Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Mi experiencia como concejal con movilidad reducida en el Ayuntamiento de El Ejido


Francisco Ripoll
Concejal de El Ejido por el PSOE

Ayer tuve el honor de tomar posesión como concejal del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de El Ejido, con las mismas ganas e ilusión que los otros cuatro compañeros  del PSOE ejidense que también prometieron su cargo durante el pleno, Un pleno con más de una veintena de puntos en el orden del día, y con temas tan densos a abordar como la aprobación de los Presupuestos de 2019, por lo que se dilató durante cinco horas.
Francisco Ripoll tras su toma de posesión (Foto: Loa)

Hasta prácticamente las cuatro de la tarde no se inició el turno de ruegos y preguntas, en un pleno que arrancó a las once de la mañana. Como primer concejal con movilidad reducida en formar parte de esta Corporación Municipal, aguanté estoicamente hasta este punto para hacer reflexionar al equipo de gobierno del PP, y especialmente al alcalde sobre si está haciendo o no todo lo posible por alcanzar esa accesibilidad en el Ayuntamiento de El Ejido, que además está garantizada por la Ley 4/2017, de 25 de septiembre, de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía.
La Policía Local puede imponer sanciones a locales o establecimientos por incumplir este tipo de normativas, y el primero que las incumple es el propio Ayuntamiento
De este modo, planteé que esta Ley se está incumpliendo en el Ayuntamiento, y lo más lamentable es que es precisamente la Administración local la primera que debe dar ejemplo. Planteé además cuestiones tan contradictorias como el hecho de que la Policía Local pueda imponer sanciones a locales o establecimientos por incumplir este tipo de normativas, y el primero que las incumple es el propio Ayuntamiento.

En el caso concreto del primer pleno vivido ayer, y a pesar de la emoción que fue para mí prometer el cargo de concejal, este momento se empañó por dos cuestiones fundamentales. La primera de ellas tuvo que ver con el hecho de que no pude estar junto a mis compañeros, en la misma fila del Grupo Municipal Socialista, porque esa zona del pleno no cuenta con un rebaje de acceso.
Para ir al baño tendría que salir del Ayuntamiento por la calle Cervantes, entrar por la Plaza Mayor, y luego volver a hacer el mismo recorrido pero a la inversa
La segunda fue más grave aún, teniendo en cuenta que la sesión duró cinco horas. Llevaba un rato aguantándome para ir al baño y lo dije también, porque en esa planta del Ayuntamiento no hay baños adaptados. Tendría que salir del Ayuntamiento por la calle Cervantes, entrar por la Plaza Mayor, y luego volver a hacer el mismo recorrido pero a la inversa.

Sin embargo, mientras el alcalde recalcó las obras que acaba de iniciar con fondos europeos para realizar las adaptaciones necesarias para mejorar la accesibilidad en el Centro Asociativo o en el IMD, lo primero siempre debe ser el Ayuntamiento porque es la casa de todo el pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario