Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035

El puerto de Almería

Gabriel Sánchez Ogáyar
Escritor

Almería no podría entenderse sin su puerto al que ha estado íntimamente ligada  a lo largo de su historia. Sin embargo, en los últimos años la pérdida de poder en relación a otros puertos como el de Málaga o el de Motril es más que evidente. El crecimiento y la modernidad de dichos puertos con más y mejores servicios que el puerto de Almería han hecho que el equipo directivo de la Autoridad Portuaria, con Trinidad Cabeo a su cabeza como presidenta de la entidad, se haya fijado como prioridad dotar al Puerto de Almería de una infraestructura capaz de competir con el resto de los puertos del Mediterráneo.


Buena  muestra de ello es la modernidad de la que se viene dotando al puerto en los últimos años y la ampliación que desde hace unos meses se viene llevando a cabo con la obra millonaria en el denominado Dique de Poniente. Una puesta de futuro de la Autoridad Portuaria para convertir al Puerto de Almería en un puerto moderno y preparado para los retos del transporte marítimo del siglo XXI.

El nuevo puerto, cuyo presupuesto se cifra en 18 millones de euros, servirá, según palabras de la presidenta,  “para atender las demandas futuras y tráficos previsibles, dando respuesta a una serie de déficits del puerto histórico”.

Entre las preocupaciones que Trindad Cabeo apuntaba está la creciente demanda de tráfico de graneles, el déficit de superficie y  el estrangulamiento existente en el Muelle de graneles sólidos entre líneas de atraque y superficie de depósito. La ampliación, según sus declaraciones, “dará solución a dicho problema, ofreciendo nuevas superficies en concesión, posibilitará la creación de una nueva terminal para contenedores en condiciones modernas de operación mejorará las condiciones medioambientales en el tráfico de graneles sólidos, alejando el acopio de los mismos de la ciudad”.

La obra de la que en estos momentos ya se han colocado siete de lo nueve cajones de hormigón tiene una duración estimada de año y medio y 420 metros de longitud. La misma es continuación de la primera fase que consistió en de una línea de atraque (Muelle de Pechina) paralela a la actual del Muelle de Poniente con la que se ha generado una explanada de 167.000 m2 ganada al mar.

E nuevo dique ha sido cofinanciado por la Autoridad Portuaria en base a la capacidad financiera de la misma, y por una subvención con cargo a los fondos FEDER que la Unión Europea tuvo a bien conceder y cuyo importe supone el 80% del total de la inversión.

Pero la preocupación del equipo directivo va más allá. El atractivo turístico de Almería hace necesario a dotar al puerto de un lugar de atraque para los grandes cruceros, que atienda a la demanda existente. Solo así se podrá competir con el resto de puertos, generando en consecuencia un tejido productivo y un incremento en los puestos de trabajo, además de unos ingresos económicos que redundaran en los negocios turísticos almerienses.

Por poner un ejemplo, según los datos a los que hemos tenido acceso, el crucero que hoy mismo atracará en el puerto de Málaga dejará  en la ciudad  en torno  a los 800.000 euros. De ahí la apuesta que desde la Autoridad Portuaria se está llevando a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario