Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Paulino Granero, un almeriense feliz por la victoria de Rusia


Emilio Ruiz

➤➤La derrota de la selección española de fútbol en la Copa Mundial de la FIFA no ha sido recibida con la misma sensación de tristeza por todos los españoles y por todos los almerienses. Hay uno de éstos, un almeriense, que el domingo se mostraba feliz por el resultado final. Se llama Paulino Granero y es de El Ejido. Pero no, no es Granero ni un antipatriota ni una persona que no sienta como propios los colores de la selección española. Es otra cosa. Su alegría por la victoria de Rusia tiene una justificación: es el preparador físico de la selección rusa. Paulino Granero es y se siente español y almeriense por los cuatro costados, pero circunstancias mayores, como la indicada, le han situado con el equipo adversario al nacional español. Por encima de todo, la profesionalidad y la fidelidad a los colores que defiendes.

Paulino Granero (Twitter)

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y doctor en Fisiología del Rendimiento deportivo y la salud, Granero estudió la carrera en el INEF de Madrid. Ha sido preparador físico del Polideportivo Ejido, Elche, Granada, Málaga, Al Ittihad (Arabia Saudita) y Real Betis Balompié. De aquí, en 2009 dio el salto al CSKA de Moscú y fue Fabio Capello quien tiró de él para la Selección Nacional Absoluta Masculina de Rusia. Ha sido uno de los primeros preparadores físicos en hacer uso del "laboratorio portátil" Wimu, ideado por la empresa almeriense Real Track Systems. Lo utlizó por primera vez en el Málaga y últimamente en el CSKA y la selección rusa. Se trata de un pequeño dispositivo que el deportista puede llevar durante el entrenamiento o la competición y que permite a los técnicos obtener información sobre su velocidad, rendimiento físico, impactos en saltos y caídas, oxígeno en músculos o incluso la disposición táctica a través de la geolocalización. Los jugadores del Barcelona también lo suelen utilizar.
A pesar de que desde su boca y la de su familia no salen más que palabras de agradecimiento por el trato recibido allí, el deseo familiar es volver a España
Paulino Granero no está solo en Rusia. Le acompañan su mujer y sus hijos. A pesar de que desde su boca y la de su familia no salen más que palabras de agradecimiento por el trato recibido allí, el deseo familiar es volver a España. Suelen venir una o dos veces al año a Almería (“necesito respirar el olor de nuestro mar”), pero quisieran establecerse aquí de forma permanente. Una vez que concluya el Mundial se quedará libre de compromisos profesionales tanto con la selección rusa como con el CSKA. Desearía recibir alguna buena oferta de algún club importante español. Mientras llega o no esa oferta, en su mente no hay espacio para otra cosa que no sea el partido que el sábado enfrentará a Rusia con Croacia. Hasta ahora, la parcela de la que es responsable, la forma física de sus jugadores, la ha defendido con matrícula de honor.