Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Fernando Martínez, maestro de ceremonias


Juan Torrijos
Periodista

➤➤➤El hombre de Ferraz en Almería, el que asegura que prefiere ejercer de maestro de ceremonias, el profesor Fernando Martínez López, ya tiene a uno de sus amigos íntimos en la Subdelegación del Gobierno de Almería. El palacio de la calle Arapiles de la capital almeriense va a tener de inquilino al profesor de la Universidad de Almería Manuel de la Fuente, hombre fuerte y con mando en urbanismo en el Ayuntamiento de la capital siendo alcalde socialista Fernando Martínez.

Toma de posesión de los ocho subdelegados

Si me preguntan mi opinión les diría que me parece una buena elección. Durante el tiempo en que estuvo en primera línea política demostró tolerancia con la oposición, aceptó las críticas con sentido deportivo y jamás se le vio un comportamiento sectario. Si estoy convencido de que Gabriel Amat acertó con el nombramiento de Andrés García Lorca al frente de la Subdelegación, creo que Fernando Martínez acierta ahora con el de Manolo, perdón, don Manuel, que ahora es todo un Gobernador y con tratamiento.
Don Manuel no le va a declarar la guerra a la delegada de Susana en Almería, Gracia Fernández, estén seguros de ello
Si algunos pensaban en una persona que abriera grietas en, y con la delegación de la Junta, esa no es Manuel de la Fuente. No les niego que a los que nos dedicamos a escribir sobre las pequeñas o grandes historias políticas de nuestra provincia nos hubiera venido bien un guerrero en el palacio de Arapiles, sin que ello sea para recordar, evocar y repetir por estas tierras aquella batalla perdida por las tropas de Napoleón en tierras de Arapiles (Salamanca). Don Manuel no le va a declarar la guerra a la delegada de Susana en Almería, Gracia Fernández, estén seguros de ello. Y si le buscan la boca él tenderá la mano, buscará el acuerdo, sellará con silencios los problemas. No es hombre de hablar con voz alta, ni siquiera potente, se mueve mejor en el tono medio de la escala.
El maestro de ceremonias no se ha equivocado. Al frente de la subdelegación tenemos a un almeriense respetable 
No sé si será un gran subdelegado. Las circunstancias en muchas ocasiones son las que imponen el trabajo y no siempre éste va a poder ser entendido, pero de lo que estoy seguro es que voluntad y trabajo no le va a faltar a la hora de enfrentarse a los problemas. Y los va a tener, eso no lo duda nadie. Y le criticaremos, como hicimos con su antecesor, Andrés García, y seguiremos siendo amigos después. El maestro de ceremonias no se ha equivocado. Al frente de la subdelegación tenemos a un almeriense respetable al que algunos ya han apodado “el encauzaor”.