Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El nuevo terremoto político en Zurgena pilla desprevenidos a PP y PSOE

Pablo Requena
Periodista

La noticia saltaba ayer mismo en Zurgena y ha sido tan repentina que los primeros sorprendidos, aparte de los propios zurgeneros, se encuentran en las direcciones de los partidos involucrados. Dos concejales del PSOE, uno del PP, cuatro del PA y un independiente presentaban el escrito pertinente para llevar a cabo una moción contra el actual gobierno municipal, formado por populares y andalucistas.

Cándido Trabalón, otra vez en el centro de la polémica
Periodísticamente, existe en Zurgena un ambiente visiblemente enrarecido, donde obtener un testimonio de algún edil involucrado en la moción o del aún alcalde, Francisco Ramos, se antoja una tarea casi imposible. Precisamente, esta mañana conseguía que Anabel Sola, teniente de alcalde pepera y firmante de la moción, dijera sus primeras y únicas palabras. “Estoy reunida y me pillas en mal momento; llámame la semana que viene”. Otros ni siquiera cogen el teléfono, como el regidor o como María José Aliaga, edil del PSOE que no apoya la moción y que ya denunciara en este blog las “fechorías” de la coalición PP-PA.

Alguien que sí ha querido conversar del asunto ha sido Juan Martínez, máximo responsable en Almería del Partido Andalucista (PA), en el que milita el exalcalde y auténtico promotor de la moción, Cándido Trabalón. En ese sentido, Martínez confiesa que Trabalón ha actuado sin el conocimiento pleno de su propio partido. “Hubo algún comentario de que había algún contacto (…) pero como algo remoto”, me cuenta.

Tampoco parece que los máximos responsables provinciales socialistas y populares estuvieran muy enterados de todo esto. “Los concejales del PP y del PSOE que se están prestando a este circo van a su bola”, me dice alguien que sabe del asunto y que prefiere mantener oculta su identidad. Los socialistas, por su parte, ya se han desvinculado oficialmente de la moción de censura condenando la actitud de sus ediles, y es de esperar un mensaje similar proveniente de la dirección popular.

¿Y cuál es el motivo principal para que concejales de cuatro formaciones distintas se unan contra el todavía regidor Francisco Ramos? La razón oficial es la “inoperancia” del primer edil y su deficitaria gestión. El andalucista Juan Martínez está de acuerdo con esto, pero añade una segunda causa. “Hay una cosa que es llamativa, y es que de once concejales que hay en el ayuntamiento, ocho apoyen la moción (…) hay que tener en cuenta que, en un pueblo pequeño como Zurgena, las actitudes personales cuentan mucho”, dice el líder provincial del PA.

Ahora, hay un plazo máximo de diez días para convocar un pleno extraordinario que ratifique esta moción de censura. Cuando esto ocurra, el PP habrá perdido otra alcaldía sin necesidad de ir a las urnas, como ya ocurriera en Laujar de Andarax hace algo más de un año. Claro que, si como apuntan algunos “hay mucho más que una mala gestión o un carácter indómito” motivándolo todo, pudiera ser que alguno de los concejales que pretenden apoyar esta moción se eche para atrás tras alguna promesa “satisfactoria”.

De no ser así, Cándido Trabalón se podría convertir, otra vez, en alcalde de Zurgena en la sombra, colocando en el sillón de mando al edil Luis Díaz. Un Cándido Trabalón (condenado a 21 meses de prisión e inhabilitación para cargo público) que tiene aún una docena de causas judiciales pendientes y que está acusado de la comisión de varios delitos, como prevaricación, cohecho o falsedad documental, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario