Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Regreso al centro liberal

Francisco López Fernández
CDL Almería
 
Son muchas las personas que consideran necesaria la aparición en escena de una formación política de ámbito estrictamente de centro. Esta afirmación se hace evidente al comprobar la obsesión de los dos grandes partidos españoles de utilizar esa palabra, centro, para tratar de definirse y así captar a ese electorado. Los sondeos de opinión cifran en muy positiva la labor de los partidos de centro que en su dia obtuvieron representación significativa (UCD y CDS). Socialistas y conservadores pujan por ese elector. Recordemos definiciones como centro-izquierda (usado por el PSOE) y el nunca iniciado "viaje al centro" inventado por Aznar.

Mirando atrás vemos cómo hubo diferentes proyectos de centro- liberal. En principio la UCD, partido que con solvencia supo conducir a España a una posición democrática y dio carpetazo definitivo al movimiento imperante dejado por el dictador que controló la sociedad española durante cuarenta años. Más tarde hubo otros proyectos como PRD, PDP o UL, nacidos con un apoyo económico importante. Sin embargo, fue el CDS, partido nacido con escasos medios, quien consigue llegar al electorado. El evidente carisma de Adolfo Suárez fue fundamental. Es precisamente la inesperada salida de Suárez de la escena política lo que hace descender de la primera línea política española al CDS. El declive concluye con la integración de muchos de sus militantes y de las propias siglas en el PP.
 
¿Y en la actualidad? La aplastante supremacía que comparten PP y PSOE, que se obsesionan en controlar todas las instituciones, incluido el llamado "cuarto poder" (la prensa), hace difícil la aparición de un partido de carácter puramente centrista a nivel nacional. Ambos partidos se consideran capaces de poder absorber a ese electorado. Pero ¿es necesaria una formación política de centro? La respuesta es si.
 
Son muchos los sectores de población que lo reclaman. Entre estos sectores podríamos destacar a los siguientes: los trabajadores autónomos, propietarios y trabajadores de las PYMES y especialmente la población mas joven, que no encuentran reflejadas sus inquietudes en los partidos mayoritarios y que en su inmensa mayoría no comulgan con los nacionalismos territoriales.
 
Este partido de centro ha de ser capaz de liderar las propuestas de reformas. Ha de ser también un partido de amplia visión "reformista", resultando necesaria la inmediata reforma de la ley electoral, con un sistema de elección más proporcional y defensor a ultranza de la
independencia del poder judicial y radical en medidas anti-corrupción.
 
Este partido ha de ser, por pequeño que este sea, un autentico partido de centro, alejado del conservadurismo, laico y basado en el reformismo y liberal-progresista, ha de ser capaz de alcanzar una cota necesaria del electorado para garantizar la gobernabilidad y controlar el excesivo poder del nacionalismo periférico, así como ofrecer propuestas programáticas de interés social. Un partido que, situado en la oposición, sepa aportar y ayudar a gobernar.
 
Es ahora el Centro Democrático Liberal (CDL) ese partido, aún pequeño, pero que con paso firme se ha convertido en el autentico referente centrista español. La creación de este partido en el año 2006 nos ha devuelto la ilusión a quienes hace ya algún tiempo no encontrábamos un referente político que consideramos necesario. La importantísima aceptación por parte de grupo liberal europeo  (ELDR) como su referente en España así lo demuestra. De hecho, CDL ya ha organizado diversos actos para los liberales, demócratas y reformistas europeos.
 
La celebración el 22 de mayo de las elecciones municipales y autonómicas, a las que hemos conseguido con mucho esfuerzo salir con más de cien candidaturas, va a convertirse en el definitivo punto de partida de nuestra formación. El crecimiento a dia de hoy es evidente, aunque la irrupción de otros proyectos que tratan de convertirse en "tercera via" pueden ralentizar nuestra capacidad de crecimiento electoral, si bien no debe obsesionarnos, sino que ha de servirnos de cara a un futuro. El trabajo y la paciencia, a dia de hoy, deben ser las premisas para terminar de relanzar el necesario  regreso al centro-liberal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario