Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El estudio informativo de la línea de ferrocarril Guadix-Baza-Almanzora-Lorca


Miguel José Ávalos
Ciudadan@s por el Tren (CxT)

➤Si la entrada en vigor de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 está siendo noticia por distintos beneficios, no será así para el asunto de la recuperación del ferrocarril del Almanzora. El pasado 5 de abril el Gobierno presentaba el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del 2018, y por fin se desvelaba la cantidad exacta que llevábamos esperando, desde que en agosto del año pasado se anunciara una consignación para el estudio informativo de la línea de ferrocarril Guadix-Baza-Almanzora-Lorca.

Enmienda del PSOE

Efectivamente, se proponían 600.000 euros, repartidos en los dos próximos ejercicios: 100.000 euros para lo que queda de año, posponiéndose para 2019 la ejecución de los 500.000 euros restantes. Otras referencias leídas, como 540.000 euros o “algo más de 500 mil euros”, han sido consecuencia de una información parcial y de un desglose provincializado (respecto de las provincias de Almería y Granada). En cualquier caso, se trata de una cifra muy alejada de entre las manejadas para la realización de un estudio informativo. Ya en diciembre de 2016 desde Ciudadan@s por el Tren proponíamos un importe superior a un millón de euros, siguiendo la estimación del ingeniero Francisco Cañabate para este tipo de documentos previos.
Igualmente, destacable por confusa es la denominación del proyecto recogida en el anexo de inversiones, la cual alude a “estudios” y no directamente al estudio informativo.

Ello motivó nuestra petición con el objetivo de que, durante la tramitación legislativa, esa partida insuficiente fuera aumentada, apelando a los grupos parlamentarios para que “doblaran el presupuesto”, y de este modo pudiera ser adjudicado el estudio informativo durante el próximo año. La primera oportunidad era el registro de enmiendas a la sección correspondiente al Ministerio de Fomento. De las que cabía esperar, fueron PSOE y Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea quienes las plantearon.
Sorprende que el “impulso” que querían darle los socialistas al trámite demandado no viniera acompañado de un aumento del presupuesto, más aún después de la enérgica rueda de prensa celebrada en Baza, criticando duramente el proyecto de los “populares”
Por un lado, sorprende que el “impulso” que querían darle los socialistas al trámite demandado no viniera acompañado de un aumento del presupuesto, más aún después de la enérgica rueda de prensa celebrada en Baza, criticando duramente el proyecto de los “populares”. Y, de otra parte, Podemos insistió en unas cuantías entre 1 y 2 millones de euros, a través de varias enmiendas, unas más justificadas (sin saber exactamente a qué estrategia obedecieron). La aprobación en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados suponía el momento determinante para cambiar las expectativas; sin embargo, esas enmiendas planteadas fueron rechazadas.

El cambio de Gobierno, tras el inesperado éxito de la moción de censura, podía significar un halo de esperanza para revertir el presupuesto insuficiente. No fue así: el grupo socialista asumió el proyecto de cuentas estatales del PP, mientras que los representantes populares, ya desde la oposición, exigían la ejecución de “su logro”. Así las cosas, no hubo modificaciones en la fase correspondiente al Senado, habiéndose confirmado el pasado 5 de julio el importe de 100.000 euros para lo que resta de semestre.

Ante este panorama, mantenemos la demanda del aumento del presupuesto hasta que se doble la actual cifra total, así como el horizonte del año 2020 para la realización del obligado estudio informativo. El ministerio que lidera ahora José Luis Ábalos deberá explicar el calendario de ejecución de este trámite, porque a día de hoy seguimos sin saber el destino de lo aprobado. La Historia le vuelve a dar una oportunidad al PSOE de enmendar la fatídica decisión de 1984. Después de la vehemente oposición, ya no valen medias tintas.