Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Salvemos La Molineta

Mar Verdejo Coto*
Ingeniero-Paisajista

La polémica arranca en 2005, momento en que los medios de comunicación anuncian que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Almería prevé la urbanización de 8.000 nuevas viviendas en la Molineta, un paraje almeriense de i...ncuestionables valores etnológicos, paisajísticos y culturales que, sin embargo, carecía de un nivel de protección específico.

El ayuntamiento de Almería propuso la revisión del antiguo PGOU de 1988 por varios motivos: la necesidad de adaptación a la nueva legislación urbanística LOUA así como de adopción de un modelo territorial, y el agotamiento del planeamiento anterior, ya que la ciudad había crecido hasta sus límites naturales y se estaba agotando el suelo urbanizable. Se pretendió entonces eliminar la categoría, hasta entonces vigente, de Sistema General de Espacios Libres para poder hacer uso de ese suelo.

La propuesta fue inmediatamente criticada, ya que Almería posee unos índices bajísimos de espacios libres por habitante y, aunque es cierto que el nuevo PGOU contemplaba la creación de 30 hectáreas de zonas verdes, éstas se planeaban como espacios integrados en 238 hectáreas residenciales, que darían cabida a más de 8000 viviendas, lejos, por tanto, de las expectativas ciudadanas, que llevaban tiempo demandando un gran área verde de esparcimiento. En cuanto a la Molineta, hasta el momento regulada como “suelo no urbanizable”, pasaba a declararse en el nuevo PGOU como “suelo urbanizable no sectorizado”, abriendo así la veda a la presión urbanística.

El equipo de gobierno PP-GIAL aprobó un Plan Parcial que suponía el desarrollo urbanístico en la zona norte de la Rambla del parque de la Molineta, sin contar con la aprobación de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía. A partir de entonces se inicia una consistente lucha por más de una quincena de asociaciones vecinales, ecologistas y culturales (Los Verdes de Andalucía, Ecologistas en Acción, Grupo Ecologista Mediterráneo, Pro Derechos Humanos de Andalucía, Asociación para la Prevención, A.F.A.T, Asociación de Amigos de la Alcazaba de Almería, Asociación Socio-cultural de Mujeres, etc.), con la asociación La Palmera a la cabeza, con objeto de reivindicar la conservación del espacio natural de la Molineta, exigiendo al Ayuntamiento su calificación como zona verde y su acondicionamiento para la posterior construcción de un gran parque periurbano.

Con tal motivo, redactaron una alegación al proyecto en la que se solicitaba una reserva de suelo de más de 145 hectáreas en la zona norte de la ciudad -de ellas, 60 irían destinadas a parque periurbano y 80 a reserva forestal-.

Junto a la alegación se presentaron más de 11.000 firmas de apoyo. Asimismo, es destacable la celebración de la Semana Cultural de la Asociación en noviembre de 2006, con la que se pretendió dar un sentido más técnico y científico a las peticiones: debates y mesas redondas, planeamiento de actos reivindicativos, celebración de una exposición de fotografías antiguas y modernas sobre la Molineta por parte de artistas locales, etc.

El día en que culminaron los actos, decenas de cometas, hechas por los niños del barrio, sobrevolaron el cielo almeriense con los lemas “Parque periurbano ¡ya!” o “Salvemos la Molineta”. A la marcha reivindicativa se unieron el Grupo Ecologista Mediterráneo, Ecologistas en Acción, el Partido Socialista de Andalucía, Izquierda Unida y la Plataforma Acantilados SOS, entre otros colectivos.

Esto hizo que en 2007 el Gobierno Autonómico, a través de la Consejería de Obras Públicas, que por entonces estaba en plena redacción del Plan Subregional de Ordenación, se planteara la posibilidad de incluir La Molineta como un Parque Metropolitano.

En 2008 los periódicos se hacen eco de los resultados de la DIA (Declaración de Impacto Ambiental) facilitadas por la Delegación Provincial de Medioambiente, según los cuales muchas de las propuestas de expansión urbana previstas por el PGOU almeriense supondrían un terrible impacto en el medio natural de la ciudad, especialmente en la zona norte de La Molineta. Según el documento, se debía modificar entre un 60% y un 70% del suelo urbanizable no sectorizado para que el PGOU pudiera ser aprobado, mientras tanto, sus pretensiones urbanísticas se verían paralizadas.

Sin embargo, las asociaciones en defensa de la Molineta consideraban que la permisividad de la Administración ante los procesos de expansión urbana no lograría evitar la destrucción del entorno natural y por ello mantenían un estado de movilización permanente: campañas de sensibilización, excursiones reivindicativas con el lema “Acércate a la Molineta”, manifestaciones en contra de la especulación “Almería no se vende”, e incluso organizaron una jornada de limpieza simbólica del paraje a la que se unieron un centenar de personas, parte de las cuales señalizaron algunas de las especies con cartelitos identificativos, animando a que las autoridades tomaran el relevo y dieran las directrices oportunas para la catalogación de la zona.

Unos meses más tarde, el Ayuntamiento de Almería presentaba a la secretaría general de Planificación y Desarrollo Territorial de la Consejería de Ordenación del Territorio, la revisión del documento. Reelaborar el PGOU había costado a las arcas municipales, según los grupos de oposición IU y PSOE, 1,6 millones de euros. Megino anunciaba que se había hecho un recorte de más del 80% de suelo urbanizable para ajustarse a las directrices del informe de impacto ambiental y que las viviendas que ocuparían la Molineta serían de protección oficial, algo con lo que, al parecer, la Junta de Andalucía estaba de acuerdo, pero se negaba a informar de la superficie a ocupar señalando “que pongan ellos los límites para el futuro parque ".

En agosto, la Junta de Andalucía se pronuncia sobre la Molineta, aunque sus declaraciones no fueron bien acogidas por parte de las asociaciones, que se vieron traicionadas por ella. Si hasta ahora la Administración Autonómica había anunciado que el Plan Subregional iba a incluir a la Molineta como un gran pulmón verde al constituirlo como Parque Periurbano y, de hecho, había calificado como “inviable” la propuesta municipal de construcción de viviendas en la zona, tras la reunión mantenida el 24 de agosto con los técnicos municipales su posicionamiento cambió, declarando que se estudiaría la posibilidad de que la corona Norte de la capital almeriense albergara 8.500 viviendas, parte de las cuales serían de protección oficial y se edificarían en el área de La Molineta.

Unos días después el presidente de la plataforma vecinal en defensa de la Molineta, recriminaba al Gobierno andaluz el cambio de postura, aunque, viendo que era inevitable la construcción de viviendas en la zona, hizo dos peticiones a la Junta: que se preservara el área de mayor valor ecológico y patrimonial -un espacio de unas setenta hectáreas- y que las viviendas fueran efectivamente de protección oficial. Una opinión que no compartían en absoluto las demás asociaciones, mucho más duras con los equipos de gobierno, como el grupo ecologista Cóndor, que reprochaba a la Administración Autonómica su propuesta después de haber apoyado a los colectivos vecinales y ecologistas en su petición de hacer un gran parque en la Molineta, viendo en ese cambio de actitud “complicidades del PSOE en las oscuras tramas urbanísticas del PP y GIAL en la capital almeriense”.

El debate trascendía ya los límites de la ciudad almeriense y se presentaba como una reflexión sobre el patrimonio, la politización a la que a menudo se ve sometido y el papel que le compete a la ciudadanía en lo que respecta a su conservación. Así se podía leer en un artículo de Ideal en octubre de 2008: “Hay mucha gente en Almería que ahora se para a mirar la Molineta. Se detiene a emitir su propio juicio. ¿Tiene sentido la conservación de uno de los pocos parajes de la ciudad con interés paisajístico y etnológico? ¿Tiene sentido llegar a consensos razonables entre el ayuntamiento y las asociaciones defensoras de la Molineta para evitar la construcción indecente e indiscriminada a la estamos, por desgracia, acostumbrados? ¿Se necesita escuchar la voz de los vecinos, de los que disfrutan realmente el vacío natural de la Molineta? ¿Es conveniente escuchar la voz de profesionales solventes que alertan de los perjuicios de la pérdida y proponen soluciones reales?”.

Otros colectivos, hasta ahora ajenos al problema que afectaba a Almería, empiezan a sensibilizarse con el tema y a proponer soluciones desde sus limitadas posibilidades. De esta forma, por ejemplo, unos alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada dieron a conocer una serie de proyectos de vivienda sostenible en una sala de exposiciones con el título “Reciclando Arquitectura, entre el barrio de los Ángeles y la Molineta”, un ejemplo de puesta en valor de la zona con el que se solucionaba el problema de la vivienda desde un punto de vista respetuoso con el medioambiente.

A principios de 2009, el Grupo Parlamentario Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía (IU LV-CA) presentaba a la Comisión de Cultura del Parlamento Andaluz una proposición no de Ley en la que solicitaba la declaración del paraje de La Molineta como Bien de Interés Cultural, puesto que consideraba que era la única vía para conservar y promocionar los valores de la zona. La respuesta se hacía esperar por lo que, en junio, el Grupo Socialista decide darle respaldo instando al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a que, una vez concluidos los trabajos de documentación pertinentes, se inscribiera en el Catálogo General de Patrimonio Histórico de Andalucía, todos los bienes etnológicos de la zona que fueran susceptibles de ello.

En la sesión celebrada el 18 de junio de 2009 por la Comisión de Cultura, la proposición contó con el voto a favor del Grupo Socialista, del Grupo IULV-CA y la abstención del Grupo Popular. • En la actualidad, la lucha por la protección de la Molineta continúa. El pasado mes de febrero los representantes de varias asociaciones vecinales y ecologistas se reunieron con el Delegado de la Junta de Andalucía en Almería, Miguel Corpas, y la Delegada de Cultura de la Junta de Andalucía, Yolanda Callejón para pedir la protección integral del paraje de la Molineta ante el enorme grado de deterioro y las presiones a las que está sometido e insistieron en la necesidad de avanzar en las tareas de gestión fomentando las rutas de senderismo, miradores, uso educativo, creación de un centro de interpretación, etc.

La Delegada de Cultura informó de que están en proceso de declaración algunos de los bienes de la zona como los cortijos, canteras o el canal de San Indalecio, aunque estos expedientes tienen un plazo de tramitación muy largo. Por otra parte, el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Almería (POTAUA), en vísperas de ser aprobado, prevé la creación de un Parque Metropolitano de la Cornisa de Almería de unas 60 hectáreas en la Molineta que preserve sus valores naturales y patrimoniales, pero aún queda por ver cómo reflejará el Ayuntamiento de Almería ese parque metropolitano en su Plan General de Ordenación Urbana y en el Plan Especial que se ha de crear a tal efecto. Además, recientemente se ha inaugurado la Puerta Verde del Cordel de la Campanita, una ruta que pretende conectar el entorno urbano de la capital con la Molineta, cerca de un kilómetro de recorrido en el que se alternan carriles peatonales y de bicicletas, con zonas de usos múltiples – parque infantil, área de descanso, zona deportiva, mobiliario urbano, espacios verdes, etc.

El último acontecimiento promovido por la asociación se produjo el pasado 5 de junio, Día Mundial del Medioambiente, momento que aprovecharon la Asociación de vecinos “La Palmera” y Ecologistas en Acción de Almería para realizar una manifestación lúdico-festiva en la que se alternaban las protestas de silbatos y banderas negras, con juegos infantiles medioambientales, teatros callejeros y un recorrido por el paraje con paradas explicativas de su historia, que culminaría con la lectura de un comunicado de prensa elaborado para el acto por las asociaciones participantes. Sin duda, la Plataforma en Defensa de la Molineta seguirá velando por la protección de esta área de incuestionable valor.
* La autoría de este artículo es del colectivo Salvemos La Molineta

No hay comentarios:

Publicar un comentario