Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Una mala digestión

Juan Carlos Pérez Navas
Secretario de Organización del PSOE de Almería
 
El Partido Popular está teniendo serios problemas para digerir los resultados de las elecciones andaluzas del pasado 25 de marzo, a la vista de los hechos que se han venido sucediendo en las últimas semanas. Desgraciadamente, los ataques al pueblo andaluz no se han limitado a la retahíla de insultos que la derecha mediática aprovechó para difundir desde el mismo minuto en que se conocieron los resultados de las elecciones. Más allá de las descalificaciones de aquellos que llamaron a los andaluces "sociedad enferma", "menores de edad" o "paletos", el propio Partido Popular, desde el Gobierno de España, ha iniciado una ofensiva contra Andalucía carente de cualquier explicación que no sea la de castigar a los andaluces por haberse atrevido a defraudar las expectativas electorales de Javier Arenas.

La muestra más evidente del castigo que está aplicando el Gobierno de Rajoy a Andalucía está en los Presupuestos Generales del Estado para 21012. El documento presentado por el Consejo de Gobierno -con varios meses de retraso, conviene recordarlo- destina a Andalucía 1.850 millones de euros. Esta cantidad supone el 14,6% de la inversión regionalizada, cuando nuestro Estatuto de Autonomía establece que lo que nos corresponde es un 17,8%. En otras palabras, el Gobierno del PP está hurtando a los andaluces casi 500 millones de euros que le corresponden por ley. Además, la inversión per cápita en Andalucía es 13 puntos más baja que en el resto de comunidades.

La ofensiva del PP, sin embargo, no termina aquí. También incluye otras estrategias como, por ejemplo, la de recurrir ante el Tribunal Constitucional la convocatoria de oposiciones para docentes realizada por el Gobierno andaluz. Esta decisión, que supone impedir la incorporación de 2.400 profesores a las aulas, se suma a los recortes en educación aprobados para toda España, que supondrán, sólo en Andalucía, el despido de hasta 15.000 profesores interinos.

Por si fuera poco, el Partido Popular se emplea, día sí y día también, en sembrar dudas sobre las cuentas andaluzas, cuando la realidad es que se encuentran entre las más saneadas del país. Detrás de este empeño sólo se oculta su intento de justificar unos tijeretazos injustificables.

La próxima semana se constituye el Gobierno andaluz. Verán cómo, para entonces, el Partido Popular redobla sus críticas a la decisión democrática de los andaluces e intenta meter miedo con la llegada al poder de la 'izquierda socialcomunista', ante el silencio cómplice de Javier Arenas, al que parecen no importarle los agravios de su partido a Andalucía y a los andaluces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario