Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Almería no cuenta para el PSOE

Luis Rogelio Rodríguez-Comendador
Alcalde de Almería

Se le podrán dar muchas vueltas a los diferentes análisis que se están haciendo estos días a la ausencia de almerienses en el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía, pero hay un dato que resulta demoledor y escasamente rebatible: en más de treinta años de gobiernos socialistas diseñados en Sevilla, los diferentes presidentes de la Junta de Andalucía han llamado a doscientos andaluces para ocupar el cargo de consejero. En estas tres décadas, tan sólo cinco o seis almerienses o asimilados como almerienses han sido llamados a Sevilla a desempeñar dicha responsabilidad. 

Ni un almeriense
Es decir, que el PSOE lleva treinta años gobernando Andalucía de espaldas a Almería. Podrán venir ahora los cargos o los aspirantes a cargos del PSOE a intentar justificar un comportamiento así de mezquino, pero lo cierto es que el mantenimiento de estas actitudes fomenta la creciente desafección de los almerienses por Andalucía. Y eso es algo que debería preocupar seriamente a un gobierno andaluz responsable. 

Pero lamentablemente los andaluces tenemos un gobierno de recuelo en la Junta de Andalucía presidido Susana Díaz, heredera directa de Chaves y Griñán, y que ha sido formulado bajo los criterios de afinidad familiar y operatividad política. En ningún caso podemos hablar del gobierno de todos los andaluces y para todos los andaluces que podemos y debemos exigir a la Junta de Andalucía. 

No hay mejor modo de medir y valorar el peso que para los socialistas andaluces tiene Almería que repasar la nómina de consejeros y consejeras. La ausencia palmaria de altos cargos almerienses en la Junta de Andalucía resulta aún más significativa si consideramos el importante peso que de cara a la activación económica de nuestra comunidad ha jugado y juega Almería. 

Pero por desgracia, los socialistas miran a Almería desde Sevilla con un desdén que se refleja no sólo en la ausencia de almerienses en puestos de responsabilidad, sino especialmente en la permanente labor de obstrucción y retraso de cuantos proyectos e iniciativas corresponden a las competencias de la Junta o en la que otras administraciones necesitamos su apoyo. Ese es el verdadero agravio. 

2 comentarios:

  1. Y los almerienses no contamos tampoco para usted, ¿que diferencia hay?

    ResponderEliminar
  2. la gente de ALMERIA no quiere al PP solo para sacar lo que pueda no lo sabe .

    ResponderEliminar