Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Griñán y su futuro Vicepresidente

Pepe Fernández
Periodista
 
El pasado lunes, día 16 de abril, tres días antes de que constituyera el Parlamento de la IX Legislatura, Griñán no acababa de ver clara la figura de un vicepresidente en su futuro gobierno nacido, en dos trozos, del 25M. Así me lo confesó poco antes de ser entrevistado por Julia Otero en Onda Cero esa tarde. La misma entrevista en la que anunció la paralización (hibernación) de 2.600 millones del presupuesto de gastos o inversiones de la Junta para 2012. No veía clara esa figura del Vicepresidente que, sin duda, le iba a reportar a medio plazo más conflictos que soluciones ante la difícil coyuntura política que se avecina.
 
Veamos. Por un lado situar a Diego Valderas como número dos del Gobierno iba a ser interpretado y visualizado desde el minuto uno como la cohabitación de “dos” gobiernos paralelos, con intereses políticos encontrados en muchos casos, a pesar de que acudieran incluso a un notario con un programa de actuación pactado desde la “responsabilidad” que, dicen, ha presidido las negociaciones durante veinte días. Todo ello en un escenario económico dramático, inquietante y preocupante, con el paro creciendo minuto a minuto. Con un Gobierno dispuesto desde Madrid a lograr derribar al “frente popular” andaluz mediante una presión que ni en tiempos de Jose María Aznar frente a Manolo Chaves. Y lo hace mediante las armas jurídicas y legislativas de la que se han dotado, incluso con la “intervención” del Estado sobre el control total de la comunidad.
 
Por otro lado, a Griñán no se le escapaba el alcance político interno que supondría la aceptación en el PSOE como número dos del Gobierno al líder de la formación, IU, que les había arrebatado seis diputados de los nueve que ha perdido el PSOE el 25M por culpa de la crisis y el paro, sus peleas internas y la corrupción de los Eres. Todo eso y una política más liberal que socialdemócrata, a la que condujo Zapatero el partido en sus dos legislaturas.
 
Solo la idea de que Antonio Fernandez tire de la manta, tal y como le ha pedido el PP ante Mercedes Alaya, pone los pelos de punta a la vieja guardia del PSOE andaluz y sevillano en particular. Griñán sabe que si hay algo bajo la manta, estará pegado viscosamente sobre todos aquellos que le han puteado hasta las diez de la noche del domingo de las elecciones en el propio hotel Renacimiento, sede electoral socialista. Todos dirigentes del entorno de Manolo Chaves que han jugado fuerte contra el liderazgo interno (y externo) de Griñan en estos meses, llegando a montarle frentes de resistencia en algunas provincias contra los denominados despectivamente como “griñaninis”. Y también le llegaron a montar una crisis de gobierno con la dimisión incluida de Luis Pizarro en la delicada consejería de Gobernación, a escasos meses de una campaña electoral tan decisiva como la pasada.

IU DA MARCHA ATRÁS Y SORPRENDE AL PSOE
La inesperada marcha atrás de IU renunciando a presidir el Parlamento, o lo que es lo mismo a marcarle la agenda al Gobierno, encendió muchas luces de alarma entre la vieja guardia socialista. Nada bueno puede traer darle tanto poder a los queridos y necesarios enemigos comunistas, cree la mayoría de los pragmáticos dirigente a los que Griñan jubilará de las mesas de camilla del poder socialista.
 
Un vicepresidente ejecutivo, no un consejero de Relaciones con el Parlamento como fue Antonio Ortega, del PA, implica también que Griñán se quede aislado en cierta medida. De ahí, se comenta, que haya tocado al exconsejero y exembajador en Rabat, Luis Planas, para que se piense su incorporación al futuro gobierno. De ser cierta la oferta, Griñán intenta cerrar una troika que le proteja en el nuevo ejecutivo rodeado de camaradas del PC. Antonio Avila, Carmen Martinez Aguayo y el mencionado Planas, con un perfil idóneo para entenderse con el exterior, una vía de socorro ante el acoso de Madrid. La gente del presidente, en los que confía plenamente. Pedirle a Europa que audite las cuentas andaluzas ha parecido una jugada audaz de la que se espera confirme que Aguayo ha hecho bien las cuentas de la Junta. Lo contrario serían tanto como lo de Gagancho en Almagro.
 
En esas estaba el presidente en funciones el lunes, cuando aún no sabia que  justo al día siguiente se iba a montar la mari morena en IU que concluyó con la renuncia a la presidencia del Parlamento asignada desde primera hora al diputado gaditano Ignacio Garcia, actual Vipresidente Primero. IU, ya que se iba a “pringar” manejando lo que queda del presupuesto, quería más poder real, que para eso eran la llave del gobierno, dueños de los destinos políticos de la comunidad andaluza en uno de sus peores momentos dada la incidencia de la crisis general. Inconscientes quizás de que ese gobierno, en cuya mesa estarán sentados en semanas, deberá tomar medidas y ajustes duros para cumplir los compromisos legales sobre el déficit. Medidas y ajustes que, desde luego, no van a gustar a los electores de la izquierda triunfante.
 
Y en esas están. Por un lado esperando que IU someta los acuerdos a referéndum el 24 de abril a su militancia censada. Les van a preguntar que elijan: col o coliflor. Tocar pelo dentro del gobierno o haciendo política en el Parlamento y ganarse la subsistencia como formación a golpe de negociación. Todo ello ante un PP que, aunque noqueado por el agrio éxito del 25M, empieza a reaccionar como si se dispusieran a jugar una prórroga del partido. En efecto, las primeras impresiones que se obtienen, coinciden en señalar que piden demasiado poder quienes tienen 12 escaños frente a 47 y 50.
 
Por otro lado que el PSOE, como organización política, no soportará la acción política de los comunistas, abiertamente enfrentados a socialistas en determinadas poblaciones y comarcas a cuenta de los ayuntamientos. Y que el gobierno de coalición puede acaban saltando por los aires , porque como muy bien reconocía el propio Griñán a Julia Otero, el futuro en economía y en la política se mide en horas.
 
En resumidas cuentas IU ha jugado hasta ahora mucho mejor sus cartas en la mesa de negociación que el PSOE. Los socialistas han estado siguiendo la zanahoria hasta el ultimo momento, viéndose forzados en el ultimo minuto a improvisar una presidencia del Parlamento que recayó, mire Ud por donde, en el presidente de la gestora de Sevilla. El hombre que fue capaz de taponar las brechas en el barco que había hecho Jose Antonio Viera, gran protagonista del escándalo EREs, cuando dio el portazo y dimitió por la confección de las listas, dejando al buque insignia sevillano a la deriva y dividido entre susanistas y vieiristas.
 
Valderas, además, sabe lo que supone ser presidente del Parlamento, un cargo para el boato, mucho boato personal, pero muy alejado del manejo de presupuestos de inversión.
 
PSOE e IU deben saber que se juegan en este envite mucho más que una consejería más o una menos, incluso que una vicepresidencia. Se juegan el éxito o fracaso de un modelo de gestión desde planteamientos de izquierda, quizás un ensayo general de lo que algún día podría suceder en España.
 
Mientras tanto en el PP, Javier Arenas, han empezado a mover ficha y ha colocado a la líder malagueña del PP, Esperanza Oña, en la tercera silla de la hornacina de la Mesa del Parlamento. (Ella anda diciendo que se lo pidió a Arenas por razones personales hace meses, pero casi nadie la cree). Oña ha sido la única dirigente del PP andaluz que se ha permitido, desde la más estricta corrección política, hacer autocrítica de la campaña de Arenas el 25M. Para la alcaldesa de Fuengirola hizo falta dar más caña de España, más dureza contra el PSOE y contra la izquierda. Una imagen demasiado dura para las formas que conviene jugar en esta nueva etapa, cuando el PP- ojo- sigue a un empujón de gobernar. Cualquier traspié del adversario, con una ciudadanía decepcionada con el nuevo bipartito administrando miseria, será aprovechado por la derecha para tumbar al frente popular andaluz. Lo de Chile, pero sin tanques ni Griñán refugiado en San Telmo, defendiendo la posición y legitimidad heredada del 28F.
 
ARENAS MUEVE FICHA Y CENTRA
Ha nombrado Arenas a Carlos Rojas, alcalde de Motril, como nuevo Portavoz del Grupo. Una cara amable de la política, pero manejando con contundencia y firmeza sus argumentos de tal forma que logra convencer por su forma didáctica de exponer sus ideas.
 
Le conocí hace años, más de dos legislaturas, cuando junto al también diputado del PSOE, Luciano Alonso, organicé unas tertulias semanales con ambos  en Onda Cero Andalucía para comentar la actualidad. Nunca fue un debate, nunca ví juego sucio, nunca una palabra de la que arrepentirse uno u otro, jamás se abandonó el dialogo desde la confrontación de ideas y proyectos.En definitiva dos tíos normales hablando de política ante dos micrófonos. Rojas ofrece una imagen de hombre de centro, educado, de buenas formas, excelente imagen personal y sin el pelo de la dehesa de la derecha más rancia del partido.
 
Algunos han querido ver tras este nombramiento que Arenas apunta a Rojas como su posible sucesor, mejor delfín por utilizar el término más usado en política. Lo dudo. Entre otras cosas porque Rojas es de esos políticos que cuando tiene una responsabilidad se centra solamente en ella. Eso fue lo que hizo cuando fue elegido alcalde de Motril, abandonando la primera linea de la política regional. Quizás esa haya sido una de las cualidades que Arenas ha visto en Carlos Rojas, que puede llegar, pero que no tiene prisa. Sin duda la portavocía del Grupo es un puesto donde desarrollar un doctorado como dirigente del futuro en el centro derecha andaluz. Pero de momento se dedicará a ser portavoz.
 
Los Twist de Sánchez Gordillo.
He aquí una selección de twist de Sanchez Gordillo que he distribuido (retwiteado) a mis seguidores en @Pepe_Fdez. En el pacto con IU el PSOE se ha encargado de dejar claro que Sánchez Gordillo no será interlocutor en ninguna cuestión de trascendencia política. En cualquier caso, así piensa un miembro de la dirección de la coalición que hoy tiene la llave de la gobernabilidad de Andalucía.
 
“El documento de rendición de IU para pactar es un magnifico compendio de generalidades y buenas intenciones que terminaran en el infierno”.
 
“El documento de pacto IU PSOE es inconcreto difuso abstracto y no llega a socialdemócrata ¿donde se quedó nuestro anticapitalismo?”.
 
“Nacionalizar la banca no hay otra solución Derribar el capitalismo es la única alternativa”
“El rey ha pedido perdón pero no tiene perdón”.
 
“Me comprometo a luchar con toda la fuerza por subvertir el capitalismo, culpable de la corrupción, el paro y la crisis actual”.
 
“No se pueden aceptar ni por imperativo legal ni por nada los recortes, hay que enfrentarse a la ley que es la dictadura del mercado”.
 
“Aceptar obedientemente el copago porque lo diga Madrid es la señal de que el próximo Gobierno andaluz no es rebelde ni defiende a Andalucía”

No hay comentarios:

Publicar un comentario