Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El milenio de Almería, sin pena ni gloria

Iván Gómez
Jefe de Local de Diario de Almería

Mil años de historia, de cultura y de progreso tirados por la borda. Una efemérides tan importante, con la que se podría proyectar la ciudad al mundo, está a punto de pasar de largo sin ningún tipo de impacto turístico y económico.

Después de una borrachera de acuerdos e inversiones por parte de las administraciones públicas en la celebración del Milenio del Reino de Granada (1013-2013), la conmemoración de los mil años de la Taifa de Almería, la época de mayor esplendor de la ciudad en la que tiene su origen la estructura actual del maltrecho casco histórico, la muralla de Jayrán y los aljibesárabes, no han motivado aún, a falta de un mes para que llegue 2014, el respaldo institucional necesario para que se celebren un caudal de actos, eventos y acontecimientos con los que utilizar el pasado para poder revitalizar el presente a través del encuentro de cultura y turismo.

Y al fondo... la Alcazaba
Caravana de encuentros. La asociación de Amigos de la Alcazaba y la Plataforma por la Revitalización del Casco Histórico iniciaron antes del verano una caravana de encuentros con las administraciones públicas con el objetivo de implicarlas de forma conjunta en la celebración de la efeméride a través de la creación de un Consorcio, similar al que se constituyó en Granada, en el que estuvieran representados Junta, Gobierno, Diputación Provincial y el consistorio de la capital.

Sin embargo, han pasado los meses y a sólo un par de días de que llegue diciembre no hay ningún tipo de acuerdo. El Milenio de Granada ya tenía borrador tres años antes de su conmemoración. Es más, a finales de octubre de 2011 hizo que la Plaza Vieja de Almería se convirtiera en la Alcaicería del Reino de Granada durante un fin de semana en el que se recuperó el legado andalusí con talleres musicales y puestos de cerámica, cestería, plantas medicinales y trabajos en cuero propios de ese período de progreso.

Respaldo institucional. El Ayuntamiento de Almería se ha mostrado dispuesto a llevar a cabo un programa de actividades extraordinario, pero requiere el respaldo institucional de Estado y administración andaluza. “Si no se suma nadie lo haremos por nuestra cuenta, pero somos los únicos que tiramos siempre hacia adelante y las demás instituciones también se tienen que retratar”, argumenta el concejal de Cultura, Ramón Fernández-Pacheco.

Ayer precisamente se celebró una nueva reunión con el colectivo Amigos de la Alcazaba que se derivó a una próxima cita después del puente de diciembre en la que se abordará el programa de actividades en función de los apoyos que se consigan recabar en los próximos días.

De hecho, las asociaciones promotoras han mantenido reuniones con el resto de administraciones, pero no se ha plasmado sobre el papel un compromiso verbal que tiene que implicar un sacrificio económico en tiempo de crisis. ”A falta de un mes no hemos cerrado nada”, explica Francisco Verdegay, de la Asociación Amigos de la Alcazaba, resignado por la imposibilidad temporal de constituir un consorcio, tal y como habían previsto inicialmente. “Tendremos que conformarnos con una figura menor y estamos trabajando en un programa de actividades por si las administraciones no están a la altura”, añade.

Fondos europeos. Su intención era vincular los eventos y actividades del casco histórico al Plan Almería Urban para conseguir fondos europeos, pero de momento sólo han logrado sacar adelante agendas con contenido fotográfico y poético (textos históricos) patrocinadas por la multinacional Cosentino.

La Asociación de Amigos de La Alcazaba ya inició su programación en torno al Milenio del Reino de Almería con una visita muy especial a Bayyana en octubre. Poblada por clanes yemeníes y marinos andalusíes, en el siglo IX se convirtió en la república marítima de Bayyana, siendo una de las puertas de Oriente y Occidente.

Bayyana creó el asentamiento costero y defensivo de Al-Mariyyat, origen de la ciudad de Almería. Además de esta visita y la agenda que dará a conocer en los próximos días, ha preparado actividades como exposiciones (el plano más antiguo que se conoce de la ciudad) e itinerarios por un casco histórico que requiere un urgente lavado de cara integral.

La Junta. La Junta de Andalucía se volcó, a través de la Consejería de Presidencia, con el Milenio de Granada y de momento no ha sellado su compromiso con el de Almería. La parlamentaria andaluza de IU Rosalía Martín la instó con una Proposición No de Ley en octubre a difundir el Milenio de Almería dentro del Plan Turístico de la capital del próximo año, pero no está en el borrador.

La Diputación Provincial de Almería firmó  en 2009 un convenio inicial por el que aportó 30.000 euros a la celebración del Milenio del Reino de Granada y se contemplaron actividades entre los años 2010 y 2013. También se organizaron actividades deportivas y un cupón de la ONCE del 11 de julio de 2012 de la serie monográfica de la conmemoración del Milenio de Granada proyectó la imagen de Almería.

Semana Andalusí. Los políticos almerienses se sumaron a los actos oficiales y el Ayuntamiento de Almería organizó, entre otras iniciativas, un fin de semana andalusí en la Plaza Vieja para promocionar tal efeméride. Ayer precisamente el Grupo Municipal de Izquierda Unida presentó una moción instando al Ayuntamiento de Almería a conmemorar los mil años de aquel Reino Independiente de Almería proclamado por Jayrán.

También llega tarde, pero por lo menos es otra muestra ineludible de compromiso para remover las conciencias de las administraciones que lo han guardado en un cajón. Decía Oscar Wilde que “el único deber que tenemos con la historia es reescribirla”. Almería olvida su pasado, maltrata a su presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario