Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La élite pluriempleada

Pablo Requena
Periodista
Corren tiempos aciagos y deprimentes para casi todos menos para los de siempre. Si ya provocan grima de por sí los sueldazos, las dietas y todo el cúmulo de prebendas varias de las que gozan la mayoría de nuestros representantes públicos, añádanle el pluriempleo de algunos -no pocos- políticos. Y los hay de todos los colores aunque, bien pensado, desde el pasado 22 de mayo y por motivos obvios, abundan más los peperos. Sin salir de Almería, tenemos, entre otros, a su alcalde, Luis Rogelio, de regidor y senador; a don Gabriel, de alcalde roquetero y presidente de la Diputación; a Jesús Caicedo, de primer edil de Cuevas y diputado, o a Eugenio Gonzálvez, de alcalde de Gádor, presidente de la Mancomunidad del Bajo Andarax y senador. ¡Toma ya! Aunque saliendo de Almería y en la otra orilla ideológica a los peperos tenemos al incombustible alcalde de Marinaleda y parlamentario andaluz de Izquierda Unida, Sánchez Gordillo. Una IU que no hace mucho votó a favor de que los alcaldes no pudieran estar en el Parlamento andaluz. Y estos maestros de la coherencia política son los que van a gobernarnos los próximos cuatro años.
Independientemente de que esta situación pueda mermar, y seguramente lo haga, la calidad y cantidad del trabajo de estos alcaldes y demás ‘carguicos’ de turno, está el tema de la estética que, si bien en condiciones normales debería ser un asunto secundario, en esta era sombría de la que hablaba al inicio tendría que ser algo de cajón. Visto lo visto, se ve que algunos no lo pillan, o sí lo hacen pero se lo pasan por el arco de Trajano.
Y luego están los que van como las ranas en los nenúfares, dando brincos de un puesto a otro, aunque renunciando a alguno de esos cargos. Ejemplos de ello los tenemos con la exalcaldesa de Adra y actual delegada del Gobierno en Andalucía –eso es medrar y lo demás son pamplinas- o en la renuncia a su acta de concejal de Rosario Soto, que se va a Sevilla con su amigo Arenas, al que sin duda le van a hacer falta personas leales a su alrededor durante los próximos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario