Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El mar se come la playa de Almería

Antonio Fernández
Periodista

La costa almeriense está experimentando un lento pero imparable proceso de degradación que está afectando a numerosas playas y zonas edificadas próximas a la línea de costa. El cambio climático genera un ascenso del nivel del mar que oscila entre 0,8 y 3 milímetros al año en las costas europeas, pero, según la Agencia Europea del Medio Ambiente, ese incremento en Almería se triplica hasta alcanzar los 10 milímetros al año en algunos puntos.

Un experto en este tipo de dinámicas del litoral como Alfonso Viciana explica que en el caso de Almería hay tres razones esenciales, además del cambio climático, para explicar lo que está ocurriendo: en primer lugar las extracciones masivas de arenas que se realizaron en los años 70, 80 y 90 para abastecer de arena a los invernaderos, extracciones que se llevaron al menos 20 millones de metros cúbicos de arena que nunca fue repuesta.

Además, se ha permitido la construcción, sin unos estudios rigurosos, de espigones y puertos deportivos que han supuesto una barrera infranqueable para los movimientos marinos que aportan la arena a las playas. Un exponente e ello se encuentra en la capital, que llegó a perder completamente sus playas a finales de los años sesenta como consecuencia de la construcción del Espigón de la Térmica.

El tercer factor lo constituye la disminución de los aportes de arena desde tierra, un aporte que se producía históricamente por la llegada al mar de cauces, ríos y ramblas, que se ha reducido de forma drástica con la construcción de pantanos, presas de contención o por el aumento del consumo de aguas superficiales, que han limitado la desembocadura en el mar de aguas continentales que arrastran tierra.

Aunque no existe un cálculo exacto, Viciana explica que cada año se pierden en la provincia miles de metros cuadrados de playas, en algunos casos de muy difícil y costosa regeneración.

La batalla de cara al verano ya ha comenzado y sus frentes se reparten por toda la provincia; los ayuntamientos reclaman arreglos y aportes extra de arena que, en el caso de Almería, no han llegado este año antes de la Semana Santa, como sí ha ocurrido en las playas de Málaga o Cádiz, lo que ha provocado malestar y protestas de los municipios almerienses afectados por el problema.

Balanegra, Almerimar, Guardias Viejas, Costacabana, El Toyo, Garrucha, Villaricos o Pulpí son algunos de los municipios o zonas afectados por la situación.
(La Voz de Almería)

1 comentario:

  1. jose Coca24/4/11 10:25

    Estimado Sr. Fernandez.

    Las conclusiones del sr. Viciana son interesantes pero no ofrecen soluciones a los temas locales (el cambio climático, como problema global lo dejo fuera); me explico:
    ¿hay que favorecer la erosión?; claro previamente destruir las presas, los puertos porque si no para qué.
    ¿hay que destruir todos los espigones y puertos costeros?; bueno antes habría que destruir todas las presas y favorecer la erosión (por este orden).
    ¿hay que destruir las construcciones costeras?; claro que antes habría que destruir los espigones y los puertos.
    podríamos seguir, pero no llegaríamos a ningún sitio, salvo a destruir todo lo existente.

    lo cierto es que tenemos un problema "LA COSTA DESAPARECE"; en muchos sitios del mundo se construyen espigones, defensas costeras, puertos, etc... y por el momento (<500 años)la costa se mantiene; sí, cierto, nada es perfecto y todo esto tiene sus problemas, pero no pensaremos que las acciones del hombre por pequeñas que sean no tienen consecuencias. La diferencia entre esta España y otros países de nuestro entorno es que aquí vemos como el temporal destruye nuestra casa y nos pasamos la vida preguntando "son galgos o podencos".

    ResponderEliminar