Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Encuesta Metroscopia: Vox podría entrar en el Parlamento


Nuria Torrente
@opinionalmeria

➤ La fragmentación del parlamento español podría incluir a otro partido de carácter nacional, Vox, según la encuesta de octubre de Metroscopia para Henneo, realizada entre el 16 y el 18 de octubre. El PSOE se mantiene como la fuerza política con el 25,2% de los votos.

Encuesta de Metroscopia para Henneo

El PP se mantiene como segunda fuerza con un 22,6% de los votos. Ciudadanos sería el tercer partido más respaldado por los españoles hasta situarse en un 19,2%. El cuarto partido sería Unidos Podemos, con el 17,7% de los votos.

Mojácar es una ciudad de embrujo que sirve para la inspiración literaria


Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Mojácar, con el símbolo del Indalo, busca reinventarse para recuperar el liderazgo de prestigio turístico. Se trabaja en consolidar proyectos culturales que por diferentes razones no encuentran el respaldo suficiente para convertirse en oferta complementaria para huir de sol y playa. Hay un turismo exigente que pide alternativas de ocio y cultura.

Antonio Martínez

Nadie hallará otra tierra ni otra mar porque cautivarán siempre a quienes, lejos de toda imaginación, desentrañen su alma de colores, los colores de la vida. Vida para el amor, para la libertad: Mojácar. El belga Albert T´Serstevens, retrató, tras su viaje de 1931, las cualidades turísticas de varias poblaciones como los famosos baños de Alfaix (Los Gallardos) y especialmente se impresionó de la pobreza extrema y del abandono de Mojácar. “El transporte del agua es su principal ocupación, al menos la más visible. No hay más que una fuente: está en lo más bajo de la villa, y es necesario casi una media hora para bajar. Vienen a tomarla en jarras en forma de ánfora que llevan apoyadas sobre la cadera, en el brazo arqueado. Esto es, a lo largo de la cuesta que baja a la fuente, un doble cortejo de mujeres...”.

Nada que ver con la realidad que encuentran en la actualidad ilustres visitantes de todos los ámbitos, como el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien, como Zapatero, apostó por la ciudad mojaquera antes de llegar a sus cargos políticos. Mojácar está etiquetada como una de las ciudades más bonitas y con mayor encanto de España. Se hacen esfuerzos con centros de cultura, pero falta el gran punto al que se le mire internacionalmente.

El pequeño teatro El Aquelarre, de Ginés Carrillo, impulsó el conocimiento. Beatrice Beckett (Valparaiso, 1929), autora de Aún en el Paraíso, persiste la fragancia de las flores los almendros (2004), preside la Fundación Valparaíso, un referente europeo para el apoyo a jóvenes talentos. Hubo un intento de alto nivel con los Cursos de Arte de Mojácar desarrollados en el periodo 1992-2002, con figuras internacionales como Antonio Bonet Correa, su hijo Juan Manuel, exdirector del Instituto Cervantes, pintores cotizados como Juan Genovés, el crítico de arte y cofundador de El País Alfonso Albacete y el arquitecto José Luis Gallego, entre otros, a los que dio cobijo el entonces alcalde Bartolomé Flores.

La última idea de salir de las fronteras provinciales lo representa el análisis de la propuesta España/Europa: Difusión de la Producción Cultural Española, objetivo de los II Encuentros Literarios y Culturales de Mojácar, celebrados recientemente, impulsados por el catedrático Antonio Sánchez Trigueros y el escritor y periodista Francisco López Barrios.

Mojácar dejó el hambre para ser capital estética y de embrujo. Una foto de Francisco Ontañón (Barceona, 1930-Madrid, 2008), que vimos en el Museo Ibáñez Cosentino de Olula del Río, recoge la dignidad de un grupo de niñas contemplando la venta de pescado de la arrolladora personalidad del mítico Amadeo. La actual alcaldesa, Rosa María Cano, trabaja por convertir Mojácar la Vieja en un punto de encuentro y a la larga ser el lugar más visitado aportando conocimiento y cultura. El alcalde que aventura la promoción turística fue Jacinto Alarcón, persona clave para la construcción del Parador de Turismo en 1966.

El promotor del complejo Continental de Mojácar, Pedro García García (Albox, 1935-Mojácar, 2003), creó en los años 70 el Centro de Iniciativas Turísticas del Levante Almeriense. Merece la pena plantearse la evolución del desarrollo turístico. El primer hotel que acogió a los ilustres visitantes fue Hotel Indalo, construido en 1962 por Francisco Haro Zamora, que lo dotó de 25 habitaciones dobles con teléfono y cuarto de baño. Todo un lujo que pronto se quedó pequeño, y rompió con la imagen sórdida de una ciudad que se situó en la cima del aperturismo. En los tiempos actuales reúne a una cafetería, bar y terraza.

Un gran profesional, Antonio Martínez Alonso (Cuevas del Almanzora, 1947), yerno de aquel gran innovador Francisco Haro, ha visto pasar la vida desde su atalaya en el centro de Mojácar, un lugar estratégico. “La evolución para bien es brutal. Empezamos a sacudirnos la suciedad, la doble crisis del petróleo y la quiebra del tour operator Court Line. Ahora son mis hijos Francisco y Antonio los que contemplan una ciudad más cuidada. El famoso que más me ha llamado la atención por su sencillez y compromiso es sin lugar a dudas Miguel Ríos, sin desmerecer a otros grandes de la cultura...” dice desde su privilegiada atalaya, la ciudad del símbolo del Indalo.

El libro Momentos estelares de la historia de Almería, coordinado por el editor Juan Grima y el pintor Emilio Sánchez Guillermo, da un tratamiento especial a Mojácar como génesis del turismo en Almería.


Las portadas de los diarios de Almería (22-10-18)

Juan Folío
@opinionalmeria

➤"La Estación de Huércal se prepara para reibir al tren", destaca La Voz de Almería. "76 multas por escupir y orinar en las calles de la capital", señala Diario de Almería. "Un documento de Fomento destaca que el AVE llegará a Almería dos años después", dice Ideal.

Encuesta NC Report: el PSOE puede subir en votos y perder dos escaños


Tania Artajo
@opinionalmeria

➤ Durante estos días tenemos que estar presparados para recibir las encuestas electorales más dispares. Hoy nos presenta una La Razón, realizada por NC Report, que indica que el PSOE volvería a ser el ganador de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de forma holgada.

Encuesta de NC Report

El periódico dirigido por Francisco Marhuenda destaca que el PSOE podría perder dos escaños con respecto a 2015, pero, sin embargo, resta valor a que la misma encuesta le concede in incremento de 1,2 puntos sobre los resultados de 2015. Los socialistas conseguirían el 36,5 por ciento de los sufragios, frente al 35,2 obtenido en las pasadas elecciones. De esta forma el PSOE aventajaría en 13,2 puntos al PP, que sería la segunda fuerza más votada.

El PSOE conseguiría 45 escaños, dos menos que los 47 conseguidos en las elecciones de 2015, y a diez de la mayoría absoluta. Tras los socialistas se situaría el PP, que lograría un 23,4 por ciento de los votos y 28 (33 en 2015). Adelante Andalucía, que es la confluencia de Podemos e IU, conseguiría un 18,6 por ciento de los votos y 22 diputados. En 2015 consiguieron por separado 20 diputados.

Ciudadanos se quedaría como cuarto partido parlamentario con el 14 por ciento de los votos y 14 escaños, cinco más de los conseguidos en 2015.

El día que Antonio Maresca pudo ser alcalde de Almería


Emilio Ruiz

➤Esta semana hemos despedido a uno de los políticos más interesantes de Almería del último medio siglo, Antonio Maresca-García Esteller. Sus inicios en la vida pública se remontan al año 1976 cuando su hermano Paco lo introdujo en el Partido Socialista Popular (PSP), el partido fundado por el profesor Tierno Galván. “Yo era tesorero”, recuerda el hermano menor, “aunque allí no había una peseta que administrar”. Joaquín Fernández Palacios, que era el secretario general, lo hizo Secretario de Organización. En las elecciones de 1977 Antonio fue candidato al Congreso por Unidad Socialista, una candidatura en la que también aparecían Eloy López Miralles (posteriormente, senador del PSOE) y Laudelino Gil (que fuera teniente de alcalde de Almería por el PSA). En aquellas elecciones preconstitucionales Bartolomé Zamora encabezaba la candidatura del PSOE y Pedro Molina, la del PCE.

Antonio Maresca

En 1978 se produjo la integración del PSP en el PSOE. Maresca fue nombrado secretario de Organización de la ejecutiva socialista local. Desde entonces hasta el día de su fallecimiento casi toda la vida política de Antonio Maresca ha estado vinculada al PSOE, donde ha tenido múltiples cargos orgánicos en las ejecutivas local y provincial, así como cargos institucionales: concejal, diputado provincial, presidente de la Diputación y senador.
En 1991 Maresca era secretario general de la Agrupación Local Gabriel Pradal, pero la nueva dirección provincial del PSOE, encabezada por José Antonio Amate, decidió marginarle
Esta extensa vida de militancia socialista tuvo un paréntesis: entre 1991 y 1993 fue concejal del Ayuntamiento de Almería y diputado provincial por Izquierda Unida. En 1991 Maresca era secretario general de la Agrupación Local Gabriel Pradal, pero la nueva dirección provincial del PSOE, encabezada por José Antonio Amate, decidió marginarle, según él entendió y me confesó hace un par de años. “Yo consideraba –me dijo- que mi larga experiencia política me permitía ser útil en la política almeriense, pero en el PSOE se había declarado una guerra fratricida que estaba dejando cadáveres por todas partes”.

Fue entonces cuando Pedro Baldó, dirigente de IU, le ofreció ir en la lista del Ayuntamiento de Almería como número dos y candidato a la presidencia de la Diputación. En marzo de 1991 Maresca presentó su renuncia como militante socialista. El puesto que iba a ocupar en IU estaba asignado en teoría a otra exsocialista, Virtudes Castro, que ya era concejal de la coalición como miembro del PASOC. La abderitana denunció el ‘apaño’ ante el consejo regional de IU-CA, pero no le hicieron caso. El 23 de marzo la coalición aprobó su candidatura al Ayuntamiento de Almería con José Antonio Ojeda, Maresca y Natalia Huertas en los tres primeros puestos, que serían elegidos concejales.

Las elecciones no otorgaron mayoría absoluta a ningún partido. El PSOE, encabezado por Fernando Martínez, obtuvo 12 concejales por 10 el PP y dos el PA, además de los tres de IU. El día 3 de junio una reunión en la cafetería del hotel Costasol podría haber determinado de forma diferente el futuro de la alcaldía de Almería. Fue a las 8 y media de la tarde, y Fernando Cabezón, ‘alcaldable’ del PP, el promotor.  Allí estaban reunidos, por el PP, Cabezón y Antonio Sáez Lozano; Antonio Maresca, Pedro Baldó y José González Marín, por IU, y Cristina Álvarez, por el Partido Andalucista. La reunión se hizo a espalda de Ojeda, candidato de IU a la alcaldía.
Fernando Cabezón: “He hablado con Fernando Martínez y le he preguntado por el modelo de Ayuntamiento que pretende organizar. He llegado a la conclusión de que es necesario buscarle una alternativa”. El acuerdo fue total: Antonio Maresca sería elegido alcalde
La reunión la abrió Fernando Cabezón: “He hablado con Fernando Martínez y le he preguntado por el modelo de Ayuntamiento que pretende organizar. He llegado a la conclusión de que es necesario buscarle una alternativa”. El acuerdo fue total: Antonio Maresca sería elegido alcalde con los 15 votos de PP, IU y PA frente a los 12 que conseguiría Martínez. “Te doy mi palabra de que no sabía para qué nos había convocado Cabezón”, me confesaría muchos años después Maresca. Pero no le disgustó la idea, que consideraba, además, viable. Pedro Baldó puso una condición: “Este acuerdo tiene que ser ratificado por la asamblea local de IU, pero podemos dar el asunto por resuelto, pues no creo que IU renuncie a la alcaldía de Almería, que le ponen en bandeja”. Quedaron en perfilar detalles el día 6 en una nueva reunión en la cafetería del Colón.

El día 5 se reunió la asamblea de la coalición. No hubo necesidad de realizar la reunión del Colón porque la asamblea de IU rechazó la propuesta. El día 15 de junio de 1991 Fernando Martínez fue elegido alcalde de Almería por ser la lista más votada. Los demás grupos votaron a sus respectivos candidatos. Y así se escribe la historia.

Lo que esconde el relevo de Carmen Crespo


Pedro Manuel de la Cruz
Director de La Voz de Almería

➤ La memoria política es lo último que pierde el vencedor y lo primero que olvida el derrotado. Después de las salvas de fogueo llamando a la unidad que acompañan la euforia de las primeras horas y la designación de los primeros puestos en la escala de mando, el que gana una batalla se acuerda más de los que intentaron vencerle que de los que le apoyaron en la victoria. Así se ha construido desde siempre la historia de las guerras internas de los partidos, una sucesión de batallas en las que quien las protagoniza puede morir varias veces.

Maribel Sánchez y Carmen Crespo

Desde esta trinchera se entiende que los ganadores del congreso del PP de julio hayan decidido el (inesperado) relevo de Carmen Crespo de la primera posición en la candidatura almeriense para las elecciones autonómicas del 2-D. Casado (y Teodoro García; más éste que aquél) saben que Crespo está más cerca, por biografía militante, del marianismo que del casadismo. La portavoz parlamentaria popular fue una persona de Soraya y lo es de Juanma Moreno y de Arenas. Nunca lo ha negado y esa lealtad, aunque le esté suponiendo en estas horas un alto coste emocional, le honra.
En la decisión del relevo decidida por Casado lo que más ha influido no ha sido la pertenencia de Crespo al sector del arenismo renovado que representa (a veces muy a su pesar) Juanma Moreno
La sombra de los apoyos es un acompañamiento inevitable y, en el caso de la política almeriense, intencionadamente inevitado. Llegó al Parlamento andaluz, a la delegación del Gobierno en Andalucía y a la portavocía regional formando parte de un equipo y, como en cualquier otra actividad competitiva (y la política lo es, ¡vaya si lo es!), a veces se gana y a veces se pierde. Pero en la decisión del relevo decidida por Casado (aunque, insisto, más por Teo Garcia) lo que más ha influido no ha sido la pertenencia de Crespo al sector del arenismo renovado que representa (a veces muy a su pesar) Juanma Moreno.
Lo que ha sido determinante es la estrategia que ya diseña el PP para el Día Después del 2-D
Lo que ha sido determinante es la estrategia que ya diseña el PP para el Día Después del 2-D. Los Populares son conscientes de que, sea cual sea el resultado, acabarán enfrentándose a un escenario que exigirá nuevos argumentos y nuevos protagonistas. Si vuelven a perder el partido estará abocado en Andalucía a una refundación de amplísimo espectro; tan amplio que nadie sabe desde qué pilares se iniciará el proceso de reconstrucción.

Lo que sí sabe Casado es que esa reconstrucción debe levantarse sobre una estructura diseñada por la actual dirección madrileña. Por eso ha decidido configurar un grupo parlamentario sustentado en personas de su absoluta confianza. La nominación de Juan Ignacio Zoido por Sevilla, Jose Antonio Nieto por Córdoba y Maribel Sánchez por Almería obedece a esa intención. Aunque los tres profesaron antes la fe cospedaliana que el rito casadista (con más vocación en los dos primeros que en la tercera; la almeriense desde el principio estuvo más cerca de Casado, pero se autoimpuso la disciplina silenciosa de Amat), la dirección nacional del partido confía en ellos para comenzar la travesía del desierto que habría que conducirles, si los resultados no tienen unos dígitos razonables, a un congreso extraordinario.

Si, por el contrario, la aritmética electoral propiciara la alternativa PP-Ciudadanos, la dirección nacional quiere dirigir la estrategia a seguir y las personas que acompañarían a Juanma en esa travesía, hasta ahora desconocida para los populares. La lógica de la política vuelve siempre: quien manda solo delega personas de su absoluta confianza. La discrepancia pasada siempre acaba pagando la factura.
Cuatro décadas de poder ininterrumpido retratan a quien lo ejerce; pero, sobre todo, revela la incapacidad de quien, permanentemente, ha visto frustrada, democráticamente, su aspiración de ejercerlo
El PP dice en su argumentario que Andalucía no puede soportar alcanzar los cuarenta años de gobiernos socialistas. Una afirmación discutida y discutible sobre la que decidirán, como siempre y democráticamente, los ciudadanos el primer domingo de diciembre. Lo que nadie discute es que sería el PP el que no soportaría otros cuatro años mas de Gobierno socialista. Cuatro décadas de poder ininterrumpido retratan a quien lo ejerce; pero, sobre todo, revela la incapacidad de quien, permanentemente, ha visto frustrada, democráticamente, su aspiración de ejercerlo.

Los populares llevan cuarenta años sin encontrar respuesta a la pregunta de porqué los socialistas ganan las elecciones una y otra vez olvidando que el interrogante sobre el que debían interpelarse y actuar en consecuencia debería centrarse en la búsqueda de las causas por las que, una y otra vez, ellos las pierden. Esa es la clave de bóveda que, tal vez, podría acabar construyendo una forma de hacer política que le llevara a la victoria que nunca han tenido.

El tiempo desvelará si Casado se atreverá a recorrer ese camino o se quedará, solo, en cambiar a los responsables de la sala de máquinas ignorando que, como sostuvo Einstein con tanto acierto, si haces lo mismo no esperes resultados distintos. Claro que, contradiciendo a Heráclito, el PP tiene la capacidad de bañarse mil veces en el mismo río del error y tropezar otras mil en la misma piedra. Las ofensas estúpidas (y falsas) de Tejerina de esta semana a los conocimientos de los niños andaluces lo demuestran.