Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La Plaza Vieja


Alfonso Rubí Cassinello
Arquitecto
Focal (Foro de Ciudadanos de Almería)

➤➤Creo que la polémica que hay planteada sobre la Plaza Vieja merece reflexionar sobre los lsiguientes aspectos:

Sobre el concurso. La convocatoria hecha por el Ayuntamiento para recabar ideas no fue tal. Se buscaba un proyecto de ejecución de la idea que ya estaba decidida: dejar la plaza vacía, lo que se estableció (no sé por iniciativa de quién) en el proyecto de rehabilitación (ese que lleva 10 ó 15 años de retraso) redactado por la Junta. Con una polémica importante sobre la conveniencia o no de hacer un aparcamiento. Ahora se trataba de definir detalles, procedimientos constructivos y costos. No es cierto por lo tanto que el concurso haya sido para discrepar o adherirse a la idea, que estaba predeterminada como obligatoria en las bases del concurso.

La plaza actual y la que viene

Sobre el proyecto. Mi colega Susana Ordaz, que ha heredado y aprendido la sensibilidad y capacidad compositiva de su padre, ha hecho una propuesta de texturas en el pavimento de la Plaza que resulta muy atractiva, pero que a mi juicio sería más adecuada para otro sitio. Al concurso se presentaron tres propuestas (dos de ingenierías). Luego tampoco es cierto que haya unanimidad rotunda entre los arquitectos sobre cómo debe ser la plaza.
Las plazas “duras” estuvieron de moda en los años 70 y 80 del siglo pasado, pero es un modelo superado
Sobre la modernidad. Las plazas “duras” estuvieron de moda en los años 70 y 80 del siglo pasado, pero es un modelo superado. De hecho algunas de las que se construyeron entonces han sido remodeladas para dotarlas de sombras y vegetación. No olvidemos que criterios como este de modernidad y progreso se cargaron la ciudad horizontal mediterránea que en otra época fue Almería.

Sobre los árboles.  Talar árboles en esta ciudad es un crimen. En todo caso sustituirlos por otros del “mismo porte y entidad”, como decía para este caso la ficha del Catálogo de Espacios Protegidos del PGOU antes de que el Pleno Municipal de hace diez días aprobara su modificación. Tenemos la experiencia de lo que ha pasado con otros espacios que han perdido árboles, como la avenidad de Obispo Orberá, la calle Trajano, la plaza de la Catedral y la plaza Marqués de Heredia, que se han convertido en espacios inhóspitos, en el mejor de los casos agradables para ser vistos, pero no para ser vividos.
La ubicación del Pingurucho frente a la Casa Consistorial parece acertada, al menos conceptualmente
Sobre el monumento. El episodio de Los Coloraos forma parte de nuestra historia y tiene una carga conceptual de defense de la libertad frente al absolutismo. Valores relacionados con los democráticos que deberían presidir nuestra convivencia actual, y ligados a otros factores como el de la capitalidad que han sido acertadamente señalados por historiadores locales. Esos valores están vinculados, cívicos y morales que encarna la memoria de los “mártires de la libertad”, y referidos a nuestras instituciones, por lo que su ubicación frente a la Casa Consistorial parece acertada, al menos conceptualmente.

Sobre las proporciones. El monumentos tiene la elasticidad de las obras de Trinidad Cuartara. Bien es verdad que este brillante arquitecto lo proyectó para otro emplazamiento y con otros materials, y puede ser que no lo reconociera como suyo tal como está ahora, lo que no quiere decir que sea, ni mucho menos, un adefesio, ni un element agresivo para el espacio urbano que preside y centraliza, ni que anule su function actual de hito de referencia en el tejido urbano almerienses (de los pocos que tenemos). Eduardo Blanes, que proyectó y dirigió la erección del minumento actual, también tiene demostrada capacidad y sensibilidad.
El constructor del monumento ha afirmado que sus características estructurales y constructivas hacen imposible un traslado sin destruirlo. Solo esta razón sería suficiente para descartar la propuesta
Sobre el costo. Hace unas pocas semanas el constructor del monumento actual afirmó sin reservas que sus características estructurales y constructivas hacen imposible un traslado sin destruirlo, como ocurrió con el original, que acabó convertido en bordillos y adoquines para pavimentar calles. Solo esta razón sería suficiente para descartar la propuesta. No estamos en condiciones de gastar cantidades absurdas en actuaciones no demasiado razonables y más bien caprichosas.

Sobre el casco historico. Esta es otra actuación punctual decidida por una o varias ocurrencias, de las que no convienen al Casco Hisórico, que necesita un Plan Integral de Rehabilitación y Revitalización, basado en ideas fuerza, ambiciosas y eficaces, en operaciones de cirugía urbana y tratamientos de choque, y no de cosmetic y paliativos.
Llevo 22 años pidiendo el Plan Estratégico que Almería necesita. Ahora que por fin se va a hacer, se deberían aplicar criterios estratégicos a todas las actuaciones, lo que quiere decir establecer prioridades y objetivos integrados
Sobre el carácter estratégico. Yo llevo 22 años pidiendo a nuestras autoridades locales y provinciales que redacten el Plan Estratégico que Almería necesita. Ahora que por fin parecen convencidas de su necesidad, se deberían aplicar criterios estratégicos a todas las actuaciones, lo que quiere decir establecer prioridades y objetivos integrados. También a los espacios libres. La Plaza Vieja no es una prioridad, al menos mientras tenga a 50 metros la Hoya en el estado en el que está.

Participación y politización. Como he dicho en otras entradas en este misma página y en otros muchos sitios, la participación de los ciudadanos está muerta en Almería, y no consiste en consultar a los almerienses “a toro pasado” sobre asuntos puntuales. Consultas que significan intentos de manipulación e instrumentalización de las opiniones. Hay que contar con esas opiniones (empezando por los más capacitados) en el proceso de toma de decisiones. Por otra parte esa manipulación tiene un fondo ideológico y político que la sociedad civil no debe permitir.

Por todas estas razones estaré dentro de unas horas en la Plaza Vieja, uniendo mi voz a la de los que piden que no prospere la iniciativa.