Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La Corporación de Adra, un desastre


Esther Gómez Fernández
Concejala del Ayuntamiento de Adra y
Secretaria General de Plataforma por Adra

➤➤No me refiero solamente al Gobierno municipal del PP, que ya sabemos que son más que un desastre, me refiero a toda la Corporación, metiendo a todos los concejales de todos los grupos y por tanto a mí también, aunque el culpable principal de ese desastre y el que debería poner orden y no sabe o no quiere ponerlo es el alcalde, Manuel Cortés, que no realiza, ni mínimamente, su responsabilidad de presidente de la Corporación.

Corporación de Adra

Las comisiones informativas son un desastre y no realizan ni por asomo las tareas que les corresponde y si les cuento de los plenos ‘maratonianos’, eso si que son un órgano colegiado donde se habla de todo menos de lo que se debe hablar. Cuando los historiadores lean las actas de las comisiones informativas verán que los debates brillan por su ausencia y que en la mayoría de las veces las votaciones son de un voto a favor y nueve abstenciones y así van dictaminados la mayoría de los puntos.

Al llegar esos dictámenes sin debatir al pleno, lo normal y lo que se debería de hacer, según regula el Reglamento, es lo siguiente: si esos concejales que se abstienen en las comisiones van a votar a favor del dictamen, en el Pleno no debería de haber ningún debate, si acaso dar una breve explicación del porqué su voto a favor. Si esos concejales que se abstuvieron en las comisiones quieren modificar el dictamen, lo que dice el Reglamento es que esas propuestas de modificación se lleven al Pleno en forma de voto particular o de enmienda.
En la corporación abderitana la presentación de enmiendas o de votos particulares es algo que brilla por su ausencia
Pues no es así, en la corporación abderitana la presentación de enmiendas o de votos particulares es algo que brilla por su ausencia. Ejemplos de este asunto lo podemos ver en uno de los últimos Plenos, en el punto del orden del día 'Modificación de Créditos', en el que la portavoz del PSOE y los coaligados de IU reprocharon que mi voto fuera favorable y ellos se opusieron porque querían hacer cambios en las altas y en las bajas de las distintas partidas presupuestarias.
El Pleno se tuvo que suspender porque eran las doce de la noche y no se habían visto todos los puntos del orden del día debido a la larga discusión que se produjo
Querían cambios del dictamen pero ni en la comisión informativa presentaron ninguna propuesta de modificación ni en el pleno presentaron ningún voto particular ni enmienda alguna. Con ese proceder, ¿cómo pueden pedirnos el apoyo del resto de concejales si en la comisión no dicen nada y al Pleno tampoco llevan ni voto particular ni enmienda? Resultado de este “no saber” fue que el Pleno se tuvo que suspender porque eran las doce de la noche y no se habían visto todos los puntos del orden del día debido a la larga discusión que se produjo.
Así no puede funcionar una Corporación, ya que el presidente debe actuar y exigir que las cosas se hagan según el Reglamento
Así no puede funcionar una Corporación, ya que el presidente debe actuar y exigir que las cosas se hagan según el Reglamento, que establece claramente que donde tenemos que debatir es en las comisiones informativas, y aquello que en ellas se dictamine y no se esté conforme o se quiera modificar, tiene que hacerse con una enmienda o con un voto particular, para que todos los miembros de la corporación tengamos claro lo que cada uno propone y para saber qué vamos a votar. En una corporación como la de Adra, en la que no hay mayoría absoluta y en la que en muchas ocasiones mi voto es decisivo, antes de emitirlo quiero tenerlo claro porque no quiero cometer ningún error que pueda perjudicar a mi pueblo.
Visto el trabajo que se hace en las comisiones, mi moción actualmente sería que no cobráramos ni un solo euro
Por ello, exijo, y cuanto más se acerquen la elecciones más lo exigiré, sobre todo al PSOE y a los coaligados de IU, que cuando quieran pedirme que vote algo de ellos, primero lo debatamos en las comisiones y que cuando quieran modificar los dictámenes, lleven a los plenos sus correspondientes votos particulares y/o sus enmiendas, que para eso cada concejal cobramos de la arcas municipales, por asistencia a las Comisiones, entre 100 y 80 euros (cantidad que el PSOE no quiso que se rebajara a entre 50 y 40 euros, votando en contra de una moción mía en la que proponía esa rebaja a la mitad de lo que se cobra por Comisiones y por Plenos). Visto el trabajo que se hace en las comisiones, mi moción actualmente sería que no cobráramos ni un solo euro.

Finalmente le pido al alcalde que aplique plenamente el Reglamento que, con once años de experiencia que tiene como miembro de la corporación, es tiempo más que suficiente para habérselo aprendido.