Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Carlos Herrera radicaliza su lenguaje desde la Cope

Emilio Ruiz

Parece que desde el primer día de su vuelta a la Cope –“Vuelvo a una emisora que me lo dio todo”- Carlos Herrera quiere ganarse los afectos de su nuevo patrón, la Conferencia Episcopal. Además de un notable incremento de informaciones de carácter religioso -entrevista a monseñor Osoro, arzobispo de Madrid, incluida-, algo que puede entrar en el campo de la lógica, el periodista de Cuevas del Almanzora estima que no hay mejor forma de ganarse ese cariño que mostrando cierto ensañamiento hacia todo lo que se mueva a la izquierda del Partido Popular, particularmente hacia los miembros de Podemos.

Herrera en Cope
Por los micrófonos episcopales de Herrera han pasado casi todos los líderes significativos de la formación de Pablo Iglesias. Y con casi todos ellos ha hecho uso de un lenguaje que en ocasiones raya la ordinariez, cuando no el insulto. Solamente en la entrevista con Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, el tono se mantuvo en el lugar adecuado, si bien Carmena en un par de ocasiones tuvo que apostillarle al periodista ciertas a apreciaciones. Una de ellas fue cuando Herrera se refirió a la portavoz del Ayuntamiento, Rita Maestre, como “esa señorita”. “Esa concejala, querrá decir usted”, le enmendó Carmena. “Sí, esa concejala”.

"Herrera ha calificado de “pobre tonta” a Beatriz Talegón, de “inútil” a Alberto Garzón y de “miserable” a Ada Colau"

Herrera no disimula su animadversión hacia los miembros de Podemos. Unos días antes de estrenar su programa, en una entrevista a su antecesor, Ángel Expósito, se refirió a este partido como el “club de los mamertos”. “Esa panda de mamertos son los que nos van a inspirar mucho”, aventuraba para su nuevo espacio. En otros momentos, Herrera ha calificado de “pobre tonta” a Beatriz Talegón, “inútil” a Alberto Garzón y de “miserable” a Ada Colau. De la alcaldesa de Ciempozuelos, Chus Alonso (Ahora Ciempuzuelos), ha dicho: “Qué facilidad para que broten los cretinos como esta alcaldesa”.

Con la alcaldesa de Barcelona el periodista se ha mostrado especialmente agrio. "Para esta mamarracha, ¡colocar un bandera de España en el Ayuntamiento de Barcelona es un acto de racismo!”, dijo a raíz del incidente de banderas en el balcón del ayuntamiento barcelonés. En torno a ese mismo acto Herrera tildó a Alfred Boch de “lince de occidente” y a Gerardo Pisarello, “el radical y mamporrero antisistema de Ada Colau".

El último episodio de lenguaje agresivo hacia los miembros de Podemos lo ha protagonizado Carlos Herrera esta misma semana, y el objetivo no ha sido otro que el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, quien, a raíz de la celebración de la fiesta del 12 de octubre, había tuiteado que “nunca descubrimos América, masacramos y sometimos un continente y sus culturas en nombre de Dios. Nada que celebrar". El locutor le llamó ignorante.

Kichi no irá a Cope hasta que
Herrera no se disculpe
A raíz de los 100 días en la alcaldía de Cádiz, Kichi tenía comprometida una entrevista en la emisora local de Cope, que canceló hasta que Carlos Herrera no se disculpara. “Una cosa es opinar, criticar y argumentar, faltaría más que no se pudiera y no admitiéramos esas críticas, pero de ahí a faltar al respeto e insultar a Cádiz y a su alcalde va un mundo. Estaré encantado de ir a la Cope en cuanto Carlos Herrera se disculpe por haberme insultado, que no es más que faltarle el resto a Cádiz".

La reacción del periodista ante tal exigencia ha sido aún más visceral. "Todo lo que tengas que debatir, pelear, todo el ajuste de cuentas que quieras realizar, lo haces conmigo, no con mis compañeros de Cope Cádiz. Ellos no te han llamado ignorante, yo sí te he llamado ignorante, porque creo que políticamente lo eres".

Kichi: "Instaría al señor Herrera a que recupere la cordura y se deje de hacer valoraciones morales desde su púlpito radiofónico"

El regidor de Cádiz no se ha achicado en la polémica: "Tengo muchos amigos periodistas y debato mucho con ellos de política. A veces se discrepa, otras veces no, pero en el debate no se puede perder el respeto", ha contestado. "Instaría al señor Herrera”, ha añadido, “a que recupere la cordura y se deje de hacer valoraciones morales desde su púlpito radiofónico y a que recupere la educación que le dieron sus padres".

Parece que el castigo verbal que el conductor de las mañanas de Cope infiere hacia los líderes de Podemos no es visto con desagrado por sus oyentes. El pasado 15 de septiembre entrevistó a Pablo Iglesias. La entrevista se desarrolló en un tono respetuoso, algo que molestó mucho a algunos de sus oyentes. En directo dio la voz a una señora: "Y luego quería comentarle al señor Carlos Herrera, con todo mi respeto, que no me puedo creer la entrevista que le ha hecho al señor Pablo Iglesias. Son ustedes mucho de los que al principio mucho al cuello, mucho, mucho, mucho. Pero a la hora de la verdad, se ha bajado los pantalones usted, le ha dado un millón de votos más”.

El locutor se defendió de esta forma: "Escúcheme. Cuando él contesta con prudencia a cosas que se le preguntan, tú no puedes decirle lo que él no ha dicho. Además, créame usted; ese paralelismo que habla de que periodismo agresivo es igual a periodismo más libre, usted no se lo crea porque eso no es necesariamente así".