Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Del PGOU de Adra, nada de nada


Joaquín Navarro Imberlón
Exalcalde de Adra por el PSOE

Hace más de una década, en una entrevista de un periódico nacional, le preguntaban a Mª Carmen Crespo como alcaldesa esto: ¿Cómo repercutirá el nuevo PGOU en Adra? Ella respondía así: “Muchísimo, porque es un plan general (PGOU) que ha sido diseñado desde el punto de vista de la ambición de una ciudad que tiene unas características determinadas y que quiere ir hacia delante en los temas turísticos, medioambientales y en las viviendas de VPO. Adra tenía unas normas subsidiarias (NNSS) que, además de estar obsoletas, evitaban el crecimiento ordenado y sostenible de la ciudad. Adra ha estado estancada durante más de una década y el plan general abre el futuro a una ciudad deportiva, a zonas industriales y turismo hotelero y ….”.

Programa de Urbanismo del PP en 2003

Como pueden ver, sobre todo los abderitanos, Mª Carmen Crespo como alcaldesa era una “adivina de lo contrario”. Hace más de una década fue capaz de adivinar que en Adra iba a ocurrir todo lo contrario de lo que ella pronosticaba y no solo con mis obsoletas NNSS, le ha ocurrido con más cosas. NNSS que no estarían tan obsoletas si, quince años después de que Mª Carmen Crespo llegara a la alcaldía, aun están vigentes y sin embargo de su PGOU no hay nada de nada. Lo único que se ha hecho del PGOU es gastarse en él miles de euros de las arcas municipales.

No estaría tan estancada Adra con mis NNSS si con ellas se produjeron estas cifras: en los últimos ocho años de mi alcaldía (1995 a 2002) se tramitaron 379 licencias de viviendas. Durante los ocho años que Mª Carmen Crespo fue alcaldesa (2004 a 2011) solo se tramitaron 296 licencias de viviendas, a pesar de que tuvo la ventaja de que en los años 2006 y 2007 fueron los años que más licencias dieron todos los municipios españoles, porque los promotores y constructores anticiparon la petición de sus licencias ante la entrada en vigor del  Real Decreto 314/2006, en el que se aprobó el Código Técnico de la Edificación para así eludir los requisitos que este Código exigía. Lo que hizo que algunas de esas licencias de viviendas no se construyeran, por lo que el Ayuntamiento tuvo que devolver el dinero recaudado. En el caso de Adra esa devoluciones van por el nada despreciable importe de casi un millón de euros (932.072 €).

Decía Mª Carmen Crespo que su aun inexistente PGOU “...traería turismo hotelero…”, cuando lo que ha traído de turismo hotelero ha sido el cierre del Hotel de Adra y, por la misma política especulativa urbanística del PP, también ha traído un magnifico Camping en ruinas. La verdad de su PGOU y de la gestión urbanística que la Sra. Crespo nos ‘vendió’ a los abderitanos en las elecciones queda muy bien definida en este titular de un periódico: “El TSJA reprueba la política urbanística de la exdelegada del Gobierno en Andalucía”. “Una sentencia del TSJA falla contra el Ayuntamiento de Adra, dirigido por la exdelegada del Gobierno en Andalucía, por la venta irregular de solares por un valor de seis millones de euros”.

No le gustaba a la Sra. Crespo, exdelegada del Gobierno en Andalucía, ni mis NNSS ni el modo como hicimos el desarrollo de la urbanización del Pago del Lugar. No le gustaba, pero nada más llegar a la alcaldía vendió, por unos seis millones de euros, los aprovechamientos urbanísticos que habíamos obtenido en esa urbanización y lo hizo, a pesar de que fue advertida por mí como portavoz de la oposición, que le avisé de que esa venta era ilegal. Tal y como sentenció el Tribunal Superior de Andalucía (TSJA) hace unos años.

Mª Carmen Crespo no solo se benefició de mis obsoletas NNSS en esa venta ilegal de solares del Pago del Lugar, también vendió aprovechamientos urbanísticos obtenidos de mis NNSS por importe superior a quince millones de euros. Para más inri de desatinos, muchos de esos aprovechamientos urbanísticos vendidos por la Sra. Crespo han pasado a la Sociedad de Gestión de Activos de los Bancos (SAREB o ‘Banco Malo’); lo que significa que los desarrollos urbanísticos que están asociados a esos aprovechamientos malvendidos están paralizados sine die, como ocurre con muchos de los activos de ese ‘Banco Malo’.  

Qué lástima que la ilusión creado por Mª Carmen Crespo con el PGOU y con otras de sus muchas promesas electorales fueran solo ‘adivinanzas al contrario’. Tengo que confesar que yo mismo, en su día, me las creí y también me ilusionaron sus promesas y, si no hubiera sido porque yo era el candidato a la alcaldía por el PSOE y ella por el PP, creo que hasta la habría votado.

La casilla de peones camineros de Los Castaños, demolida


Andrés Pérez
Director de El Afa

Esta mañana la casilla de peones camineros Los Castaños ha sido demolida por el Ministerio de Fomento del Gobierno de España. Como criminales conscientes del atentado que iban a cometer, han llegado sin avisar, aprovechando que llovía y nadie había en la calle. Nuestro Ayuntamiento tampoco ha hecho nada por salvarla. Podrían haberse quedado con la titularidad hace años, tal y como propuso el anterior subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, y haberla rehabilitado, pero está claro que estos proyectos no interesan al actual equipo de Gobierno. Un día triste para el patrimonio de nuestro querido levante almeriense.

Ayer

El pino, de momento, sigue allí, pero también quieren eliminarlo. La razón argumentada era el riesgo de derrumbamiento del talud de la carretera, algo injustificable cuando el año pasado llovió más de 400 mm (hacía 30 años que no llovía tanto) y no cayó ni un puñado de tierra del talud ya que las raíces del pino lo sostienen. Hemos sufrido vientos huracanados este invierno y el pino ni se ha movido.

Hoy

Se les debería caer la cara de vergüenza a los dirigentes locales y provinciales, sabiendo que la gran mayoría de la población de Los Castaños, Sorbas y la comarca reivindicaba su restauración y puesta en valor para uso y disfrute de toda la comunidad a la vez que se conserva uno de los escasos elementos de patrimonio que conservamos. Como hoy me decía un vecino cuando me anunciaba la triste noticia, "poco a poco lo están destruyendo todo, nos van a dejar todo hecho un solar".

EPA: Almería tiene 82.000 parados


Tania Artajo
@opinionalmeria

La provincia de Almería tiene al finalizar el primer trimestre del año 82.000 personas en desempleo mientras son 267.100 la que tienen un puesto de trabajo. Son datos ofrecidos por la Encuesta de Población Activa (EPA), publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En Andalucía el paro ha ascendido hasta 975.700 personas (466.000 hombres y 509.800 mujeres), 15.100 más (+ 1,58 %) que en el último trimestre de 2017. Los ocupados en nuestra comunidad autónoma son 2.967.700 (1.696.400 hombres y 1.271.300 mujeres). La tasa de paro andaluza del 24,74 por ciento es ocho puntos superior a la nacional (16,74 por ciento).

Oficina del SA

A nivel nacional, el paro ha subido en 29.400 personas (+ 0,8 %) hasta situarse en 3.796.100 personas, un 16,74 %. En los primeros trimestres de 2016 y 2017 en España se registraron incrementos del desempleo de 11.900 y 17.200 personas, respectivamente. En 2014 y 2015 hubo descensos de 2.300 y 13.100 parados, respectivamente. El número total de ocupados se sitúa en 18.874.200 personas.

Las comunidades autónomas con mayor tasa de paro son Ceuta (31,44 %), Melilla (27,24 %), Extremadura (25,94 %) y Andalucía (24,74 %). Andalucía es la segunda comunidad con un mayor aumento del número de parados en relación con el trimestre anterior, solo por detrás de Islas Baleares (28.000).

Respecto a la tasa de actividad por comunidades autónomas, Andalucía (57,08 %) está por debajo de Aragón (58,12 %), La Rioja (58,31 %), Comunidad Valenciana (58,39 %), Navarra (58,40 %), Castilla la Mancha (58,59 %), Murcia (58,93 %), Ceuta (59,05 %), Canarias (60,04 %), Islas Baleares (60,78 %), Melilla (60,92 %), Cataluña (60,97 %) y Madrid (63,27 %). La tasa de actividad de Andalucía está1,38 puntos por debajo de la media nacional, que es del 58,46 por ciento

Por lo que respecta a las provincias andaluzas, las tasas de paro son éstas: Cádiz (31,25 %), Córdoba (25,45 %), Sevilla (24,41 %), Granada (25,21 %), Almería (23,49 %), Jaén (22,47 %), Málaga (22,11 %) y Huelva (21,99 %). En cuanto a la tasa de actividad Almería sigue siendo la provincia más activa de Andalucía y una de las de mayor tasa de actividad de España con el 61,36 %. En Andalucía le siguen Sevilla (59,03 %), Granada (57,53 %), Córdoba (57,03 %), Huelva (56,46 %), Málaga (56,15 %), Cádiz (54,47 %) y Jaén (53,98 %).

Éstos son los datos de las provincias de Andalucía:

Almería
Ocupados: 267.100 / Parados: 82.000 / Tasa de actividad: 61,36 % / Tasa de paro: 23,49 %.

Cádiz
Ocupados: 382.600 / Parados: 173.900 / Tasa de actividad: 54,47 % / Tasa de paro: 31,25 %.

Córdoba
Ocupados: 277.100/ Parados: 94.600/ Tasa de actividad: 57,03% / Tasa de paro: 25,21 %.

Granada
Ocupados: 325.900/ Parados: 109.900/ Tasa de actividad: 57,53 % / Tasa de paro: 25,21 %.

Huelva
Ocupados: 189.600 / Parados: 53.400 / Tasa de actividad: 56,46 % / Tasa de paro: 21,99 %.

Jaén
Ocupados: 223.100 / Parados: 64.700 / Tasa de actividad: 53,98 % / Tasa de paro: 22,47 %.

Málaga
Ocupados: 596.300 / Parados: 169.200 / Tasa de actividad: 56,15 % / Tasa de paro: 22,11 %.

Sevilla
Ocupados: 706.000 / Parados: 227.900 / Tasa de actividad: 59,03 % / Tasa de paro: 24,41 %.

Andalucía:
Ocupados: 2.967.700 / Parados: 975.700 / Tasa de actividad: 57,08 % / Tasa de paro: 24,74 %.

María Jesús Orbegozo presenta 'El éxodo de Málaga a Almería'


Marta Rodríguez
Periodista

➤➤“Todos los éxodos son el mismo éxodo”. Es la frase que abre el último libro de María Jesús Orbegozo (Zumárraga, 1945). La frase con la que la escritora equipara la huida de los hebreos del antiguo Egipto, la de refugiados de la guerra de Siria y la de los malagueños que en febrero del 37 se echaron a la carretera de Almería atemorizados por los fascistas. La autora se pregunta qué importa el momento y el lugar del éxodo cuando todos son el mismo. Cuando lo único que de verdad importa es que esas multitudes que escapan “están formadas por cientos, por miles, por cientos de miles de hombres y mujeres, únicos” en su sufrimiento.

María Jesús Orbegozo

En el prefacio de la novela ‘El éxodo de Málaga a Almería’ (La Isleta, 2018), Orbegozo propone al lector una simple metáfora que ilustra a la perfección lo que ha pretendido hacer con esta obra. Lo invita a observar los pies que caminan cansados y llenos de polvo de la masa para después guiarlo, a través su narración, hasta las manos, cansadas de trabajar, de cada uno. Hasta el rostro individual al que ya no le quedan lágrimas. Hasta el inenarrable dolor del que lo pierde todo a cambio de nada. “Es difícil ver al individuo entre la masa, porque aunque todos sufriesen llagas o no tuviesen qué comer, cada uno partió de una casa, dejó atrás a sus mayores o perdió a sus hijos”, explica.
"No he elegido a dirigentes políticos, médicos o abogados, ya que me parecía que la representación máxima de ese éxodo eran las personas arrancadas de sus cuatro tierras y sus animales, de su medio de supervivencia más elemental”
Con el afán de humanizar la Masacre de la Carretera de Málaga a Almería -uno de los episodios más crueles y desconocidos de la Guerra Civil Española-, la escritora ha situado en el camino a dos familias ficticias que reúnen las singularidades que compartían miles de refugiados. Aquellos que sufrieron el desconsuelo del éxodo en toda su magnitud. “Son republicanos y vienen de un pueblo de la sierra malagueña, como ellos hubo miles; no he elegido a dirigentes políticos, médicos o abogados, ya que me parecía que la representación máxima de ese éxodo eran las personas arrancadas de sus cuatro tierras y sus animales, de su medio de supervivencia más elemental”, argumenta.

De la mano de Cirila, Teresa e Isidoro, el lector asiste a la marcha apresurada desde Gerín -trasunto de los pueblos de la sierra- en dirección a una Málaga en una situación catastrófica. “Llegaban huyendo del avance fascista, se calcula que fueron unas 200.000 personas; por exagerada que sea esta cifra es un desbordamiento imprevisto. No había dónde acogerlos, se alojaron en iglesias, en una fábrica de tabaco. Los más afortunados, en conventos que estaban vacíos pero tenían una estructura de camas y agua. La mayoría vivió en la inmundicia, sin agua corriente; en la Catedral había cientos de personas encendiendo velitas para hacer su comida”, relata Orbegozo. 
"Para los que consiguen huir, tras ocho días de penurias y bombas, Almería no resulta ser la esperada tierra prometida"
En esa situación límite, los protagonistas de ‘El éxodo de Málaga a Almería’ despiertan  lo mejor y lo peor del género humano: la solidaridad de la vecina que les proporciona ropa seca, el gesto huraño del grupo que tiene que hacinarse aún más para hacerles sitio. El cerco se estrecha y los que posponen la salida a la noche del domingo o la mañana del lunes ya no pueden escapar. Para los que consiguen huir, tras ocho días de penurias y bombas, Almería no resulta ser la esperada tierra prometida

Pese a todo, según Orbegozo, “Almería contaba con cierto control institucional; el Socorro Rojo estaba operando y tuvieron la lucidez de distribuir a los recién llegados por otras zonas republicanas, lo que permitió aliviar la ciudad”. Así pues, después de la provincia vendría el Levante y, para muchos, Francia y el exilio. Pasado el tiempo, algunos regresaron. Pocos dejaron de sentirse extranjeros en su tierra.

El lugar al que regresaban ya no era su tierra, era un estado policial. Al acabar la guerra, las autoridades conminaron a todos a volver y dispusieron trenes de mercancías para repatriar a los pueblos, pero al poner un pie en Málaga, ahí estaba la Policía Secreta esperando. Los que pudieron conservar sus bienes callaron aterrados”, confiesa la autora, al tiempo que evoca una expresión, exilio interior, para ilustrar ese sentimiento de desa­rraigo. 

¿Y por qué el olvido de un crimen tan atroz 81 años después? “Hay dos razones que se resumen en la culpabilidad de los dos bandos: los fascistas, pasado el momento de gloria, quisieron ocultarlo, pero es que los republicanos abandonaron absolutamente a su suerte a la población, el jefe militar huyó sin decir nada dejando sin defensa la ciudad”. 

Orbegozo, que descubrió el suceso conocido como La Desbandá en una exposición fotográfica del médico canadiense Norman Bethune y, desde entonces, no ha cesado de leer e investigar sobre el tema, encontró en el escritor y periodista Miguel Naveros el entusiasmo que necesitaba para sentarse a escribir esta novela corta. De ahí que la presentación prevista para hoy jueves 26 de abril, a las 19.30 horas, solo tenga un lugar posible de celebración: la Librería Zebras. Allí la acompañarán el historiador Rafael Quirosa y la escritora Concha Castro

El nuevo libro de María Jesús Orbegozo

Catedrática de instituto jubilada en Lengua y Literatura Españolas y licenciada en Filosofía y Psicología, María Jesús Orbegozo (Zumárraga, 1945) ha colaborado en prensa (‘El País’, LA VOZ, ‘El Sol’, ‘Triunfo’, ‘El Urogayo’) y es autora del libro de relatos ‘Sueños sin trenzas’ (Ediciones La Palma, 1991) y de la novela ‘Hijos del árbol milenario’ (Planeta, 2010).

Lo que no estarían diciendo


Jose Fernández
Periodista

➤➤Encarni Castro era, hasta hace unos días, una madre almeriense joven y con toda una vida por delante que fue a operarse un tumor benigno en Torrecárdenas. La operación se complicó tras sufrir un ictus y, por falta de radiólogo de guardia, tuvo que ser evacuada a Granada para ser tratada. Durante el trayecto, el cerebro de Encarni sufrió un daño muy severo y, a día de hoy, esa misma madre joven, con toda una vida por delante y que entró por su propio pie en Torrecárdenas, no puede hablar ni tampoco leer a causa de ese daño.

Hospital de Torrecárdenas

Este es el resumen del caso que publica la periodista Rosa Ortiz. No soy médico y no estoy capacitado para valorar si existieron o no negligencias, como comprensiblemente quiere que se depure el marido de la paciente. Lo que sí sé es que esta falta de personal médico que, según la información, ha tenido tanto que ver en el penoso desenlace ha sucedido en el hospital de referencia almeriense adscrito al Servicio Andaluz de Salud, ese sistema que, según los responsables de la Junta de Andalucía, es su “joya de la corona”. Y es que no estamos hablando de un imprevisto de quirófano, sino de un problema de organización en ese sistema aparentemente sensacional.

Me pregunto qué no estarían diciendo ante un caso así los responsables del PSOE si la gestión sanitaria estuviera en otras manos. Me pregunto también qué estarían investigando o ante qué puertas estarían apostados algunos medios de comunicación que consideran que asuntos incómodos para la Junta no son dignos de entrar en su escaleta. Y me pregunto también la razón por la que estos hechos no merecen la atención de los carpinteros sindicales que ensamblan mesas, foros y herramientas de debate para la sedicente “sociedad civil”. Espero que dentro de poco  Encarni pueda leer y comprender estas líneas. Otros se las pasarán por donde ya saben ustedes.

Sanchistas almerienses comparten la opinión de Pedro Sánchez sobre los trasvases


Simón Ruiz
Periodista

➤➤Afines a Pedro Sánchez en la provincia de Almería salieron ayer en defensa de la nueva posición del secretario general del PSOE tras unas polémicas declaraciones de éste en Albacete en las que abogaba por el fin de los trasvases y apostaba claramente por las desaladoras en el Levante. Tras el terremoto político que se ha producido -dirigentes del PSOE de Andalucía y Almería y de la propia Junta han salido públicamente en defensa de los trasvases que traen agua a Almería -, Sánchez Pérez-Castejón difundió el martes una carta en ‘La Verdad’ matizando que las desaladoras serán “complemento” de trasvases a “corto y medio plazo” (puede leerse pinchando aquí).

Tuberías del trasvase Tajo-Segura


El contenido íntegro de ese artículo, ‘Por un Mediterráneo sin sed’, en el que se hace además alusión expresa a la provincia de Almería, ha sido respaldado por el secretario de la Agrupación Municipal de Almería capital y dirigente federal, Fernando Martínez, o el histórico dirigente José Antonio Amate en la red social Facebook. “Estoy de acuerdo con lo que dice Pedro Sánchez” en esa carta, dijo Martínez López . Consuelo Rumí, miembro del Comité Federal, evitó pronunciarse al respecto y opinó que la voz autorizada para hablar del asunto era la de Hugo Morán, secretario del Área para la Transición Ecológica de la Economía.

El contenido de la misiva de Sánchez Pérez-Castejón fue difundido también a través de la cuenta de Twitter de la Agrupación Municipal de la capital almeriense. Luis García Collado, reconocido sanchista y exalcalde de Huércal-Overa, se hizo eco de un artículo periodístico titulado ‘El Ebro no tiene la culpa’. “Los ríos no tiran el agua al mar. Parece mentira a estas alturas, pero hay que recordarlo”.

La ‘nueva’ posición de Pedro Sánchez, tras la polémica, se resume en esta frase: “En el corto y el medio plazo, la desalación irá complementando progresivamente las aguas tanto superficiales como subterráneas procedentes de las infraestructuras de gestión existentes, como es el caso del Tajo-Segura”.

Recuerda el líder socialista que en 2017 “la sequía obligó a adoptar medidas legislativas e indemnizatorias en todas las cuencas del país, desde el Ebro al Guadalquivir, con restricciones de suministro desde la provincia de Pontevedra a la de Almería. Los tiempos en que la política del agua se traducía en la planificación de nuevos trasvases están llegando a su fin, al margen de cuál sea el partido que gobierne”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tiene previsto reunirse con agricultores el próximo domingo en Molina de Segura, en la Región de Murcia.