Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Recuperar la Plaza Vieja


Ana Martínez Labella
Concejal de Fomento del Ayuntamiento de Almería

➤➤Voy a tratar de explicar de manera nítida, directa y, sobre todo, sin que se distorsionen las bondades de una buena propuesta para la ciudad de Almería. Acabar la rehabilitación de la Casa Consistorial y la urbanización de su Plaza Vieja es una prioridad para el Equipo de Gobierno municipal. Para otros, socialistas y comunistas, no acabarla es objeto de un deseo irrefrenable en la creencia de que cuanto peor le vaya a la ciudad, mejor les irá a ellos.

Proyecto de la Plaza Vieja

Porque conviene recordar a neófitos o desmemoriados que la urbanización de la Plaza Vieja forma parte de la actuación sobre el conjunto del entorno firmado por convenio con la Junta de Andalucía allá por el año 2000, gobernando el Ayuntamiento Psoe e Iu, que, por supuesto, asintieron con extraordinaria complacencia. Ya sé que pedir coherencia a la izquierda es complicado porque sus principios son como los de Marx (Groucho), pero lo que estamos haciendo ahora no es si no llevar a cabo lo que contemplaba aquel anteproyecto. Y lo hacemos porque la rehabilitación de la Plaza Vieja no puede demorarse más y porque lo que se propone es bueno para el Casco Histórico.
Es el momento de recuperar su configuración original y la función para la que fue construida: un espacio de convivencia, de actividad social, el verdadero centro neurálgico de la ciudad, la Plaza Mayor
Partimos para ello de la idea sugerida en la propuesta ganadora del proceso de selección para la redacción del proyecto, en el que todos los participantes coincidieron en un aspecto: dejar diáfana la Plaza, probablemente porque entendieron que era y es el momento para recuperar su configuración original y la función para la que fue construida: un espacio de convivencia, de actividad social, el verdadero centro neurálgico de la ciudad, la Plaza Mayor.

Quiero dejar claro que los árboles ni mucho menos son centenarios ni se van a talar, sino trasplantar, y en su día se plantaron no para dar sombra, sino para separar el espacio dedicado a los peatones y a los vehículos porque aunque no lo crean hubo un tiempo en el que estaba abierta al tráfico rodado. Queremos que la Plaza Vieja tenga su protagonismo, tanto o más que las edificaciones monumentales que la rodean, contribuyendo así a engrandecer nuestro patrimonio histórico dentro de una Almería moderna como corresponde a una ciudad del siglo XXI.