Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Antonio López Romero, periodista: "Mis inquietudes están en Adra"

Antonio Torres
Doctor en Periodismo

Antonio López Romero es el periodista que sabe de dónde viene. Trabaja en Sevilla en Renfe, primero, y ahora en Adif. Mira, escribe y siente sobre Adra, la ciudad que le vio nacer. Su vocación por la investigación le ha llevado a publicar varios trabajos que aportan conocimiento científico a la historia de su ciudad.

López Romero presentó en agosto su último libro en el que recorre un siglo de historia de su ciudad. El puerto de Adra 1911-2011 abarca desde el primitivo proyecto con una inversión de cuatro millones de las antiguas pesetas hasta la finalización de las obras de la Junta de Andalucía, por un importe superior a los 11 millones de euros, que han llevado la modernidad a un sector estratégico.

Antonio López Romero
López es un torbellino y ahora investiga sobre la figura del primer periodista conocido de Adra, Ramón Blasco, que trabajó para varios medios como La Crónica Meridional, el periódico que fundó Francisco Rueda López en la Almería de 1860.

Todoterreno. A este abderitano de 52 años, padre de dos hijos, lo conocí en la redacción de la extinta Radiocadena, en los tiempos en la que el director era el añorado Antonio S. Jiménez Pajarero, exdirector de los Informativos de TVE en Andalucía.

Sus inicios en el mundo del periodismo los explica de forma sencilla: "Me gustaba la literatura y me topé con muchos escritores que comenzaron siendo periodistas. Además, aquella época de finales de los 70 en que comencé los estudios fue apasionante para el periodismo. Quería participar en todo aquello. Luego estaba además el tema de estudiar en Madrid, una ciudad mágica en aquellos tiempos, que estaba muy por delante del resto del país. El salto desde Adra a Madrid era de vértigo, pero no lo dudé ni un momento. Mi madre me apoyó sin reservas".

Lobby. Tras concluir la licenciatura de periodismo en Madrid en 1984, ese mismo año tuvo la suerte de comenzar a trabajar en Ideal de Granada. Luego, cerca de tres años en La Voz de Almería. De allí pasó a Sevilla, en marzo del 87, para trabajar como jefe de prensa de la Consejería de Agricultura y Pesca.

 Aprobó unas oposiciones para Canal Sur Radio, pero apostó por Renfe como jefe de prensa en Andalucía. Desde 2005 es el jefe de comunicación de Adif en Andalucía y Extremadura.

"He escrito varios libros sobre personajes históricos de Adra, tengo una página web cultural sobre mi pueblo y escribí un libro digital sobre la economía almeriense llamado El Camino del Lobby: El caso de Almería”.

 Apunta que eso se da en una provincia que necesita el tren como salida. "Aunque es cierto que al margen de presupuestos las obras del Ave comenzaron y tarde o temprano tendrán que culminar. Algo es algo".

 "En un gabinete de prensa", asegura, "no se firman las informaciones. Somos solo una herramienta para vender producto o gestión según los casos. Hay que estar preparado para asumir el cambio ideológico de quienes dirigen la empresa. La ideología del propietario marca también el trabajo pero no hay tantos vaivenes".

Documentarse. López Romero, en sus tiempos de periodista de calle, buscó la verdad desde el interior de un invernadero hasta la alfombra de una autoridad. "Pero en lo básico –subraya- la técnica del trabajo es la misma en ambos casos: documentarse, contrastar datos, rigor al escribir o hablar, destacar lo más importante. Ambas vertientes del periodismo se pueden ejercer con dignidad y profesionalidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario