Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Gobierno de cuotas

Rafael M. Martos
Director de Noticias de Almería
 
José Antonio Griñán utilizará sin duda una hoja de Excel para cuadrar el próximo gobierno de la Junta de Andalucía. Ni de lejos se va a tratar de elegir a los mejores, sino de designar entre los que encajen entre las distintas cuotas disponibles. Así, el próximo gobierno andaluz tendrá que ser paritario, que ese gran alarde de igualdad entre hombres y mujeres del que hacen gala quienes nunca pusieron una presidenta del Congreso, nunca pusieron una presidenta en el Senado, nunca han tenido presidentas autonómicas... Después de determinar cuantos hombres y cuantas mujeres han de formar el Gobierno, la cuota siguiente es la que corresponde a las consejerías de IU y las del PSOE, cuántas para cada uno. Pero hay que seguir con las cuotas, porque tanto PSOE como IU tienen que ajustar cuentas en sus casas, y eso significa que, o bien se elimina la presencia de disidentes, o bien se les da un carguillo... como dice el refrán.
 
Rosalía Martín tiene muchas papeletas
para ser Consejera
Y sigamos, porque no ha de faltar la cuota territorial, que como bien demostró Fuensanta Coves al frente de Medio Ambiente dándole cobertura legal al hotel del Algarrobico al modificar el planeamiento de protección del parque natural Cabo de Gata, o el exitazo de Martín Soler en Agricultura con la crisis del tomate... pues tiene gran utilidad.
 
Leo que "el sector reclama un consejero de Agricultura de Almería", y no puedo menos que recordar al mencionado, a ese prohombre almeriense que, conocedor como nadie de la realidad económica de la provincia, iba a ponernos en cabeza, iba a responder a nuestras necesidades, iba a... acabar como todos. Eso sí, aquellos que alabaron la sabia decisión de quien le puso al frente de Agricultura por ser el guante para esa mano, no dudaron en decir exactamente las mismas lisonjas cuando le pasaron a Innovación. Vamos, tan poco tardaron en acomodarse al nuevo cargo que el suplemento publicitario que iban a publicar aquel día y que pagaba la Consejería de Agricultura fue transformado en unos minutos como de Innovación agraria... para cobrarlo con el cambio.
 
Dentro de este sistema perverso que son las cuotas -cualesquiera que sean- podría acabar determinando que será natural de Almería al menos un consejero o consejera. Tiene muchas papeletas la ejidense Rosalía Martín, ya que no olvidemos que a ella sí la metieron en la negociación con el PSOE para el pacto de Gobierno. Pero no es menos cierto que para ser consejero no es preciso ser parlamentario, con lo cual el abanico de posibles nombres se abre al infinito. Pero pensar que un almeriense va a ser mejor consejero de agricultura y pesca (¿olvidan la importancia de la pesca que está en esta consejería?) que un onuvense o un sevillano es tan absurdo como pensar que será mejor o peor consejero de lo que sea por ser hombre o mujer, o por ser del PSOE o de IU... hay que gente que vale y gente que no, gente responsable y capacitada y gente que no... pero cuando se ponen tantos filtros absurdos, al final... un pan como unas tortas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario