Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Defender la plaza


Encarnación González
Asociación Chanca-Pescadería y miembro de Plataforma Plaza Vieja

➤➤Viene muy bien este término militar, “defender la plaza” (en este caso la Plaza Vieja o de la Constitución de la ciudad de Almería). Lástima que precisamente fuera esto lo que llevó al fracaso de aquellos convencidos navegantes valientes, los llamados Coloraos por su casaca inglesa gibraltareña, y que, imbuidos del espíritu liberal en contra del absolutismo, perdieron la batalla ante las avisadas milicias realistas (o fernandistas, de Fernando VII, el rey sanguinario felón) y fueran fusilados días después de atracar en la plaza, el día 24 de agosto de 1824. Encarcelados o batidos en huída fueron sus aliados en la ciudad (familia Vilches, Gaspar Estevan o el mismo padre de Nicolás Salmerón).

Plaza Vieja

Sus cuerpos desaparecieron, abatidos en el desnivel del Reducto con la Rambla de la Chanca, pero no sus ideales, que germinaron para siempre en toda Europa y en la misma ciudad de Almería, que los conmemoró desde el año 1841 en forma de cenotafios y obelisco, y del cual conservamos el último, el de la Plaza Vieja, erigido en 1989 tras estar ausente desde el año 1943 y durante toda la dictadura. Y se recuperó el mandato eterno de conmemorar desde los consistorios su gesta heroica, que fue nada menos que morir por defender el germen de la Democracia y Libertad actuales.

El Pingurucho no es de quita y pon, no puede serlo. Ante el proyecto del equipo de Gobierno actual de desmontarlo de la plaza para trasladarlo a otro lugar supuestamente mejor, atendiendo a criterios técnicos, junto con la eliminación del arbolado, hay que hacerle recordar que toda la Plaza constituye un Conjunto Histórico en sí mismo, y que está formado por todos sus elementos. Casas consistoriales, pórticos, Monumento y arbolado.

El fin de las obras está muy próximo (más que nada por la penalización de más de 700 euros diarios que se le ha impuesto a la constructora, desde el 14 de mayo del actual), y los 17 años transcurridos de una obra que ha “secuestrado la Plaza” nos indican que puede más la Voluntad que el deseo, y que la sensatez enseña que se ha de reformar la plaza, claro que si.

Son mejorables sus cuatro salidas a las calles que la circundan, su embaldosado, iluminación, especies arbóreas más adecuadas, ornato, etc. Y hasta puede existir una opinión por cada ciudadano a quien se le pregunte. Pero, atención, los símbolos y elementos históricos consensuados han de ser intocables y no a capricho de proyectistas varios. Y máxime cuando ya la plaza ha sido agredida por elementos constructivos en desacuerdo total con su estética (fachadas de hotel modernista, edificio consistorial y de plenos encementado, museo ídem, etc.).
Uno de los argumentos que duele especialmente es el de que la Plaza está en el confín de la ciudad, que su función es únicamente administrativa… Pues cómo no serlo, tras 17 años de andamio y lonas trampantojo
Uno de los argumentos que duele especialmente es el de que la Plaza está en el confín de la ciudad, que su función es únicamente administrativa… Pues cómo no serlo, tras 17 años de andamio y lonas trampantojo. Echemos abajo entonces los restos históricos de murallas medievales que sobreviven en los barrios vecinos (la Chanca Pescadería, la Fuentecica, San Cristóbal…),y las viviendas decimonónicas de la Almedina, cómo no.

Siguiendo la máxima en Patrimonio de que “no se defiende lo que no se conoce”, también paso a relatarles el abuso de dispersión de concejalías municipales, por toda la ciudad, que nos ha llevado a este punto que estamos donde la sociedad almeriense apenas conoce su plaza principal:

-Alcaldía, en la Avda. de la Estación, Edificio del Preventorio.
-Gerencia Urbanismo, en un local de alquiler en Avda. Fed. García Lorca (y en obras ahora un nuevo edificio modernista, con su acero corten, en pleno casco histórico, Plaza de Marín).
-Turismo y Promoción de la Ciudad, en calle Alcalde Muñoz.
-Participación Ciudadana, en Avda.Mediterráneo.
-Movilidad, en Ed. Policía Local.
-Deportes, en Estadio Mediterráneo.
-Fomento, en Plaza Espronceda.

Y así hasta unas cuantas más. Lo que se dice allanando el camino y el acceso a asociaciones y particulares, en sus peticiones y trabajo diario.

Por esta razón, atendiendo a la misma Constitución, que recoge el derecho al asociacionismo, es por lo que se ha creado la Plataforma Plaza Vieja, integrada por 15 asociaciones cívicas que van a visitar la plaza el 17 de mayo jueves a las 8 de la tarde y van a explicar su postura, el no aceptar una plaza sin su monumento y su arbolado, y sus cada vez menos pórticos.

Acabando, diré que muchos de nosotros tenemos la luz pagada hasta el fin de nuestros días, que es una forma de decir que nadie nos manipula ni utiliza, sino que lo tenemos muy claro. La Plaza hay que embellecerla sin arrasarla, sin destruir su pasado ni su aspecto digamos antiguo, sí, pero único y almeriense. Y no es nuestra, es de las generaciones que vienen. Todos serán bienvenidos. Es hora de ponerse de frente y no de perfil.