Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¿Por qué quieren secuestrar 'El andorrano', de Joaquín Abad?

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

➤➤➤Los libros y los artículos del periodista almeriense Joaquín Abad, exdirector de La Crónica y hoy CEO de una empresa especializada en la edición y difusión de medios digitales, nunca pasan desapercibidos porque en su contenido no haya algo digno de polémica. Todo lo contrario. Joaquín Abad es un escritor pasional que arriesga siempre más allá de lo predecible. Su último libro, dedicado al tristemente célebre empresario almeriense Juan Asensio, ya ha sido recibido con un anuncio de querella por parte de Antonio Asensio, hijo del fallecido, que considera que el relato de las andanzas de su padre divergen en muchas ocasiones de la realidad. Antonio Asensio se ampara en la realidad judicial de que su padre es ajeno al asesinato en plena calle de su madre. Joaquín Abad, por el contrario, no ofrece ningún tipo de dudas sobre ese hecho, del que da pelos y señales. "La realidad de los hechos en muchas ocasiones no coincide con la realidad judicial", y Abad considera que este caso concreto es una prueba manifiesta de esta divergencia. Al final serán los tribunales de justicia quienes se pronuncien sobre el tema, si es que ciertamente la querella se ha presentado.

Diari d'Andorra lleva a su portada el libro de Joaquín Abad 'El Andorrano'

Otro frente abierto por Joaquín Abad lo tiene en Andorra. En la calle está a la venta su libro El andorrano, que en formato digital va por su segunda edición y puede encontrarse en Amazon. Cuenta Joaquín la historia de Antonio Lao, un pastor de Almería, que al empezar la guerra civil tiene que huir de España tras apuñalar a un miliciano, que estaba haciendo de alcalde, después de que violara a su sobrina. Llega el almeriense a Andorra y se une a los pastores que se ganan la vida pasando hacia España judíos que huyen de los nazis. El robo a los judíos permite a Antonio Lao convertirse en el hombre más rico de Andorra como propietario de los principales concesionarios de vehículos alemanes, hoteles y centros comerciales. Otros personajes de la novela pasan de prestadores a banqueros. La trama de la novela se complementa con la historia de los herederos de una familia de joyeros de París en los años ochenta. Contratan un periodista de Almería para encontrar el rastro de sus antepasado muertos. Este periodista había publicado con anterioridad la aparición de momias en los Pirineos que, al estar congeladas, pueden ser identificadas con la prueba de ADN.
El periódico Diari d'Andorra ha llevado el tema a su portada, con gran despliegue tipográfico, lo que hay que traducir como que en ciertas familias andorranas el libro lo han recibido con preocupación
¿Estamos ante un libro de ficción pura y dura o tiene El andorrano ribetes de realidad? Esa es la cuestión. El periódico andorrano Diari d'Andorra ha llevado el tema a su portada, con gran despliegue tipográfico, lo que hay que traducir como que en ciertas familias andorranas han recibido el libro con preocupación. Según dice el periódico, "un prestigioso bufete de abogados de Barcelona y de otros de Londres e Irlanda" -obsérvese la rimbombancia para decir que el asunto va en serio- ha comenzado las acciones legales para instar el secuestro de los ejemplares del libro. El secuestro se insta porque algunas familias andorranas consideran que se les está injuriando a causa de que el texto está escrito de forma que a ciertas personas se les puede identificar con algunos de los protagonistas de la novela. 
"Algunos de los apellidos que aparecen en la novela son claramente identificables con familias andorranas conocidas, desde el mundo de la joyería hasta la banca, pasando por los hoteles, los concesionarios o de otros. Los nombres de pila de los diez pastores no coinciden con personajes históricos, pero sí los apellidos", dice Diari d'Andorra
En el libro se explica, según la versión del diario andorrano, que buena parte de las grandes fortunas andorranas tienen su origen en el asesinato y el robo de los judíos que intentaban pasar por las montañas hacia España durante la Segunda Guerra Mundial. "Algunos de los apellidos que aparecen en la novela son claramente identificables con familias andorranas conocidas, desde el mundo de la joyería hasta la banca, pasando por los hoteles, los concesionarios o de otros. Los nombres de pila de los diez pastores no coinciden con personajes históricos, pero sí los apellidos, a los que se describe como personas que habían pasado de pastores de rebaños a prósperos hombres de negocios gracias a las fortunas que acumularon en el periodo que abarca desde 1936 hasta 1945. En la mayoría de los apellidos citados no hay constancia histórica de que tuvieran ninguna vinculación con los pasadores de judíos".

Según explica Diari d'Andorra, "el libro viene a explicar un sistema de pasadores sin escrúpulos que se ofrecían para acompañar a los judíos en la travesía montañosa y que cuando veían que el fugitivo tenía dinero o joyas o bien lo arrojaban al vacío o bien lo desnudaban, le sacaban los zapatos y le ataban las manos con alambre para que muriera congelado. Lo relata respecto a hombres, mujeres y niños que quedaban sepultados bajo la nieve. Insinúa que cuando salieron algunos de estos cadáveres hubo un pacto de silencio nacional para tapar el asunto".

Algunas familias andorranas se sientan señaladas y consideran que el libro es una difamación sin ningún tipo de prueba, por lo que debe ser secuestrado. "El texto, según los análisis literarios -concluye el diario-, pretende ser un relato ficticio basado en hechos reales".