Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Expedientado un funcionario de El Acebuche por filtrar datos de la vida de Ana Julia Quezada en la cárcel


Tania Artajo
@opinionalmeria

⏩ La fiscal Elena María Fernández, que dirigió la acusación contra Ana Julia Quezada, condenada el pasado septiembre a prisión permanente revisable por el asesinato del niño Gabriel Cruz, ha presentado ante los juzgados de Almería una denuncia contra un funcionario del centro penitenciario de El Acebuche por la supuesta filtración a dos medios de comunicación de datos de la vida en prisión de Quezada, según publica el diario El País.

Ana Julia Quezada (rtve.es)

Según fuentes jurídicas que menciona este medio, el ministerio público considera que la información facilitada por el empleado público supuso una doble victimización de los padres del pequeño y ve, por ello, indicios de delito en la actuación del trabajador penitenciario. La Fiscalía inició sus pesquisas a instancias de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que considera que estas supuestas filtraciones no solo atentan contra el derecho fundamental a la intimidad de los reclusos, sino que también perjudican gravemente a las víctimas. Su máximo responsable, Ángel Luis Ortiz, remitió en septiembre, según El País, coincidiendo con el inicio del juicio contra Quezada, una carta a los directores de las prisiones para que recordaran a los funcionarios su deber de “guardar secreto profesional respecto de los datos, noticias o informaciones que conozca” por su trabajo, como recoge el Código Deontológico de Instituciones Penitenciarias.

En la misiva, siempre según este medio, Ortiz tildaba estas filtraciones de “claro decaimiento de la ética profesional” que, en su opinión, perjudicaban de manera significativa la reinserción de los internos afectados: “Los internos se observan a sí mismos como objeto de interés mediático, lo que sin duda distorsiona la imagen que tienen de sí mismos y disminuye las posibilidades de abordar el hecho delictivo”. El escrito hacía hincapié en el perjuicio que causaba a las víctimas el “protagonismo social indebido a quien tanto daño personal pudiera haberles causado”.
Dos medios de comunicación reprodujeron la voz distorsionada del que se presentó como funcionario de prisiones. En aquellas intervenciones, detallaba que la autora del crimen de Gabriel no se relacionaba con otras presas para evitar una agresión
En el caso de Quezada, dos medios de comunicación reprodujeron la voz distorsionada del que se presentó como funcionario de prisiones. En aquellas intervenciones, detallaba que la autora del crimen de Gabriel no se relacionaba con otras presas para evitar una agresión. También se hablaba de un intento de autolesión. Prisiones identificó al supuesto trabajador y remitió la información a la Fiscalía. Esta abrió unas diligencias de investigación que desembocaron a finales de noviembre en una denuncia ante los juzgados de Almería al considerar que existen indicios de delito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario