Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Caso Almería: reconocimiento como víctimas del terrorismo


Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

➤➤Cantabria homenajeó a las víctimas del caso Almería, los tres jóvenes que fueron asesinados en 1981 por la Guardia Civil tras ser identificados por error como miembros de ETA. Por unanimidad de todos los grupos políticos se reclamó al Estado reconocerles como "víctimas del terrorismo", en un acto institucional.

Darío Fernández y Francisco Javier Mañas, en una entrevista en Canal Sur

El presidente de Cantabria, el mediático Miguel Ángel Revilla, tuvo palabras de apoyo para la familia del almeriense Juan Mañas Morales. Reiteró su compromiso a reconocer a las víctimas del Caso Almería como víctimas del terrorismo. El ministro de UCD el desaparecido Juan José Rosón calificó el asesinato de “trágico error”. Conviene destacar que el letrado Dario Fernández Álvarez que actuó como acusación particular en nombre de la familia consiguió que por vez primera en España los tres guardias civiles, condenados, se sentaran vestidos con ropa ordinaria y no de guardias civiles en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Almería.

El aniversario de aquel día triste, en Almería, 10 de mayo de 1981, se trasladó a Santander el pasado jueves. Fue una fecha intencionada y sensible del gobierno cántabro. El acto fue promovido por la asociación Desmemoriados en homenaje a las víctimas del caso Almería, en el que perdieron la vida tres jóvenes a manos de la Guardia Civil. Murieron tres inocentes, trabajadores de los ferrocarriles de Santander, como el almeriense Juan Mañas Morales (Pechina, 1956-Carretera de Gérgal, 1981), el santanderino Luis Cobo Mier de 28 años y el salmantino Luis Montero García de 33 años.

Dicha asociación prepara un documental en el que este autor colabora por ser el primero en informar sobre el caso Almería y abrir durante muchas jornadas el informativo Hora 25 de la Cadena SER, cuando otras emisoras, ni TVE, se sumaron días después al comprobar la apuesta editorial de periódicos de ámbito nacional marcaron la agenda como El País, Diario16 y La Vanguardia. Era la época en la que los gobernadores civiles quitaban y ponían directores de medios.

Recuerdo en especial la mañana del domingo día 10 y cómo era imposible conocer dónde se encontraban los cadáveres y cómo los localicé en el cementerio y a partir de ahí encaminé a los periodistas Pedro M. de la Cruz y al reportero gráfico Mullor hasta la carretera de Gérgal. En fin, no había teléfonos móviles y el silencio era absoluto. Hasta en el cuarte de la Guardia Civil había una cuartilla grabada en la puerta, cerrada, remitiendo al ministerio de Interior. O el silencio del Gobernador Civil Bances o el gabinete de prensa.

Nadie habló en los primeros días. Tengo grabado en mi interior cómo entré en directo desde el despacho del alcalde de Pechina en la SER durante la noche del velatorio de Juan Mañas en Pechina y dos días después el entierro. Obvio el dolor de la madre, María Morales, que clamaba ante tanto silencio oficial. Y el regreso en mi vehículo con Pepe Mullor y José María Granados, de Ideal, así como Diego Miguel García, de Radio Almería.

Recordamos que las tres víctimas acudieron a la primera comunión de Francisco Javier Mañas Morales (Pechina, 1972) que en mayo de 1981 tenía ocho años. Francisco Javier se mostró emocionado por el acto y la importancia que tuvo un reconocimiento institucional. Todos los hermanos de Juan Mañas y sus parejas estuvieron en Santander. El hijo de Antonio Mañas Morales, Miguel A. Mañas, estudiante de Ingeniería Informátíca de la Universidad de Almería, pidió a los partidos de ámbito nacional que se impliquen para que no sean “desmemoriados”.

El portavoz de la familia en el Parlamento, Francisco Javier Mañas Morales, actual trabajador la empresa que prefabrica cuartos de baño, Hidrodiseño, de Huérca Overa, y padre de dos hijos, fue contundente: “Ni la Guardia Civil ni el Estado nos han pedido nunca perdón por el asesinato de mi hermano Juan quien desde mi primera comunión que le estuvimos esperando está en el corazón de toda mi familia”.

"La ley de memoria histórica de Andalucía ha contemplado a las víctimas del caso Almería porque comprende hasta el año 82, y algo es algo, así que espero que el Parlamento nuestro siga los caminos de la sociedad civil de Cantabria que por unanimidad política nos dieron un trato amable y muy sensible con mi familia”. Francisco Javier estuvo acompañado por todos sus hermanos quienes trasladaron telefónicamente, nada más terminar el acto, a la madre María Morales, las palabras emocionadas que les trasladó la presidenta del Parlamento de Cantabria, Dolores Gorostiaga, quien leyó una declaración institucional en la que el hemiciclo insta al Gobierno de España a iniciar cambios legislativos "para que todas las víctimas de terrorismo, incluyendo las víctimas de la violencia policial, grupos de ultraderecha y grupos parapoliciales, sean reparadas. Gorostiaga insistió en asumir para con las víctimas y sus familiares los principios de verdad, justicia y reparación.