Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La vergüenza de los “trabalones” en la política almeriense

Juan Torrijos
Periodista

No hay derecho a que un político condenado por la justicia pueda seguir como edil o representante de los ciudadanos. Mientras los Trabalón o los Llamas puedan seguir en sus pueblos como si nada hubiera pasado, los jueces se lo tendrían que hacer mirar. Mientras se permita que en Zurgena semejante persona mangonee la política local, estarán con uno en que los políticos demuestran ser como los de cualquier país bananero.

Cándido Trabalón
Claro que al lado de un Trabalón (PA) siempre aparecerá un Díaz (PSOE) que se quiere apuntar al sillón de la alcaldía, se ponga como se ponga su partido. Lo que les importa la justicia, la moral y la ética a estos “trabalones”.

Es increíble que el señor Trabalón, condenado y con cientos de juicios todavía pendientes, pueda manejar a su antojo un pueblo como Zurgena. Ha tenido que ser una ex alcaldesa socialista de Zurgena, Adela Segura, la que ha puesto el grito en el cielo ante el abuso político que supone votar junto al sin par Trabalón.

No tiene muy claro doña Adela que sus compañeros le hagan caso, y les ha anunciado que serán expulsados del partido. ¿Creen que les importa la expulsión? ¿Qué pensarán conseguir para que se pasen a la dirección de su partido por el forro de sus caprichos? ¿Dinero? No me imagino qué otra cuestión pueda llevar a un político a actuar fuera de las normas de su partido, cuando la razón está de parte de éste.

Y Adela tiene toda la razón cuando manifiesta que el PSOE no puede votar junto al condenado Trabalón. Algunos entendemos que desde hace algunos años la justicia no es para todos por igual. Que cuando se trata de políticos el trato que reciben, con sentencias o sin ellas, es de una deferencia que raya en lo grotesco. ¿Alguien podría alegar que los jueces parecen los lacayos de los políticos?

¿Sólo lo parecen? Sí, sólo lo parecen. No haga usted que me meta en un berenjenal, que son capaces de hacer conmigo lo que no hacen con los políticos.

Que Cándido Trabalón pueda seguir de concejal en Zurgena, o Pedro Llamas en Cantoria, es la demostración palatina de que aún tienen que cambiar muchas cosas en la política y en la justicia española. ¿Y por qué no cambian? Parece evidente que a ninguno de los sectores le interesa ese cambio.

2 comentarios:

  1. Es justo evidenciar la presencia de Cándido Trabalón en la corporación municipal, después de estar condenado por la justicia. En caso contrario no veo justo poner veto a Luis Díaz y juzgarlo anticipadamente sin saber sus motivaciones. ¿Alzamos nuestro sentido de la honestidad con una persona que no conocemos y encubrimos a todo un partido salpicado con una posible imputación a dos expresidentes de la Junta de Andalucía y varios consejeros?
    Los ideales están muy bién, pero las personas están por encima de los ideales.

    ResponderEliminar
  2. No puedo entender como um periodista puede ser tan miserable y rastrero al pluralizar con un apellido e incluyendo así a toda una familia. Sabiendo q hay hijos; sobrinos; hermanos...Es como si yo dijese q porque tú juan torrijos vendes insulltos por 4 perras de adela tu madre es igual de z...q la primera.

    ResponderEliminar