Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Beli Rodríguez se aturulla con la financiación de Vox


Nuria Torrente
@opinionalmeria

La diputada andaluza por Vox en representación de la provincia de Almería Belinda Beli Rodríguez está comprobando en sus propias carnes lo duro que es a veces la actividad parlamentaria. Su partido había presentado una Proposición No de Ley (PNL) en la que pedía que se redujeran a la mitad las subvenciones a los partidos políticos y le ha elegido a ella para que la defienda.

Belinda Rodríguez, durante su intervención (Foto:Loa)

En su intervención, leída, la diputada almeriense de deshizo en elogios de la eficacia y la transparencia que en todos los órdenes, también en el económico, imperan en Vox y reclamó a los demás partidos que copiaran el modelo. “Vox solo se financia con las cuotas de los afiliados y simpatizantes y no con subvenciones públicas”. Así lo llevaba escrito y así lo leyó.
Las tortas le llegaron a Beli de todo el arco parlamentario, dejando a la diputada sin saber qué decir
Las tortas le llegaron a Beli de todo el arco parlamentario, dejando a la diputada sin saber qué decir. Enrique Moreno, de Ciudadanos, fue el que mostró menos inquina, tal vez por eso de que son medio socios. Puso en entredicho los planteamientos jurídicos de la PNL y poco más. Ana María Naranjo, de Adelante Andalucía, sacó a relucir la financiación iraní de Vox y descalificó la idea de que la democracia es cara. “Si se anularan las subvenciones solo existirían las formaciones políticas que representan a quienes tienen dinero”, dijo, sin señalar a nadie. La diputada del PP Ana Vanessa García se manifestó ya “un poco harta” de que el partido que les apoya en el Parlamento se considerara como la formación de “los españoles de a pie, como si los demás fuéramos extraterrestres”. La representante popular amagó, pero no quiso dar, con el tema de Irán y habló de “donantes extranjeros”.

La socialista María de los Ángeles Férriz entró a degüello. “Vox ha reconocido que pagó el 80% de su campaña a las elecciones europeas de 2014 con dinero de un grupo iraní llamado Consejo Nacional de Resistencia, un grupo que se asimilaba a una secta responsable de graves violaciones y que tiene un brazo armado considerado hasta 2012 por Estados Unidos como una organización terrorista”. Tras este primer varapalo, la socialista insistió: “Éstos son los que financiaban a Vox, a pesar de que la Ley Electoral impedía que se recibieran donaciones de personas o entidades no españolas una vez convocadas las elecciones”. Vox recibió 146 donativos de exiliados iraníes por valor de 800.000 euros. “Y no solo pagaron la campaña de 2014, sino que además costearon el día a día de Vox desde su creación, pues la primera transferencia la recibieron el mismo día que se inscribió Vox en el Registro de Partidos”.

Ante la tormenta de acusaciones, Belinda Rodríguez se quedó sin respuesta y de la boca solamente le salió que “mi partido ha demostrado ser transparente, que no se mancha las manos con ningún dinero sucio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario