Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Pedro Belmonte publica 'Manos de tierra'


Nuria Torrente
@opinionalmeria

Pedro Belmonte tiene nuevo libro en la calle. Viene de la mano de Letrame Editorial bajo el título Manos de tierra, un volumen que nos transporta hasta Níjar para recordarnos la dureza a la que se enfrentaban algunos niños en aquella época, teniendo que responsabilizarse del trabajo y la familia.

Ya, en la calle

Pedro Belmonte Díaz nació y residen en Níjar, en Barranquete. Comenzó a escribir siendo muy pequeño. "En segundo de  E. G. B. escribí  mi primer cuento, El señor  tiempo, y la profesora me llegó a preguntar que de dónde había copiado el texto”. Manos de tierra es una obra sencilla, emotiva y con una gran carga de sensibilidad, catalogada en el género dramático y romántico. Está inspirada en todas las historias que el autor ha ido recopilando de sus antepasados y amigos de estos. "Se desarrolla en mi localidad natal, Barranquete, y parte de Almeria. La he basado en mi pueblo principalmente por las cosas que me contaban mis padres. En parte va dedicada a ellos y a todas esas personas que tuvieron que madurar a una edad muy temprana”, señala Pedro.

En esta novela encontraremos “la parte desconocida de aquellos niños que tuvieron que responsabilizarse del trabajo para ayudar a su familia siendo muy pequeños, siéndoles arrebatada la infancia y adoptando una actitud madura en el duro trabajo del campo para volver a ser niños al volver a casa”. Cuenta la historia de dos hermanos, Manuel y Carma, que sobreviven en una tierra árida y apenas explotada, bajo el seno de una familia humilde. La pobreza abundaba por las tierras de Níjar. La siega del trigo y la cebada era el único trabajo que daba de comer a unas pocas familias que no habían conseguido o querido emigrar a otras provincias más industrializadas u otros países.

El autor nos sumerge en una trama dura pero a la vez fresca, amorosa y muy cercana. Un libro dirigido a todo tipo de público. “A los jóvenes, para que conozcan un poco más de cerca de realidad que vivieron nuestros antepasados, y a las personas mayores, porque se sentirán muy identificados con esta obra, en su mayoría”. Manos de tierra está dividido en en 31 capítulos, enlazados unos con otros “para mantener en todo momento viva la intriga del lector”.