Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

De tercera regional

Antonio Quesada
Articulista

Almería está sucia, le sale la porquería por los cuatro costados. Esto no es una opinión sino un dato objetivo. Solo basta darse una vuelta por la ciudad, mirar cómo hierve de hedor el contorno de los contenedores o el aspecto que presentan las calles y los parques -abandonados a su suerte- para zanjar que esto es así aquí y en Vladivostok

El Zapillo
Desde que a principios de año dos nuevas empresas relevaran a la anterior concesionaria del servicio de recogida de basuras y limpieza de la ciudad, la cosa ha ido a peor, fundamentalmente porque se ha recortado la inversión que hasta ahora destinaba el Ayuntamiento a atender estos servicios. Curiosamente, el recorte de la aportación municipal no ha ido acompañada de una rebaja en los recibos que pagamos los ciudadanos.

Si las arcas municipales están saneadas, como dicen, si los responsables municipales se dan golpes de pecho con esa “extraordinaria” gestión que hacen de los dineros públicos, ¿cómo es posible que haya ocurrido esto? La realidad de lo que está sucediendo es palpable.  De la escoba de oro a la que aspiraba algún iluminado en el Consistorio, de esa primera división en la que algunos creían que estábamos, ahora solo nos podemos conformar con el cepillo de plomo que corresponde a la tercera regional. 

A pesar de que el centro de la ciudad se atiende mejor –cómo no - los barrios están sufriendo en primera persona el efecto de los recortes del Ayuntamiento en unos servicios que son vitales, especialmente en una temporada estival que en Almería se alarga indefinidamente.

Desconozco si la remodelación de áreas municipales que ha realizado el alcalde ha tenido que ver con intentar mejorar algo de esto pero, si es así, en nada se han notado los cambios. En ese escenario, los almerienses comenzamos a estar muy cansados de pagar ingentes cantidades de dinero en impuestos y tasas municipales por unos servicios malos de solemnidad.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario