Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Arranca la integración de las rurales de Casinos, Canarias y Crèdit en Cajamar


Luis A. Torralba
Valencia Plaza

 El Boletín Oficial del Registro Mercantil de Almería publicaba ayer los depósitos de los proyectos de fusión por absorción de las cajas rurales de Casinos, Canarias y Crèdit València en Cajas Rurales Unidas, la denominación jurídica de la nueva Cajamar.

Una oficina de Caja Rural de Canarias
Tales proyectos, que son un mero trámite legal y que también se publicarán en los registros de Valencia y Las Palmas, deberán ser refrendados por las respectivas asambleas de las tres entidades, que comenzarán a celebrarse en las próximas semanas. Así, el último miércoles de este mes tendrá lugar la de Casinos, el seis de junio llegará la de Crèdit València y el 28 del mes que viene será la de Canarias. 

Una vez que las asambleas de dichas cooperativas de crédito den el visto bueno habrá que cumplir con los trámites legales pertinentes, es decir, ir al notario para firmar los acuerdos -por individual- e incribirse en el registro mercantil.

SIGUIENDO LOS PASOS
"El tiempo estimado será de mes y medio más o menos", apuntan fuentes cooperativistas consultadas por este diario, cuyos procesos estarán recogidos ya "en la publicación de los resultados del tercer trimestre del año".

De este modo, las tres rurales seguirán los pasos que dieron en su día Caja Campo (2011) y Caja Rural Castellón San Isidro y Ruralcaja -estas dos últimas el pasado año- cuando optaron por fusionarse directamente, por lo que una vez fusionados no tendrán que mutualizar los resultados.

Así lo venía haciendo Crèdit València dentro del grupo Cajas Rurales del Mediterráneo (CRM), el otrora grupo cooperativo liderado por Ruralcaja que llegó a contar con más de una veintena de entidades, y que a la postre le provocaron a la rural presidida por Salvador Galduf unas pérdidas durante el pasado ejercicio de 17,17 millones de euros. Una circunstancia que tuvo mucho que ver en su salida de CRM.

RINDIENDO CUENTAS
Por su parte, Casinos y Canarias, que rendían cuentas dentro del Grupo Cooperativo Cajamar, presentaron un balance desigual: la primera acusó unos números rojos por valor de 752.000 euros y la segunda ganó 1,2 millones de euros, según las últimas cuentas individuales que figuran en la base de datos pública de la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC).

Sin embargo, las mismas fuentes consultadas por Valencia Plaza advierten que "los beneficios volverán a todas ellas en el primer trimestre del año".

CAJAMAR, AL ALZA
Por lo pronto, Cajamar anunció hace tres semanas un beneficio de 28,5 millones de euros de enero a marzo, que se suman a los 43 millones obtenidos en noviembre y diciembre del 2012 tras completar las absorciones de Ruralcaja y Caja Rural Castellón.

Crèdit València nació en 2001 fruto de la unión de las secciones de crédito de más de una veintena de cooperativas agrícolas, cuya integración representó un instrumento de crédito especialmente próximo a las cooperativas agrarias y a su entorno económico local.

Rápidamente se convirtió en una alternativa para las cajas rurales que no querían estar 'sometidas' a la entonces Caja Rural de Valencia, pero el posterior proceso de concentración del sector acabó llevando a Crèdit a Cajas Rurales del Mediterráno y finalmente a Cajas Rurales Unidas. Según se recoge en su web, cuenta con más de 60.000 clientes, 31 oficinas y más de una centena de empleados.

MÁS DE MEDIO SIGLO DE HISTORIA
Caja Rural de Casinos fue constituida en 1970 como cooperativa de crédito, pero su origen se remonta a 1959 cuando se creó la sección de crédito de la entonces llamada Cooperativa Vitivinícola Santa Bárbara, la más antigua del municipio que aglutina a los productores de la localidad desde los años cincuenta.

Actualmente, según la información recogida de su portal, dispone de una oficina y 1.861 socios de los que más de una centena son empresas e instituciones, muchos de los cuales, especialmente los de mayor edad, aún se dedican a la agricultura.

LOS CANARIOS SE APUNTAN
Pero también los hay comerciantes, funcionarios, profesores, trabajadores de talleres, albañiles, constructores, empleados...

Por último, Caja Rural de Canarias inició su actividad como entidad financiera en 1978. Hoy gestiona un volumen de negocio de 2.214 millones de euros y activos por importe de 1.264 millones de euros. Dispone de 67 oficinas que son atendidas por 322 empleados. Cuenta con 23.046 socios (18.697 personas físicas y 4.349 empresas e instituciones) y más de 107.000 clientes, a decir de su información pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario