Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Hospital materno-infantil sí, pero sin hipocresía

José Luis Sánchez Teruel
Secretario General del PSOE de Almería

Vuelvo a llamar la atención a los lectores de esta columna sobre esa cualidad que están demostrando los dirigentes del Partido Popular para fingir acciones y sentimientos que realmente no se corresponden con lo que piensan o hacen. Esto, que en definitiva se llama hipocresía, ha rozado durante estos días el esperpento político en un asunto como el del Hospital Materno Infantil, en el que todos estamos de acuerdo pero que, en las circunstancias actuales de asfixia financiera del Gobierno de Rajoy, no se puede reivindicar a golpes de pecho.

El Partido Popular, con su secretario general regional a la cabeza,
José Luis Sanz, ante las obras del materno-infantil

Vaya por delante que se trata de un compromiso del PSOE que vamos a cumplir en la medida de las posibilidades económicas actuales. También es cierto que nos podrían ayudar desde el Partido Popular defendiendo frente a Rajoy un reparto justo del déficit público, preservando una financiación equitativa para Andalucía o exigiendo los 214 millones para la dependencia que se nos niegan.

Las cifras, que son claras y objetivas, también nos pueden dar una idea de lo que está ocurriendo con el reparto injusto al que somete el Gobierno de Rajoy. Nuestra comunidad recibe del Estado unos 125 euros por andaluz mientras que hay otras regiones, como Extremadura, que ingresan más de 200 euros por el mismo concepto. Eso supone, y esto deben saberlo también todos los almerienses, que Andalucía recibe cada año 1000 millones de euros menos de lo que nos pertenece. Estas inversiones que nos niegan se traducirían en infraestructuras indispensables para la vertebración económica y territorial de la comunidad y para la generación de decenas de miles de puestos de trabajo en obra pública.

En esta coyuntura de menos recursos no queda otra salida que priorizar, que atender lo indispensable. Así, el Gobierno andaluz, con su presidenta Susana Díaz al frente, ha decidido que lo primero son las personas y las políticas más necesarias para ellas: educación, sanidad y servicios sociales. Por eso, se ha considerado prioritario, por citar algunos ejemplos, llevar a cabo 66 actuaciones en colegios de Almería por valor de 26 millones de euros, pagar las medicinas a los enfermos de cáncer, a los que el Gobierno de Rajoy les quiere cobrar una parte de sus tratamientos, o mantener la dependencia para no dejar desatendidas a muchas personas.

Esta es la realidad a la que nos enfrentamos, de ahí que no pueda entender esa demagogia tan ruin que vienen utilizando en los dirigentes populares de la provincia, incapaces de levantar la voz para defender a Almería y de pelear en Madrid por aquello que es justo. No aspiramos a que nos den más que a nadie, pero tampoco menos. Esta es la cuestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario