Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los concejales de Vox de Roquetas prefieren abandonar el partido antes de renunciar a su subida de sueldo


Miguel Cabrera
Periodista

⏩ Santiago Abascal colocó la bomba en el Ayuntamiento de Roquetas con el ultimátum a sus dos ediles liberados para que se rebajaran el sueldo y renunciaran a la dedicación exclusiva, y ellos la han hecho estallar, haciendo volar a su partido en la localidad del Poniente y salpicando con graves daños colaterales a la dirección provincial e incluso a la nacional, al sacar a la luz actuaciones, modos de proceder y prácticas que en algunos casos lindan con la corrupción.

Francisco Barrionuevo y Antonio López se han ido de Vox (Loa)

Porque Francisco Barrionuevo y Antonio López han destapado, por ejemplo, que el partido les impuso la contratación de dos asesoras, “mujeres de militares de la Legión”, es decir sin ninguna vinculación con Roquetas, que cobran del Ayuntamiento pero que no trabajarían, según sus palabras, para él, sino para el partido o para otras instituciones. Los ediles relacionaron estas contrataciones con el hecho de que familiares de Rocío de Meer, la número uno al Congreso del partido en la provincia, es militar. “Creemos que hay mucho nepotismo y también tenemos duda de la profesionalidad de los contratados -para funciones como las relaciones con la prensa, por ejemplo-”, dijo ayer Francisco Barrionuevo en la rueda de prensa convocada para explicar que abandonaban Vox, pero que continuarían en el Consistorio como concejales del grupo de no adscritos.
Denuncian que las asesoras de Vox en el Ayuntamiento de Roquetas no trabajan en el consistorio y 'solo han venido en momentos puntuales'
Preguntado por este diario, admitió que los asesores contratados ni siquiera han trabajado en el Ayuntamiento de Roquetas. “Solo han venido en momentos puntuales”, reconoció. De ahí a que, como última medida en sus cargos, hayan decidido prescindir de estas asesoras, también porque dicen tener dudas de si su situación, al no trabajar para la institución que les paga sino para el partido, es legal. “Espero que sean dadas de baja inmediatamente”, dijo Barrionuevo.

Y es que además de defenderse y resaltar el trabajo realizado para el Ayuntamiento como concejales del equipo de gobierno tras el pacto con el PP, los dos ediles han puesto a toda marcha el ventilador, denunciando igualmente el “mercadeo” de cargos y puestos de confianza que han podido observar en Vox, algo que para ellos supone, ante todo, “una traición al espíritu fundacional del partido”.
Quienes han organizado la campaña contra ellos formarían parte de sectores “fascistas, racistas, xenófobos, antidemocráticos y antisemitas” de su propio partido
Y al asegurar que han sido víctimas de una campaña de acoso, han dejado caer que quienes la han organizado formarían parte de sectores “fascistas, racistas, xenófobos, antidemocráticos y antisemitas” de su propio partido que, en su opinión, habría que erradicar y cuya existencia no era consecuencia sino del hecho de que a Vox habría llegado, vinieron a decir, lo ‘mejorcito de cada casa’. O, como ellos mismos dijeron, que una parte del partido “viene de lo que no han querido los demás, de los desechos de PP, Ciudadanos y otros extremistas”. 

Se refirieron, así, a unos sectores y una personas a los que definieron como “la manada, la jauría y la gentuza que se ha hecho con el control del partido en Almería”, quienes habrían sido escuchados por las altas esferas del partido, mientras que ellos habrían sido ninguneados y empujados a la dimisión.

En una rueda de prensa de más de una hora, Barrionuevo y López también tuvieron duras palabras para el máximo líder nacional de Vox: “Abascal no tiene ni idea, no puede representar a Vox quien se presenta por el Ayuntamiento de Leganés, que cobra de los afiliados al partido, y a quienes luego insulta llamándoles mojones, tratándoles como vasallos. ¿Podemos tolerar ese desprecio?”, se preguntó Barrionuevo. Los dos concejales han renunciado a seguir ejerciendo las responsabilidades en las áreas que mantenían hasta ahora (Turismo y Gestión Tributaria, respectivamente) como consecuencia del pacto de gobierno con el PP. Es decir, que dejarán sus trabajos y sus sueldos pero no entregarán sus actas a Vox.

Francisco Barrionuevo y Antonio López justificaron su marcha de Vox en la incomprensión y traición de su partido, que a su entender ni siquiera les ha escuchado, y que les había dado un ultimátum para que renunciaran a la subida de sus sueldos (que han pasado de 42.000 a 56.000 euros) y para que trabajaran en una jornada del 50%, teniendo en cuenta que ninguno de los dos quería renunciar a mantener sus ocupaciones empresariales, a pesar de su trabajo en el Ayuntamiento.

El alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat (PP) pidió ayer “vergüenza y respeto” a la oposición, después de que tanto el PSOE como Ciudadanos e Izquierda Unida involucraran de una u otra forma a su partido y a él mismo en lo sucedido con Vox. “Pediría que no metan al PP donde no le corresponde. Es un problema de un partido político que ha tenido una ruptura, es una fuerza política que se ha roto, es problema de ellos no mío”. “Estos portavoces, como no son capaces de trabajar para tener la confianza de los ciudadanos, buscan las triquiñuelas de ofender y difamar para echar la culpa a otras personas que ni lo hemos comido ni bebido”. Amat hizo estas declaraciones a la Cadena Ser, después de que el portavoz del PSOE, Manuel García, viera “detrás de todo esto el oportunismo político del PP y Amat, que tiene ya un máster en transfuguismo”. Por su parte, IU anunció que llevaría el tema a la Fiscalía. “Tienen que dejar el acta y después hay que investigar los hechos por prevaricación y tráfico de influencias”, dijo Pablo Yakubiuk.

La dirección nacional de Vox acusó ayer a los ediles de Roquetas de Mar Francisco Barrionuevo y Antonio Inocencio López de anteponer "un interés por el lucro personal valiéndose de la política" a las propuestas del partido destinadas a "reducir el gasto" después de que decidieran abandonar el partido tras haber aprobado una subida de sueldo y haber aceptado compatibilizar su liberación con el mantenimiento de sus negocios privados; un aspecto que la dirección les había instado a corregir. "Barrionuevo y López han intentado justificar su salida de Vox alegando que es un partido fascista, racista, antisemita e islamófobo", han afeado desde Vox en un comunicado, donde han señalado que dichos "descalificativos" no fueron aplicados por los ediles "hasta saber que no podían lucrarse con la autorización de esta formación política".

Así, han rechazado las críticas de los ediles, que mantendrán su acta de concejal haciendo peligrar el pacto PP-Vox en el Ayuntamiento roquetero, y han insistido en que han desobedecido "las directrices de Vox sobre salarios de cargos electos"."Se les comunicó por escrito el 13 de julio que debían volver al régimen de sueldos de la anterior legislatura y aceptar una subida máxima del IPC acumulada, en torno al seis por ciento.

Frente a eso, se subieron el sueldo un 30 por ciento", han indicado desde la formación que lidera Santiago Abascal. “Una traición” Por su parte, el parlamentario andaluz y presidente de la gestora provincial de Vox en Almería, Rodrigo Alonso -que ayer presentó las listas de su partid o a las generales con Rocío de Meer, en la foto- lamentó que los ediles roqueteros dijeran ayer “cosas que se alejan de la realidad, se ha hablado de traición. Pues miren, aquí los únicos que han traicionado a sus votantes han sido esos dos concejales que por beneficio propio han abandonado Vox y quieren buscar culpables”, dijo en la Cadena Ser de Almería. 

Alonso ha añadido que el comportamiento de los concejales de Roquetas de Mar "no tiene sitio" en el partido de Santiago Abascal y les ha afeado la "falta de consideración" a los ciudadanos que hayan antepuesto "sus propios intereses particulares al proyecto político"."Los únicos que han traicionado son esos dos concejales porque nadie les ha dicho que se suban el sueldo un 33 por ciento, que tengan dedicación al 100 por ciento y que lo compatilicen con sus empresas", ha trasladado Alonso, quien ha asegurado que la ciudadanía "está harta de este tipo de actuaciones" al tiempo que ha remarcado que Vox "no ha venido a las instituciones para esto". Tras definir a los miembros de Vox como "gente de honor y lealtad", ha asegurado que Vox entró en el escenario político "para hacer lo que ha dicho en el atril cuando se baja de él" y ha dicho que "aquel que pretenda contravenir esto, no es digno de pertenecer a Vox".

No hay comentarios:

Publicar un comentario