Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Los hermanos María Jesús y Antonio Lorente presentan ‘La Princesa Aburrida’

Juan Folío
La Opinión de Almería

El próximo día 11 de diciembre es el elegido por los hermanos María Jesús Lorente y Antonio Lorente para presentar su obra La Princesa Aburrida (Uno Editorial, Novelas gráficas: historias reales y no ficción. Colección Infantil, 2015). Será en la Librería Picasso, a las 19:00. Una semana después, el 18 de diciembre, la presentación se repetirá en la  en la Librería Bibabuk, a las 19.30.

La Princesa Aburrida
La Princesa Aburrida es el título de un álbum ilustrado por Antonio Lorente y escrita por María Jesús Lorente. Ambos hermanos han aunado su talento para presentar una historia creativa y llena de simbolismo para lectores de cualquier edad. El joven ilustrador Antonio Lorente es reconocido por su amplia trayectoria en el mundo artístico de la ilustración, y sus obras se han presentado en numerosas galerías de París, Roma, Madrid y Londres, ciudad en la que reside actualmente. Su hermana María Jesús es profesora de secundaria y desde siempre ha sido aficionada a la escritura.

La idea de crear un cuento ilustrado surgió por parte de los dos hermanos con el objeto de presentar al público una manera diferente de acercarse al cuento ilustrado, mediante una historia cercana y mágica, acompañada de bellísimas imágenes que hagan recrearse al lector en su lectura.

La princesa aburrida narra la historia de una niña que se enfrenta a su destino de alta cuna y se rebela contra el rígido protocolo que fundamenta su vida. Es un auténtico canto a la libertad y una denuncia al modelo tradicional e inmovilista de la enseñanza frente a la imagen de un aprendizaje significativo y motivador, en el que se valora el ingenio, la sensibilidad y el descubrimiento.

La autora utiliza su experiencia como docente y educadora para proyectar una crítica hacia el engranaje social y educativo que persigue la mera transmisión de contenidos, así como la poca sensibilidad del mismo para dar respuestas creativas y hacer florecer el talento innato de muchos chicos. La misma historia que se repite todos los días en  los colegios y que conduce a muchas “princesas aburridas” a la tristeza de no encajar en el sistema, junto a la ilusión de encontrar auténticos maestros que les hacen brillar.

La lucha por romper las ataduras de una sociedad superficial, la búsqueda de la felicidad y el inconformismo se funden con la imagen de la belleza y ternura de una princesa que prefirió no ser la protagonista de un cuento de hadas.