Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

A mi papi Cristóbal

Diana
García Tatic

El domingo falleció nuestro ilustre colaborador Cristóbal García. Su última columna en La Opinión de Almería se publicó unos días antes. Cada artículo que escribía se colocaba de inmediato entre los artículos preferidos por los lectores. Cristóbal tenía un espíritu crítico, pero, a la vez, honesto y constructivo. Su amor por los demás estaba a prueba de bomba. Su hija Diana le ha escrito esta emotiva despedida:

Voy a intentar expresarme y dedicarte unas palabras, aunque aseguro que me quedaré más que corta... Papi, allá donde quiera que estés, quiero dedicarte estas palabras para que todo el mundo sepa, aunque ya lo saben, el padre que eres, has sido y serás siempre. Sobra decirte que te quiero como a mi vida y se me hace muy duro el decir, no te voy a ver más, muy duro.

Esto me ha venido muy grande, que el domingo a las ocho me despierten y me digan que has fallecido. Estoy frente al ordenador, con muchas lágrimas, y no sé expresarme bien, no sé por qué te has ido tan pronto, nos has dejado a todos… así tan de repente y todavía no lo asimilo.

Gracias a toda esa gente que nos está apoyando y dando ánimos. Tenemos que seguir adelante y sé que tú desde arriba estarás con nosotros, y sé que estarás orgulloso de tus dos princesas. No tengo palabras para describir lo que siento… Soy “afortunada” por tener a toda esa gente apoyándome, pero afortunada no es la palabra correcta. Ya no soy afortunada, ya no te tengo conmigo, y aunque he crecido y no pasábamos tanto tiempo juntos sabes que te quiero y que me hubiese gustado despedirme de ti… ¡Ay, qué duro, papi!

Esta frase me identifica: “Cual es el padre, así los hijos salen”. Gracias.

Te dejo un video, ojalá hubiera una máquina del tiempo y volviera a esos momentos, aunque sea por un día, papi. ¿Por qué te has ido?, ¿quién nos va a llamar ‘princesa’ ahora a Natalia y a mí?, ¿quién me va a escribir esas cosas tan bonitas que me escribías en el Facebook? Nadie, ya no estás, pero sé que desde arriba vas a estar con nosotras y la familia, y vas a estar orgullosas de nosotras.

Ayer el tito Fran me decía: “Diana, ante todo no llores, que sepas que si hay algo que tu papi y yo nos parecíamos 100 % es que odiamos las penas y el lloro. Sé que él, lo sé, te lo garantizo, lo que quiere es que lo recordemos con risas y sólo risas. Recuérdalo con esa sonrisa, ríete con él”.

Voy a reírme lo más que pueda y voy a ir a verte cada vez que pueda a “El Pilar”. Papi, hasta el tiempo está triste porque te has ido, se ha metido el frío que se te cala en los huesos de repente. Te quiero.

El 6 de octubre fue mi cumpleaños, y entre tú, Mami e Isa me regalasteis ese esperado viaje que estaba deseando que llegase, el 1 de diciembre. Me regalasteis un viaje a Alemania a ver a mi amiga Dana Perinoila y a pasar unos días feliz… ¿Ahora con qué ganas me voy? Con lo que me gustan las fotos, ¿cómo voy a sonreír en esas fotos?

Pero pienso y espero que esta decisión te ponga feliz allá donde estés. Pienso y me han aconsejado que vaya a pasar esa semana tan esperada, que tenga ganas y que en las fotos sonría como nunca he sonreído, que tú me vas a estar viendo y que estarás bien si voy, así que es que voy a ir, por ti, porque eres mi vida y sé que si estuvieses aquí te encantaría que fuese y que me lo pasara en grande…

Papi, espero que sea tarde cuando nos veamos, espero verte dentro de mucho tiempo, pero darte ese abrazo tan grande que quiero darte. Y voy a seguir adelante y ser fuerte por ti. Tdos aquí te echamos ya en falta y se nos está haciendo cuesta arriba: la abuela Pilar, el abuelo Ramón, la tita Ana, el tito Fran y Gema, el primo Mario, tu mujer Isa, mi madre Zvezdana, tu futuro yerno Joseba, y Natalia y yo, tus dos princesas. Pero vamos a sacar esa sonrisa que tu seguro que querrás que saquemos y que sigamos adelante, todos juntos y fuertes.

No tengo más palabras para darte, sabes que te amo, que te adoro, que te quiero, que eres el mejor hombre de mi vida, que voy a seguir adelante, te lo prometo, aunque me va a costar porque te has ido y se me hace muy duro no verte más.

Te fuiste con una expresión, “Tengo miedo”. No tengas miedo, aquí todos nos vamos a apoyar para seguir para adelante. No puedo o trato de entender esta vida, pero hay que seguir.

No sabes la cantidad de gente que fue a apoyarnos y a darte el último adiós. Te adoran, Papi, que te quede bien claro, eres muy grande y voy a hacer porque esa calle que han dicho que quieren poner en nuestro querido Cabo de Gata en tu homenaje la pongan, porque me voy a sentir muy orgullosa aunque ya lo estoy de ti…

Como han dicho, esperanos sin prisas, que aún hay muchísimo que hacer por los demás y por ti. Nunca serás mi pasado, siempre serás mi presente. Te quiero como a mi vida. Papi, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarnos…

Tus dos princesas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario