Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

AVE: 48 horas para la respuesta


Pedro Manuel de la Cruz
Director de La Voz de Almería

➤El mundo de la política tiene una irremediable pulsión por la desmesura. Y es en esa atracción irresistible por la exageración donde puede encontrarse la razón irrazonada e irrazonable que provocó la afirmación del secretario provincial del PSOE sosteniendo que a Almería le está sentando bien el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. No, a esta provincia no le está favoreciendo el nuevo Gobierno, y solo habrá que esperar 48 horas, hasta el martes, para saber si le está provocando el efecto contrario en un tema de importancia extraordinaria como es la llegada de la Alta Velocidad.

Obras del AVE en Almería

No seré yo el que caiga también en el error de la desmesura defendiendo la tesis contraria a la difundida por Teruel y cayendo, por tanto, en su mismo error. El nuevo Gobierno lleva tan poco tiempo en Moncloa que cualquier valoración, positiva o negativa, será siempre apresurada y carente de argumentos sólidos que la sostengan.Nadie discute que una situación sobrevenida de forma inesperada exige un tiempo para conocer la realidad de los proyectos en marcha. El ministro de Fomento está actuando con arreglo a la prudencia que impone a un recién llegado la gestión de una realidad compleja por los múltiples proyectos que gestiona un ministerio tan colosal.
Lo que provoca inquietud es que, después de varias semanas, el Gobierno y el ministerio hayan ignorado en su reunión con la presidenta andaluza los cinco proyectos del AVE entre Almería y Murcia
Pero escrito lo anterior, lo que provoca inquietud es que, después de varias semanas, el Gobierno y el ministerio hayan ignorado en su reunión con la presidenta andaluza y en su visita a Sevilla los cinco proyectos del AVE entre Almería y Murcia y que., según las previsiones del Gobierno anterior, estaban preparados para salir a licitación antes del 30 de junio. Estamos a 48 horas del 31 de julio y todavía no sabemos el tiempo que habrá que esperar para que el compromiso del PP lo consume el PSOE. 

Es cierto que el ministro ha reiterado que cumplirán todos los compromisos en trámite del anterior Gobierno, que no han puesto ningún reparo a la solvencia técnica de los proyectos ya elaborados y que el proceso de las expropiaciones sigue su calendario. Pero esta realidad no es suficiente para convertir la sombra amenazante de la duda en la tranquilidad de la certeza. Llevan tanto tiempo, unos y otros (y en este tema y hasta hace apenas un año mucho mas el PP que el PSOE) mintiendo, que la confianza es un aval que solo los torpes de conocimiento, los cándidos de corazón o los militantes a sueldo son capaces de concederlo.
El ministro de Fomento se reúne el martes con la presidenta de la Junta y ese será el momento para que, de una vez por todas, el Gobierno diga cuándo van a ser aprobadas por ADIF la licitación de los cinco proyectos pendientes y cuando aparecerán en el BOE
Nos han mentido tantas veces y con tantas excusas que ya no admitimos ni una más. El ministro de Fomento se reúne el martes con la presidenta de la Junta y ese será el momento para que, de una vez por todas, el Gobierno diga cuándo van a ser aprobadas por ADIF la licitación de los cinco proyectos pendientes y cuando aparecerán en el BOE. Y que nadie busque excusas ni desfiladeros. Los proyectos están realizados, solo hace falta voluntad política para continuar el desarrollo y los procedimientos previstos. El martes no puede haber olvido; ni del ministro para poner fecha, ni de la presidenta para exigírsela.
La aritmética política puede cambiar en unos meses y un escenario distinto podría acabar escribiendo un argumento presupuestario en el que la llegada de la alta velocidad hasta Almería no estuviera presente
Almería no puede esperar más. Y no puede hacerlo porque ya no es solo la perdida de competitividad que provoca en nuestras exportaciones el aislamiento ferroviario que padecemos, sino porque otra dilación, otro retraso nos conduciría a una vía de imprevisibles consecuencias en las que la volatilidad de nuestra situación política nos acercaría peligrosamente al abismo del olvido y el abandono. La aritmética política puede cambiar en unos meses y un escenario distinto y con diferentes actores podrían acabar escribiendo un argumento presupuestario en el que la llegada de la alta velocidad hasta Almería no estuviera presente.

No es incredulidad en la voluntad del PSOE; es la convicción de que cualquier circunstancia electoral inesperada puede acabar modificando el camino trazado y llevarnos a un andén sin más salida que lo que pudo haber sido y no fue. El momento del AVE es ahora o nunca. Almería lo sabe y los almerienses tenemos derecho a saber qué piensa hacer el ministerio y cuándo. Solo hay que esperar hasta el martes. Si el ministro Ábalos da fechas concretas e inmediatas y adelanta los plazos, Sánchez Teruel habrá demostrado con razones su declaración. Si no es así, la razón estará de parte de quienes sostienen lo contrario.