Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El Aquarius y las pateras de Almería


Rosa Ortiz
Periodista

Mientras todas las miradas estaban puestas en el Aquarius y en los buques Orione y Dattilo (ambos de la Armada italiana) y en la recepción de los 630 migrantes a bordo, a las costas andaluzas llegaban este fin de semana el doble de personas, un total de 1.200, rescatadas en 72 pateras. La diferencia en la atención política que han recibido ambos casos es tan evidente (ayer, por ejemplo, los ministros de Fomento y Sanidad, José Luis Ábalos y Carmen Montón, detallaron en el Puesto de Mando Avanzado de Valencia el funcionamiento de todo el operativo, integrado por 2.300 personas, en tanto que aquí el rescate de las 400 personas llegadas desde el viernes lo hizo Salvamento con el apoyo en tierra de Cruz Roja), que abre un amplio espacio para el análisis.

Al rescate de una patera

A nivel político, la principal diferencia es que a los inmigrantes rescatados del Aquarius se les concederá un permiso especial de 45 días antes de que tengan que enfrentarse a la crudeza de la legislación española, mientras que a los que han llegado aquí se les aplicarán los trámites habituales. A nivel mediático, ayer en Valencia hubo más de 600 periodistas acreditados de 160 medios nacionales y europeos, incluso de China y Estados Unidos.
La situación es la misma: hombres, mujeres y niños que han realizado travesías de miles de kilómetros huyendo de la pobreza y que buscan en Europa una esperanza de futuro mejor
La explicación no está tanto en el volumen del número de migrantes rescatados sino la gestión del caso, que ha abierto una profunda herida en el seno de la Unión Europea tras la negativa de Italia y Malta a abrir sus puertos y la posterior decisión del Gobierno Sánchez de acoger a los migrantes. Porque, por lo demás, la situación es la misma: hombres, mujeres y niños que han realizado travesías de miles de kilómetros huyendo de la pobreza y que buscan en Europa una esperanza de futuro mejor. 
“Lo que ha pasado en Valencia es lo que nosotros vivimos cada fin de semana cuando llega el verano"
“Lo que ha pasado en Valencia es lo que nosotros vivimos cada fin de semana cuando llega el verano. Cada semana, nuestro equipo técnico y de voluntarios se deja la vida en atender a los migrantes que llegan. Están súper preparados pero, a veces, el cansancio nos puede, nos acostumbramos aunque no deberíamos hacerlo”, contó ayer Fran Vicente, coordinador de Cruz Roja.