Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Si te regalan euros... eso es impulso

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Las campañas electorales tienen lo que tienen. Unos, buscan el protagonismo generando una inopinada polémica con un cuadro colgado en el salón de plenos de Diputación y, otros, amenazan con meter mano a la caja en cuanto lleguen al poder. En ambos casos, saltan las alarmas y se polemiza; sea por creencias, ideología o simple estupidez. El anuncio del candidato Usero de crear un Comité de Impulso del Empleo con la Justicia Social Urbana –o algo así- me recuerda otra ocurrencia electoral que se fundamentaba en la pretendida solución a un problema de cierta envergadura: el botellón. El candidato socialista, José Antonio Amate, se aprovechó de un problema que entonces concernía a un gran sector de la población como era un extendido y descontrolado botellón. Estas fiestas callejeras produjeron en su día una enorme polémica. La Junta de Andalucía endilgó el problema a los ayuntamientos; lo cual, en periodo electoral, era un regalo envenenado para aquellos ayuntamientos que pudieran dar una solución susceptible de ser duramente criticada por los adversarios políticos. Y, mira por dónde, en eso que llega Nono Amate y dice tener la solución al botellón… pero jamás la reveló.

He de admitir que siempre me sedujo este arcano. ¿Qué pretendería Amate? ¿Era un simple farol? ¿Pretendería patentar su descubrimiento? En fin, no lo sé, y reconozco que me inquieta que Nono Amate pudiera tener grandes soluciones no reveladas a los problemas de la Humanidad. En todo caso, el problema del botellón se solucionó, y Amate perdió una magnífica oportunidad para nominarse al Nobel de la Paz.

Ahora el problema inmediato no es el botellón, es el paro; y Usero entra en la campaña como si de la Roma imperial se tratase. A falta de ser conducido en cuadriga repartiendo sestercios, prefiere diezmar la caja municipal para repartir diez millones de euros en un alambicado y retórico proyecto; y como lo dice con tanta convicción, entiendo que esta idea ya la ha calculado y practicado.

Siendo presidente de la Diputación, poder y oportunidad ha tenido para establecer comités de impulsos de empleo por toda la provincia. Sin embargo, los únicos “impulsos” com-pro-ba-dos han sido los del bochornoso fraude de unos pretendidos asesores que cobraban por el trabajo que jamás ejercían. Y, curiosamente, para esta martingala no hizo falta crear un comité de impulso, pues ya existe desde hace mucho tiempo: la sede del PSOE en Pablo Iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario