Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El futuro está en Almería

José Luis Sánchez Teruel
Secretario General del PSOE de Almería

La Plataforma Solar de Almería cumple en estos días 40 años al servicio de la ciencia y la innovación. Esta instalación es el mayor y más completo centro de I+D dedicado a los sistemas de concentración solar térmica y se encuentra en Tabernas, un municipio al que siempre se le relaciona con el western, pero que atesora un centro de investigación pionero en todo el mundo. 

Tanto una cosa como la otra hacen de este municipio almeriense un referente internacional. Si bien es cierto que Almería tiene unos recursos naturales únicos para producir energías limpias, no es menos cierto que el empuje que le ha dado Tabernas a la energía solar ha sido un ejemplo para toda la provincia y un acicate a la hora de poner en marcha proyectos de energías renovables. O, al menos, esa era la intención antes de que el PP diera al traste con todas las iniciativas que estaban en marcha.  

Almería, de la noche a la mañana, perdió unos años valiosísimos para haber dado un gran salto en la producción de energías renovables debido la errática reforma del sistema eléctrico que acometió Rajoy. Entre las medidas que adoptó aquel Gobierno del PP en 2014 se escondía una que nos afectó de lleno: el brutal recorte de las ayudas verdes que recibían ese tipo de instalaciones. Ahora vemos cómo ese frenazo, además, también tiene consecuencias directas en la factura de la luz.  

En ese estado de las cosas, una de las primeras medidas del Gobierno de Pedro Sánchez fue suprimir el impuesto al sol para, posteriormente, devolver a las energías renovables el impulso que nunca debieron perder y garantizar, de este modo, un sistema de producción energética sostenible y un precio de la luz más barato.  

Ahí es donde a Almería se le presenta de nuevo un futuro próspero, de desarrollo e innovación, de empleo de calidad y ligado a una industria con cero emisiones, que apueste por una implantación ordenada, eficiente, respetuosa con los valores ambientales y consensuada con los municipios.  

Afortunadamente, en nuestra provincia no volvemos a la casilla de salida, puesto que tenemos mucho camino andado gracias, como decía, a esa instalación de Tabernas que un día nos empezó a enseñar cómo aprovechar toda esa riqueza que tenemos en el sol.  

En esta tarea de promover las renovables, el Gobierno andaluz de Moreno Bonilla también tiene mucho que decir y hacer a la hora de la planificación y la aceptación de proyectos que eviten impactos irreversibles en el territorio. Confiemos, en todo caso, en que sus decisiones no abonen el terreno de la especulación, de esa fina línea que la derecha está tan dada a traspasar cuando acecha una oportunidad de negocio.

Hacer de Pescadería un entorno más seguro, cómodo y digno

Ramón Fernández-Pacheco
Alcalde de Almería

La esperada rehabilitación de las viviendas del edificio El Patio y las de Estrella Polar, además de la remodelación del entorno de Torreones, en el barrio de Pescadería, está un poco más cerca después del acuerdo de financiación para llevar a cabo estas obras anunciado por la consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo.  

El pasado viernes estuve junto a ella en el barrio para decirles a los vecinos que estamos poniendo en marcha un proyecto para facilitarles un entorno seguro, cómodo y digno, en el que van a poder seguir siendo protagonistas y partícipes de la vida diaria de Almería. Cerrado el acuerdo, se publicarán las convocatorias para que comunidades de vecinos soliciten las ayudas para que las obras se puedan iniciar a lo largo de 2022, tal como anunció la propia consejera. Recuerdo que yo estuve en el Patio la noche en la que comenzaron los problemas que supusieron el desalojo de varias familias, cuya angustia y preocupación pude conocer de cerca. 

Y desde entonces hemos trabajado no sólo para frenar el peligro, sino también para conseguir los recursos y los medios que permitieran poner en marcha una actuación más profunda. Se pone así fin a cinco años de espera –los daños se produjeron en 2016–  gracias a la inclusión del proyecto de rehabilitación de la zona Pescadería-Avenida del Mar dentro de los beneficiarios en la convocatoria de Áreas de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU) de Andalucía.

También se rehabilitará un conjunto de 40 viviendas de Estrella Polar y se mejorará el espacio libre el entorno de los Torreones, que redundará en la puesta en valor del patrimonio y en lograr espacios más habitables. La inversión prevista asciende a los 2,9 millones de euros, de los que la subvención aportada por la Junta de Andalucía y el Ministerio de Transportes sufraga el 68,1 por ciento (dos millones), mientras que el resto de la aportación lo abona el Ayuntamiento. 

Se trata de una excelente noticia porque el futuro ha de ser construido impulsando políticas trasversales en donde todos asuman con lealtad el papel que les toca a la hora de conseguir lo que todos queremos: una Almería  abierta, inclusiva, llena de espacios de convivencia que recojan la pluralidad y la heterogeneidad de la sociedad almeriense. En definitiva, seguir avanzando hacia un modelo de ciudad  en el que todo el mundo pueda desarrollar su proyecto vital en igualdad de condiciones. Para una administración, el principal factor que determina su capacidad de actuación es la voluntad de hacer cosas. Quien de verdad quiere hacer algo encuentra siempre el modo. Quien no quiere, siempre encontrará una excusa. Estamos hablando de una reforma que necesita también la colaboración activa de los vecinos, para poder seguir transformando esa zona en un núcleo vivo e inclusivo. 

Una reforma que potenciará los valores de un barrio que es, como todos los barrios del mundo, una mezcla de personas, de diferentes sexos, edades, culturas, de estatus socioeconómicos. Estamos convencidos de que con esta actuación vamos a incrementar el sentimiento de pertenencia a Almería y la identificación y corresponsabilidad de los vecinos en el objetivo de transformar para mejorar.

AVE a Almería: ¿Qué podemos hacer para que no nos sigan engañando?

Pedro Manuel de la Cruz
Director de La Voz de Almería

Dos semanas después de que los más de 500 almerienses que reivindicamos que no haya más retrasos en la llegada del AVE abandonáramos el Muelle de Levante, todavía no he escuchado ninguna voz que proponga articular de forma práctica los ecos de aquel anochecer. 15 días en los que la reclamación se va debilitando en la inevitable pasividad del silencio. Es el destino a que nos condena nuestra particular forma de entender las reivindicaciones colectivas: salimos a la calle un rato y, de regreso a casa, comenzamos a recorrer el camino del olvido. No aprendemos.  

Y deberíamos aprender que la única forma de alcanzar la estación a la que han prometido que llegaremos en 2026 es diseñando una estrategia para que el compromiso expresado por el ministerio se haga realidad. Estamos tan habituados al engaño que los que convocaron el acto deberían aprestarse sin demora a la creación de una comisión de control independiente que analice periódicamente si las promesas realizadas se adecúan al cumplimiento estricto de los plazos previstos.  

¿Y quién debería integrar esa comisión? En primer lugar, ningún político. La presencia de los partidos acabaría destruyéndola antes de que comenzara a andar. La política tiene su espacio en otras sedes - Gobierno, ministerios, control parlamentario -, pero no en una comisión en la que se va a valorar técnicamente lo que se ha hecho o lo que no se ha hecho y sus porqués. Unos porqués que no pueden ser examinados desde la trinchera partidista, sino desde el análisis profesional. 

La comisión de control debería, por tanto, estar integrada por técnicos y profesionales expertos en obra pública. Ingenieros, arquitectos, técnicos en desarrollos presupuestarios, abogados especializados, economistas, en fin, profesionales conocedores de todos los aspectos que inciden en un proyecto de la magnitud del que hablamos. Ese sería un camino,   

Un camino de ida y vuelta porque esta comisión estaría condenada a la ineficacia si no encuentra a un interlocutor que le acompañe y que, obviamente, debería ser la ministra o algún representante de su departamento que, cada seis meses, se comprometiera a una reunión con la comisión en la que se analizarían los avances o retrocesos tramo a tramo y obra a obra. Si el ministro Iñigo de la Serna lo aceptó entonces, ¿por qué no habría de aceptarlo ahora la ministra Raquel Sánchez ahora?

Reconozco la incomodidad de la propuesta. Para los que pertenecen a la orden de la complacencia porque la actitud vigilante exige la incomodidad del esfuerzo permanente. Para los cofrades de la hermandad del griterío porque la frialdad analítica de la ferralla y el hormigón es siempre menos atractiva que el insulto. Dos actitudes de inutilidad contrastada.  

Convertir las palabras de la secretaria de Estado en un acto de fe solo puede ser defendido por la fiel infantería socialista. Defender que para evitar más dilaciones y engaños hay que mantener permanente encendidas las llamas inquisitoriales en las que quemar al Gobierno, con razón o sin ella, sólo puede dispararse desde la trinchera opuesta. Y ninguna de las dos opciones en válida.  

El camino contemplativo porque, sin un control activo de los proyectos a desarrollar, quienes tienen la obligación de llevarlos a cabo caerán en la tentación de la pasividad. La llegada del AVE es vital para la economía y la conectividad de la provincia, nadie lo duda. Pero lo que es de extraordinaria importancia en Almería, en Madrid, es solo un proyecto más al que hay que atender, como hay que atender a decenas de proyectos de características distintas, pero de similar importancia para el resto de las provincias.   

De las muchas cosas que nos ha enseñado la historia, una de ellas - y no la menos importante - es que, sin contundencia en los argumentos y constancia en su exigencia, no se consigue nada.  

Lo siento por los amantes de las emociones fuertes, pero ya no hay Bastillas que tomar, Palacios de Invierno que saquear o cielos que asaltar. Hoy, 4.000 personas - o 40.000, lo que en Almeria sería una quimera - aquí lo único que congrega gente en las aceras son las procesiones - gritando durante media hora en una calle tienen menos capacidad de influencia que cuatro representantes sociales sentados frente a un ministro cuando están avalados por sus capacidades contrastadas en el conocimiento del impacto socioeconómico que un proyecto tiene en el territorio en el que se debe llevar a cabo, reconocidos por la creación de cientos o miles de puestos de trabajo, habituados a la cercanía - cordial pero no sumisa - con el poder, y avalados con la representación de un entramado social que respalda la iniciativa. 

Reconozco que los lobbys de presión no tienen el romanticismo de la algarada, que cuatro técnicos analizando datos sobre metros de plataforma ferroviaria construida o por construir resultan menos excitantes que 400 manifestantes gritando consignas antes de irse de cañas tras el desahogo de la protesta, pero sí son más eficaces. Sencillamente porque desvelan con datos y argumentos técnicos la verdad de las mentiras cuando las hay.  

El presidente de la Cámara y todos los que le acompañaron en la organización de acto de hace dos semanas tienen la respuesta sobre si la llama de aquella noche se acaba extinguiendo con el tiempo o - y así debería ser - se convierte en una brasa vertebrada que influya de forma permanente en mantener el fuego de una esperanza que, si la hacemos realidad situará a esta provincia en una posición privilegiada para ganar el futuro.

Las portadas de los periódicos de Almería (26-09-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "La demanda de energía solar se dispara en Almería". Diario de Almería dice: "Primer ensayo para la Semana Santa de 2022". Ideal destaca: "Uno de cada diez almerienses ha pasado la covid desde el inicio de la pandemia".





La almeriense María Jesús Pérez de Zafra, única mujer en la evacuación de Kabul

Antonio Torres
Periodista

María Jesús Pérez de Zafra Vargas, roquetera de 32 años, es la única mujer piloto de A400M del Ejército del Aire español que participó en la exitosa evacuación en Kabul (Afganistán), la más importante a efectos humanitarios llevada a cabo por el Ejército del Aire. Es una joven arquitecta que apostó por la carrera militar. Desprende inteligencia, vivacidad y sentido del humor.

Esta ha sido la misión más impactante y complicada de sus vidas, que ha marcado a todos los militares y civiles que han participado en esta operación tan humanitaria de dos mil personas. Se les ha roto el alma al ver la desesperación de decenas de miles de personas que intentan huir del horror y que se han quedado en Afganistán. Es la primera vez que realizaron una misión tan importante con personal civil.

La capitán María Jesús Pérez de Zafra Vargas ha sido la única mujer en la misión de rescate. La roquetera huye de los protagonismos pese a marcar el hito de ser la primera mujer española en pilotar un Airbus A4000M. Es una de las pocas mujeres pilotos en el mundo con este tipo de avión que vuela, a grandes rasgos, el doble de alto y de rápido. El avión tiene el doble de capacidad y de alcance que los antiguos aviones de transporte C130 Hércules, que el Ejército del Aire de España retiró completamente en marzo, tras casi medio siglo operativos.

En su tarea en Afganistán se acrecentó el prestigio de España por el eficaz rescate a personas, especialmente mujeres y niñas afganas. Mujeres que estaban marcadas por el régimen talibán. De todas formas, confiesa que su satisfacción no es total porque ha comprobado que había miles y miles de personas que no han podido salir del país. Confían en las gestiones ante el nuevo régimen talibán que está emprendiendo la ministra de Defensa, Margarita Robles, para sacar a más afganos amenazados por los talibanes. Robles les dijo a los militares que participaron en la evacuación, el jueves,  en Zaragoza: “Ustedes son héroes, han salvado muchas vidas”.

María Jesús Pérez de Zafra pilotó el A400 en la misión española que se desarrolló entre el 16 y el 28 de agosto. Nunca antes habían realizado una misión transportando civiles con tanta tensión y riesgo. Ha participado en cientos de misiones con otros ejércitos a lo largo del mundo entero, pero no con las connotaciones tan humanitarias y urgentes como las del aeropuerto de Kabul.

La almeriense formaba parte como piloto de las tripulaciones que realizaron dos rotaciones diarias para salvar personas amenazadas, apiñadas en el Aeropuerto, huyendo de los talibanes. Un espejo para las mujeres y niñas que huían de los talibanes buscando un mundo mejor.  “Te impresiona mucho ver a gente que está dejando atrás su vida entera. Bebés, niños…Si fuera una de esas madres habría hecho lo mismo para ofrecerles una vida mejor, una profesión, un futuro, y no como sucederá con el régimen talibán”, apuntó a Rocío Amores, coordinadora de Informativos de Canal Sur Radio y Televisión, quien ofreció la primicia.

María Jesús estudió en el Colegio Altaduna. Ha vivido en El Parador y en Roquetas. Recuerda con especial afecto a dos de sus profesoras. El sueño de María Jesús era ser piloto y lo consiguió tras licenciarse en Arquitectura. Completó en 2015 sus estudios en el Ejército. Su tía, Sonia Vargas, de Roquetas, mostró el orgullo de toda su familia. Es una mujer comprometida y con valores, que ha luchado mucho, sensible a los afectos y a las relaciones personales... ha tenido que vencer dificultades que ha superado con mucho corazón, el que pone para rescatar personas y ponerles cara y sentir por ellos en una labor callada que de pronto se ha visto mediatizada por la repercusión de la última operación que han realizado.

Me confesó ayer que, aunque estudió arquitectura, siempre tuvo presente la condición militar de su padre. “Mi padre, Alfredo, está en la reserva como comandante y tuvo destinos en la Base Militar de Viator y destino por su cualificación jurídico como juez de plaza en el Gobierno Militar de Almería”. María Jesús Pérez de Zafra desprende sencillez y sentido del humor. “Espero en Navidad estar con la familia en Almería y disfrutar de las croquetas de pollo de mi madre, o el toque que le da al salmorejo. Por supuesto, me encantan los encuentros y ratos de tapeo con amigos en Casa Puga de Almería y las cálidas reuniones familiares”. Es consciente que el lema de su trabajo le hace estar disponible. “Lo que sea, dónde sea y cuándo sea, y en este sentido se ha cumplido a rajatabla”, rememoró con orgullo de las personas que saben que han hecho las cosas bien.

La OMS advirtió del riesgo que corren los niños del principal hospital pediátrico por falta de ayudas. “A la gente le diría que tenemos que estar agradecidos de la vida que tenemos ahora mismo porque hay que ver las condiciones en las que la gente se ha quedado allí y en las condiciones en las que se subían al avión, sin nada, dejando toda su vida atrás. Es desolador. Más de la mitad de las personas que subían eran mujeres y niñas y sí que notaba en ellas miradas de complicidad y te sonreían. Les estábamos ofreciendo sobre todo a las niñas una vida en libertad. En ese sentido, como mujer me siento orgullosa de haber participado en esta operación”, afirmó María Jesús desde la sede del Ala 31 en Zaragoza a la periodista Eva Villegas y al cámara Paco Falcón, de Los Reporteros, laureado programa de la televisión autonómica, presentado por Mabel Mata. 

Otra almeriense que marcó un hito en 2007 al convertirse en la primera mujer piloto de caza del Ejército fue Rosa María García-Malea (Almería, 1981) Lo consiguió después de cuatro años en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia) con 35 compañeros. Lleva su pasión por volar muy alto. "No me siento especial. Esto es muy duro, pero no es imposible”, declaró. Cursó estudios de Arquitectura Técnica, Idiomas y Ciencias Químicas en Granada y opositó a la Escala Superior de Oficiales del Cuerpo General del Ejército, pruebas que superó cuando contaba 21 años. La comandante almeriense fue Medalla de Andalucía 2018 y pregonera de la Feria de Almería, en ese mismo año.

Rosa García-Malea y María Jesús Pérez de Zafra han trabajado y estudiado mucho para llegar a una misión en la que como en muchos ámbitos de la vida es más fácil obedecer como en mandar. Dos mujeres que van progresando y abiertas para desarrollar nuevos retos, rompiendo techos de hormigón. 

Las portadas de los periódicos de Almería (25-09-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "El convenio del manipulado pone fin a tres años hostiles". Diario de Almería dice: "Doble de contagios esta semana que la media andaluza en Almería". Ideal destaca: "La OMS considera peligrosos los niveles de contaminación en el aire en casi toda Almería".





El virus en Almería pueblo a pueblo (24-09-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 24/09/2021 la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 66 contagios nuevos en: Almería Capital (15), Carboneras (1), Fiñana (1), Gádor (2), Huércal de Almería (1), Níjar (10), Tabernas (1), Cuevas del Almanzora (2), Garrucha (1), Huércal - Overa (2), Mojácar (1), Vélez Rubio (1), Vera (1), Adra (1), El Ejido ( 8 ), Láujar de Andarax (1), La Mojonera (2), Roquetas de Mar (10) y Vícar (5).



238 recuperados en: Abla (1), Abrucena (3), Almería Capital (86), Benahadux (1), Carboneras (2), Gádor (1), Huércal de Almería (6), Níjar (10), Ohanes (1), Pechina (5), Tabernas (3), Viator (4), Albox (1), Arboleas (1), Cuevas del Almanzora (1), Gallardos (1), María (1), Pulpí (2), Vera (1), Adra (5), Berja (3), El Ejido (33), Laujar de Andarax (1), La Mojonera (5), Roquetas de Mar (48) y Vícar (11).

0 fallecidos. En la provincia quedan 1969 casos activos: 99 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 946 en el distrito de Almería (Torrecárdenas), 919 en el poniente (El Ejido - Poniente) y 5 en Municipio sin especificar. 2 nuevos ingresos hospitalarios (0 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 6.809.955

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 91,40%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 6.610.056

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 88,70%.

Gaia, el volcán y los desastres naturales

Moisés S. Palmeri Aranda
Educador ambiental y escritor

Seísmo es un anagrama de mi nombre y desde hace años lo utilizó en algunas redes sociales. Me recomiendan no hacerlo porque esa palabra lleva asociado dolor, destrucción, tragedia, miedo, angustia, desesperación, desgracias, muerte. Sin embargo siempre he pensado que los terremotos, como los volcanes, tienen un ingrediente poético de regeneración, de creación, de transformación, de nacimiento, de belleza. Gracias a ellos se forman nuevas islas, se levantan montañas y cordilleras, se transforman los continentes, desaparecen paisajes y aparecen nuevas rocas que surgen incandescentes del interior para enfriarse lentamente en la superficie y convertirse en un suelo fértil que sustente la nueva vida.

Hacer estos comentarios, con la lava engulléndolo todo, puede resultar ofensivo, inapropiado, porque muchas familias han perdido hasta sus recuerdos y el futuro se les plantea incierto. Pido disculpas a quien así lo considere, pero mi intención, lejos de ahondar en la herida, en el drama personal, es solo reflexionar sobre nuestra fragilidad, los desastres naturales y el planeta.

La posición del ser humano en la naturaleza ha ido cambiado a lo largo de la historia gracias a la observación, al estudio, a la experiencia, al conocimiento acumulado, en definitiva a la ciencia. Pasamos de sabernos frágiles, insignificantes, a imaginarnos el centro del Universo. Un largo proceso que ha desembocado en el  momento actual, en el que somos conscientes de que formamos parte de un sistema vivo planetario del que no podemos prescindir para sobrevivir, y del gran poder que tenemos para alterarlo, para destruir lo que nos beneficia.

Bueno, no todos consideran así a la Tierra. Algunos la piensan como un planeta hostil del que podemos extraer todos los recursos que generen dinero. Un planeta  al que ante su grave deterioro ya le andamos buscando un sustituto en nuestro Sistema Solar. Sin embargo la Hipótesis Gaia, que Lovelock publicó en 1979, nos presenta la Tierra como un sistema capaz de autorregular su temperatura, su composición química, incluso la salinidad de los océanos. Un sistema que tiende siempre al equilibrio para que la vida, y la atmosfera que la protege, se mantengan. Un sistema que tiene su propio ritmo, su pulso, su tiempo.

Y ese tiempo no es el nuestro. Vivimos nuestras vidas como carreras de velocidad porque no puede ser de otra manera, en contraposición con la Tierra que está inmersa en una carrera de fondo. Cada uno de los eventos naturales que se producen son parte de un proceso que se nos escapa de las manos, que no podemos controlar, que nos recuerda la relatividad de nuestro poder, que comenzó tras el Big Bang y que seguirá por millones de años cuando nosotros no estemos. Es imparable, ingobernable, una lucha desigual en la que solo podemos perder.

Para la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, estos no son naturales, sino humanitarios. Están originados por una fuerza descomunal de la naturaleza, pero están agravados por las negligencias, la falta de prevención o las omisiones por parte del ser humano. El volcán de la Palma se hubiese quedado, como ocurrió hace 50 años, en un espectáculo maravilloso sino hubiese provocado tantas desgracias personales.

Que el volcán iba a entrar en acción, o que las ramblas se desbordarán, o que un bosque salga ardiendo es algo inevitable. Lo que es evitable es la osadía, la soberbia, la prepotencia del ser humano, que se cree invencible, ajeno a las desgracias, que actúa como si estuviese solo en el mundo, e ignora que la naturaleza sigue su camino y que ante ella nada puedes hacer. No solo metemos la cabeza en la boca del lobo (que está de enhorabuena) sino que le pinchamos y provocamos para que nos muerda.

La tragedia, el desastre, la catástrofe humanitaria de la Palma ya la estamos viviendo y sabemos que será más grande porque muchos de esos palmeros no tenían aseguradas sus casas, ni sus explotaciones y nunca se hizo nada por regularizar la situación. No se trata de buscar culpables, entre todos la mataron y ella sola se murió, pero en un sistema basado en el beneficio económico, la solidaridad, la humanidad duran hasta que hay que rascarse el bolsillo y las cámaras y micrófonos desaparecen.

Dejadez, falta de previsión, de valentía política, de planificación, llamémoslo como queramos, pero hay que dedicar menos esfuerzos a intentar luchar contra la naturaleza y a centrarnos en intentar evitar esas desgracias personales, humanitarias, porque también se está demostrando que las promesas, las ayudas y subvenciones de los políticos van a ritmos diferentes al de resto de mortales y no saben de hambre, ni de frio.

Las portadas de los periódicos de Almería (24-09-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "Pueblo a pueblo: así avanza la vacunación en toda la provincia". Diario de Almería dice: "Almería, única provincia en la que crece la incidencia". Ideal destaca: "Un agosto de diez dejan las cifras turísticas de Almería en datos previos a la pandemia".




El virus en Almería pueblo a pueblo (23-09-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 23/09/2021 la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 73 contagios nuevos en: Alhama de Almería (2), Almería Capital (17), Níjar (21), Albox (1), Arboleas (3), Cuevas del Almanzora (3), Garrucha (4), Macael (1), Tíjola (1), Vélez Rubio (1), El Ejido (7), Roquetas de Mar (11) y Vícar (1).



15 recuperados en: Almería Capital (5), Níjar (1), Alcóntar (1), Cuevas del Almanzora (2), Olula del Río (2), El Ejido (1) y Roquetas de Mar (3).

0 fallecidos. En la provincia quedan 2.141 casos activos: 99 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 1.040 en el distrito de Almería (Torrecárdenas), 997 en el poniente (El Ejido - Poniente) y 5 en Municipio sin especificar. 1 nuevo ingreso hospitalario (0 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 6.803.443

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 91,20%.

La antipolítica

Juan Carlos
Pérez Navas

En lo que llevamos de mes se está constatando la fortaleza de la recuperación económica que redunda en una rápida y progresiva salida de esta crisis. Así lo reflejan los datos económicos que sitúan septiembre como el quinto mes en el que se genera empleo de manera consecutiva. A esta realidad se añade el acuerdo para la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) con el compromiso y el objetivo del Gobierno de España de alcanzar el 60% del salario medio al final de la legislatura.

Mientras la crisis da un respiro a nuestro país, mientras las familias y las empresas comienzan a notar los primeros síntomas de recuperación, el principal partido de la oposición se desmarca, como siempre, de manera irresponsable, de la realidad y trata de seguir atormentando instalado en su mantra de catastrofismo porque prefieren seguir pensando que si a España le va mal al PP le va a ir bien. A eso le llaman patriotismo. El líder de la oposición se ha convertido en un cenizo, un peso y un lastre para la esperanza de la recuperación económica que toda la sociedad ansía y persigue llegando a acuerdos de diálogo social para generar estabilidad, confianza y certidumbre.

Pero al PP no le gusta que el panorama sea favorable. Les gusta más el gris y, si no encuentran ese color, lo dibujan. Ni Pablo Casado desde Madrid ni Moreno Bonilla desde Andalucía han estado ni siguen estando a la altura ante la emergencia nacional que ha supuesto la Covid y no pierden la oportunidad de machacar a nuestro país a la más mínima oportunidad. Quizá cabría recordar al presidente andaluz que un buen dirigente trabaja y quiere lo mejor para su pueblo y que un buen gestor invierte en lo más necesario. ¿Puede explicar Moreno Bonilla de una vez por qué sólo ha sido capaz de gastar 50 de los 1.109 millones de euros que el Gobierno de España le ha transferido ya a la Junta de Andalucía para ayudar a empresarios y autónomos afectados por la crisis de la Covid-19? ¿Qué pretende el Gobierno andaluz con esta negligencia? ¿Quieren PP y Cs que nos vaya mal? Si se hubiera invertido todo el dinero a mucha gente les iría bastante mejor. La pregunta es por qué no lo han hecho. No hacen su trabajo y, para colmo, niegan la evidencia de que otros sí lo están haciendo, están cumpliendo y están dejándose la piel por este país, como es el Gobierno de Pedro Sánchez.

Las portadas de los periódicos de Almería (23-09-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "La normalidad llegará a los centros de salud en octubre". Diario de Almería dice: "El pediatra de Roquetas acepta cinco años por otro abuso sexual". Ideal destaca: "La nube tóxica ronda la península".




El virus en Almería pueblo a pueblo (22-09-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 22/09/2021 la situación de la pandemia en nuestra provincia es ésta: 73 contagios nuevos en: Almería Capital (23), Benahadux (1), Níjar (17), Arboleas (9), Cuevas del Almanzora (1), Garrucha (1), Huércal - Overa (1), Mojácar (1), Berja (2), El Ejido (5) y Roquetas de Mar (12).



236 recuperados en: Abrucena (1), Alhama de Almería (1), Almería Capital (78), Carboneras (2), Fiñana (3), Gádor (1), Huércal de Almería (5), Níjar (11), Pechina (1), Rioja (1), Sorbas (5), Tabernas (3), Viator (3), Bédar (1), Cuevas del Almanzora (3), Los Gallardos (2), Garrucha (3), Huércal - Overa (1), Macael (1), Pulpí (1), Vera (1), Adra (9), Balanegra (1), Berja ( 8 ), El Ejido (31), Roquetas de Mar (47) y Vícar (12).

1 fallecido en: Almería Capital (1). En la provincia quedan 2.083 casos activos: 90 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 1.006 en el distrito de Almería (Torrecárdenas), 982 en el poniente (El Ejido - Poniente) y 5 en Municipio sin especificar. 3 nuevos ingresos hospitalarios (0 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía:

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 6.795.848

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 91,20%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 6.580.622

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 88,30%.

Las portadas de los periódicos de Almería (22-09-21)

Aarón Rodríguez
@opinionalmeria

La Voz de Almería abre su edición con este titular: "El mar devuelve ocho cadáveres de migrantes en el Levante". Diario de Almería dice: "El verano se va con riadas y heridos leves en el Levante". Ideal destaca: "La vacunación logra acorralar al virus en los sectores de la población más jóvenes".




El virus en Almería pueblo a pueblo (21-09-21)

Tania Artajo
@opinionalmeria

Según el portal Información Covid 19 Almería a 21/09/2021 la situación de la pandemia en la provincia de Almería es ésta: 28 contagios nuevos en: Almería Capital (7), Carboneras (1), Níjar (4), Arboleas (3), Cuevas del Almanzora (1), Garrucha (1), Macael (1), Olula del Río (1), Vera (2), El Ejido (1), Roquetas de Mar (5) y Vícar (1).



221 recuperados en: Alhama de Almería (2), Almería Capital (86), Benahadux (3), Carboneras (1), Gádor (1), Huércal de Almería (10), Íllar (1), Lubrín (1), Níjar (16), Pechina (3), Rioja (1), Tabernas (1), Viator (5), Fines (1), Garrucha (1), Pulpí (1), Serón (1), Vera (2), Adra (6), Berja (4), El Ejido (24), Felix (1), La Mojonera (2), Roquetas de Mar (36) y Vícar (11).

1 fallecido en: Carboneras (1). En la provincia quedan 2.247 casos activos: 90 en la zona Levante - Alto Almanzora (Inmaculada), 1.081 en el distrito de Almería (Torrecárdenas), 1.071 en el poniente (El Ejido - Poniente) y 5 en Municipio sin especificar. 5 nuevos ingresos hospitalarios (0 en UCI).

Vacunas Administradas en Andalucía: (Por problemas técnicos derivados de la Junta de Andalucía no se van a actualizar los datos referidos a la vacunación)

Nº Personas que han recibido al menos una Dosis: 6.782.265

Porcentaje de población vacunada con al menos una dosis: 91%

Nº Personas que han recibido todas las dosis: 6.552.134

Porcentaje de población vacunada con todas las dosis (pauta completa): 87,90%.

In memoriam: Blas Carrillo, médico ginecólogo

Manuel León
Periodista

Aunque su despacho estuviera durante décadas en el promontorio de Torrecárdenas o en La Arraixaca de Murcia, su corazón latía en Turre. Era turrero Blas, hasta las trancas; era turrero, aunque hubiera nacido en Mojácar, aunque sus días transcurrieran viendo radiografías de útero en la consulta, las verdaderas emociones le llegaban de pronto, por ejemplo, recordando a su padre con un clavel reventón en el pecho en la feria de San Francisco; era turrero hasta el tuétano este Blas Carrillo, que se acaba de ir, como infinitos más que se han ido y que se irán, triturado por esta nueva fiebre amarilla de nuestros días que medró en silencio desde la tierra de Fumanchú hace ya año y medio.

Ha muerto -han dicho- un buen profesional, quien hace unos años recibió el homenaje de sus compañeros en el Colegio de Médicos de la calle Gerona. Nos ha dejado Blas, con 73 años, con la mente lúcida, él, quien tantas vidas ha salvado detectando -por ejemplo- cánceres de ovario o papilomas o extirpando quistes por si acaso, porque un buen médico como él prefería siempre prevenir a curar. 

Era además de ginecólogo, un humanista, que admiraba las artes, que se apasionó como un niño haciendo unas vidrieras que representaban la gestación de Cristo en el útero de la Virgen, que era una novedad artística que nunca se había hecho y qué él donó a la Iglesia de su pueblo. "¿Hay algo más bonito que la maternidad?", se preguntaba Blas cuando consiguió verlas colocadas en el templo de Turre. 

Hace unos años, el Ayuntamiento que presidía entonces Arturo Grima lo nombró Hijo Adoptivo y había que ver a Blas esa mañana luminosa del Dia de Andalucía con su pajarita morada, apostado en el atril, derramando aromas y recuerdos de Turre, su Turre, con una felicidad infantil que le desbordaba en cada frase, en cada vivencia compartida ante sus paisanos: las calles de su adolescencia, las cintas a caballo, las películas en el cine de Frasquito Baraza, las lecturas de Miguel Hernández que tanto le gustaban, quizá porque se sentía pastor como el malogrado poeta de Orihuela, cuando subía a las cumbres de Sierra Cabrera. 

Era hijo, bisnieto y tataranieto de médicos, Blas. Su bisabuelo -Blas Carrillo como él- fue galeno en Macael cuando la gripe del 18, uno de aquellos médicos de pueblo que se subía a la montura de un caballo recorriendo casas y cortijos de Olula, de Chercos, de Laroya, allí donde hubiera una vida en peligro. 

Se ha ido después de luchar contra el Covid, Blas, y sus compañeros de la tertulia de los jueves en Lamarca como Paco Núñez ya le estarán echando de menos, como su esposa, sus tres hijas y todos los Carrillo que irán viniendo después, porque al fin y al cabo qué es la vida sino una retahíla de generaciones y generaciones unidas por los genes y los apellidos. 

Se ha ido Blas Carrillo, y uno tiene la sensación de que Turre, su Turre -donde descansará para siempre bajo tierra- ha perdido a su más fiel emisario.