), El Ejido (2), Roquetas de Mar ( 8 ) y Vícar (2).



177 recuperados en: Abla (1), Alhama de Almería (3), Almería Capital (118), Benahadux (3), Carboneras (7), Fiñana (3), Gérgal (1), Huércal de Almería (3), Instinción (1), Níjar (23), Pechina (1), Rioja (1), Sorbas (1), Viator (7), Chirivel (1), Macael (1), El Ejido (1) y Vícar (1).

0 fallecidos. En la provincia quedan 1.101 casos activos: 99 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 659 en el distrito de Almería (Torrecárdenas) y 343 en el poniente (El Ejido - Poniente). 6 nuevos ingresos hospitalarios (0 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 3.028.748

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 42,88%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 1.500.038

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 21,24%.