Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

¿Donde están Matarí y Amat está Arenas?


Juan Torrijos
Periodista

➤Juan José Matarí le debe su carrera política a Javier Arenas, como en su momento Rafael Hernando se la debió a José María Aznar, pero con la diferencia de que Matarí ha seguido necesitando cada cuatro años el apoyo del campeón mientras que Rafa sacó la cabeza y politiqueó a su antojo por el Manzanares. Gabriel Amat lo ha sido casi todo en el PP durante los últimos años en Almería, pero no creo que olvide que Javier Arenas ha defendido su política, su gestión y su persona a capa y espada. Hermanos se han dicho en más de una ocasión, y la vinculación del campeón con Roquetas y Amat ha sido la tónica general en la política del PP andaluz.

Miembros del PP de Almería

A esa vinculación Arenas unió con fuerza a Matarí, y el trio, al que se unía un cuarto hombre (y casi por libre), Rafa Hernando, mandaba con claridad en la vida política almeriense. Con la llegada de Moreno Bonilla algo cambió en el panorama político en Almería. Los mimbres de Moreno ya no eran sólo los de Amat y se empezó a abrir una grieta que se ha ido haciendo cada día un poco más grande. Y las actuales primarias lo están demostrando. Al titular: ¿Donde está Juanjo Matarí, está Javi Arenas? Dicen que ya no, que un intento de jugada por parte de Javier Aureliano, Matarí y ¿Amat?, abortada por Arenas a petición de Mari Carmen Crespo, ha roto la vieja amistad entre Juanjo y su viejo mentor.
Si mañana se da un paseo por Almería la exvice Soraya, Gabriel estará en la foto y tan sonriente como hace unos días con Cospedal
Gabriel formaba parte de la operación como protagonista, y no se sabe si subía o bajaba. Por lo que si mañana se da un paseo por Almería la exvice Soraya, Gabriel estará en la foto y tan sonriente como hace unos días con Cospedal, estén seguros. ¿Y si aparece Casado? Tendrá también el abrazo del “viejo zorro” roquetero. 

Y vamos a la operación. Javier Aureliano tiene complicado conseguir la nominación a presidente del partido y de la Diputación. Son muchos los que quieren esos cargos. Listo como es, sabe que necesitaba llegar a la presidencia desde la vice, y para eso se intentó, con el apoyo de Matarí, que Gabriel dimitiera y aupara a la presidencia a Javier Aureliano, movimiento desmontado por Javier, según dicen, a petición de Mar Carmen Crespo. La operación rompía la confianza de Javier Arenas en algunos de sus íntimos en Almería y con ello llegaba la división al PP.