Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La primera visita de Susana Díaz

Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

La primera visita oficial de la nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, estaba reservada para Almería y uno de los sectores más decepcionados por la ausencia de un consejero almeriense, el de los agricultores que tanto aportan al conjunto de las exportaciones andaluzas. En compensación por el agravio y en un claro intento de calmar los ánimos, tras el malestar que han suscitado los nombramientos que dejan a Almería como única provincia sin representante en el Consejo de Gobierno, Díaz había previsto desplazarse a Almería el lunes para reunirse con el sector agrario y los representantes de las principales organizaciones y mantener otro encuentro con el alcalde de Almería en el que se abordarían los proyectos y líneas de actuación que mantienen las dos administraciones pendiente de acuerdo.

Una visita de Susana Díaz
a Almería
Sin embargo, estas reuniones tendrán que esperar a otro día de la semana, debido a que la presidenta quiere estar acompañada en la mesa redonda con el campo almeriense por la nueva consejera de Agricultura, Elena Víboras, exalcaldesa de Alcalá la Real, quien tiene que estar forzosamente en la inauguración de Andalucía Sabor que arranca el lunes en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla.

Almería es la provincia con mayores exportaciones agrarias del país (con más de 430 operadores agrarios y alimentarios) y Díaz quiere apagar cuanto antes el fuego del malestar originado al no corresponder su demanda de un consejero almeriense para la cartera de Agricultura. Una cita ineludible que la presidenta ha contemplado como la primera de las reuniones oficiales que va a mantener en los próximos meses en las ocho provincias andaluzas en la que tratará de poner sobre la mesa el firme compromiso del gobierno andaluz con el sector a pesar de no tener representante de la provincia en San Telmo.

En la reunión que mantendrá con el alcalde de Almería se abordarán actuaciones como la segunda fase de las obras de la Plaza Vieja, los usos del 18 de Julio, el PERI de San Cristóbal, el convenio del ciclo integral del agua y el desbloqueo del PGOU, entre otros.

La visita permitirá que Susana Díaz comparta con la dirección del PSOE almeriense las claves del nuevo curso político y razone la ausencia de un consejero de la provincia ante sus dirigentes y cargos. De hecho, está pendiente de negociación la incorporación de puestos intermedios a los diferentes departamentos y Almería parte como favorita para situar al menos a dos o tres de sus hombres y mujeres en segunda fila tras el mazazo inicial. De hecho, ayer se produjeron los primeros nombramientos del Consejo de Gobierno en el Palacio de San Telmo de Sevilla y se cerraron sin un sólo almeriense en las direcciones generales y viceconsejerías de Presidencia, Hacienda y Administración Pública, Educación, Cultura y Deporte y Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

La presidenta ha argumentado en los últimos días, en toda una declaración de intenciones con la que responder a las críticas que está recibiendo el PSOE de Almería, que se siente muy vinculada con la provincia. Así también lo ha transmitido el vicesecretario general de los socialistas andaluces, Mario Jiménez, quien explicó que el Consejo de Gobierno no atiende a “repartos territoriales”. En este sentido, el que ha pasado a ser senador autonómico señaló que “Almería es un territorio muy especial que está en la cabeza de la presidenta”. Razonamientos que se suceden en el seno de la familia socialista y que también se han repetido en la provincia.

El secretario general del PSOE de Almería, José Luis Sánchez Teruel, ha planteado, a pesar de su decepción porque contaba con el representante hasta última hora, que “la provincia va a tener ese consejero que esperan los almerienses y va a ser la propia presidenta”. Ya el pasado año lo hizo José Antonio Griñán cuando al configurar su gobierno sin representantes de la provincia subrayó que “Almería tenía once consejeros”. Una actitud la del expresidente y la de Susana Díaz que ha provocado un profundo malestar en el tejido empresarial almeriense.

El PP de Almería ha cargado duramente estos días contra los socialistas por este agravio y ayer la parlamentaria Rosario Soto señalaba que “es lamentable que nuestra tierra haya pasado de un consejero manchado por el caso de corrupción más grave de la historia de nuestra democracia, a no tener consejero, por eso Sánchez Teruel debe dar la cara”. La parlamentaria del PP afirmó también ayer que “no nos gustaría pensar que no hay consejero por Almería porque en el PSOE almeriense no hay trigo limpio”.

Las organizaciones agrarias también han mostrado su enfado a lo largo de la semana, así como los dirigentes de la patronal que incluso han amenazado con no acudir a los actos oficiales de la Junta de Andalucía, aunque probablemente quede en una pataleta propia de los representantes de una provincia que se siente marginada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario