Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Matar tres pájaros de un tiro


Félix
de la Fuente Pascual

Nunca he tenido una escopeta de verdad en mis manos y creo que nunca la tendré. Sólo escopetas de feria. No pienso, por tanto, matar ni a uno ni a tres pájaros, pero me gusta esta expresión. Aunque son muchos los problemas que actualmente tenemos los españoles, hay tres que son especialmente graves, cuya solución requiere medidas urgentes y drásticas:


Las pensiones presentes y futuras. De ellas depende la vida  de las personas mayores, pero muchas veces también la de los hijos y nietos en paro. Las enormes deudas que estamos dejando a las futuras generaciones, que, con los sueldos actuales, jamás podrán pagar. Estas deudas se deben, entre otras causas a los enormes gastos que suponen el exceso de políticos a todos los niveles. Los nacionalismos e independentismos excluyentes.

El orden en que los he expuesto es algo accidental. No quiere decir  que para mí unos problemas sean más importantes que otros. Todos son graves. Y puede ser que para algunos de vosotros haya otros que sean todavía más importantes. En vista de la pasividad de los partidos políticos ante los mismos, se está creando una plataforma de ciudadanos que al margen de los partidos políticos, pero no en contra, busca una vía de solución, la plataforma “Políticos sin sueldo”. Creo que el nombre  lo dice todo. Se basa en cuatro ideas muy simples: Respeto a la constitución, igualdad de todos los españoles, unidad de España (con miras hacia una unidad de Europa) y un no a los políticos con sueldo.

Las tres primeras ideas no necesitan explicación. ¿Cómo se entiende “políticos sin sueldo”? Pues quiere decir que el que no pueda dedicarse gratuitamente a la política, que no se dedique a ella: Entonces, ¿solamente podrán dedicarse a la política los ricos? No, absolutamente no. Dedicarse a la política se puede hacer a jornada completa y a media o a cuarta jornada. Hay muchas personas que terminan su trabajo a las dos de la tarde. ¿No habría ningún altruista  dispuesto a dedicar unas horas al servicio a los demás? ¿No habría prejubilados con 55 o 60 años dispuestos a hacer lo mismo?  Los jubilados ¿sólo sirven para recoger a los niños del colegio o jugar a la petanca?  ¿No se podrán concentrar las reuniones y los trabajos políticos en horarios vespertinos o nocturnos, como ya se hace en muchos municipios y ciudades?  Con los medios telemáticos actuales ¿es necesario que los políticos se desplacen diariamente a la capital de la nación o de la autonomía?

 ¿Cuántos miles de millones no se podrían ahorrar de esta forma?  ¿No se podrían solucionar así el problema de las pensiones y otros muchos, como la sanidad, la educación, la investigación, la vivienda social? ¿Puede convivir este sistema con los partidos políticos actuales, cuando se trata de algo  radicalmente distinto? Efectivamente. Lo ideal sería que no quedara más de un 10% de políticos a sueldo. Pero son los ciudadanos los que deben elegir si quieren seguir entregando a unos políticos el dinero que necesitan para sus hijos o prefieren procurar a estos últimos un futuro no tan sombrío.

Todo esto es muy bonito, pero al cabo de dos años, serán un partido más y con los mismos defectos”, seguro que me vais a decir.Cuando vean la posibilidad de cobrar, se acabará el idealismo político”. Esto es lo que realmente ha sucedido con otros partidos nuevos. Para que esto no ocurra, se van a poner los medios necesarios Toda persona que vaya en una lista electoral presentará ya de antemano una renuncia al cargo. En caso de que el Tribunal de hombres de paz –el órgano clave de la plataforma-  se lo pida por haber incumplido alguno de los cuatro principios fundamentales enunciados, se hará efectiva la renuncia.

Por otro lado, no se trata de un partido que exija disciplina de voto.  Cada elegido deberá votar en conciencia lo que crea conveniente, siempre respetando los cuatro principios fundamentales. Evidentemente, los xenófobos y los extremistas de derechas y de izquierdas no tienen cabida en esta plataforma.

¿No creéis que una plataforma formada en parte por personas mayores o conoce mejor el problema de las pensiones que unos políticos que gozan de unos privilegios en dicho campo que ellos mismos se han otorgado?  Sabiendo que esto no nos cuesta ni un duro, como decíamos antes, ¿no creéis que debemos intentarlo? ¿No creéis que unas personas al menos tan competentes como los políticos actuales, y que además son idealistas, no nos ofrecen, al menos, la misma confianza?

Llevadas hasta sus últimas consecuencias las cuatro ideas fundamentales de esta plataforma, se podrían solucionar el problema de las pensiones, de las deudas y de los nacionalismos, sin exigir sacrificios a nadie. Ahorrar en sueldos de los políticos va en la misma línea que suprimir cargos políticos inútiles.

¿Utopía? Utopía es pensar que los partidos políticos actuales van a solucionar los problemas que tenemos los españoles  ¿Idealismo? Idealismo sí. Es más, la persona que no es idealista no debería meterse en política.