Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Bisbal clama venganza contra la mano negra de la trama de prostitución

Saúl Ortiz
El Coso Rosa

Es consciente de que hay quien pretende ensuciar su imagen con informaciones realmente controvertidas. Desde que saltó el escándalo de prostitución argentina en el que, dicen, está envuelto, David Bisbal ha sido tajante pero benevolente. Como explicó El Semanal Digital, el almeriense remitió un comunicado desmarcándose de la polémica y pidiendo respeto. Sus palabras no hicieron el efecto esperado y fue Interviú la que decidió publicar una entrevista con Julieta Ortiz, una modelo argentina que podría estar vinculada con la trama denunciada y que no dudó, entre otros asuntos, en valorar las artes amatorias del ex triunfito.

Julieta Ortiz
Las declaraciones de Julieta provocaron una catarata de comentarios en las redes sociales. David está dispuesto a llegar hasta el final. Quiere descubrir quién es la mano que mece la cuna en un novelón que, insiste, alguien ha escrito con el objetivo de destruirle.

"Bisbal tiene el firme convencimiento de que nada es casual"

Aunque suele ser más racional que pasional, lo cierto es que, en esta ocasión, me insisten en que Bisbal tiene el firme convencimiento de que nada es casual: "Nunca lo había visto así, está enfadado y herido, no quiere que esto que le está sucediendo quede impune", me explica un amigo del cantante que confirma sus intenciones: "Va a denunciar a todos los que le están acusando".

Bisbal pretende conocer, sin miedos ni dubitaciones, a quien ha urdido una campaña que no sólo afecta a su honorabilidad, sino que ha dejado en un mar de lágrimas a su familia más cercana. Explican a este periódico que la más afectada es la madre, la que ha tenido que hacer frente a comentarios y corrillos en su día a día. Sin embargo, María es fuerte y combate las maledicencias reforzando la inocencia de su hijo, a quien ha visto y oído muy afectado en sus comunicaciones telefónicas puntuales.

No cabe duda de que Bisbal atraviesa, por tanto, un momento complicado en el plano personal. Celoso de su intimidad, intenta que públicamente nadie perciba su tristeza, quizás decepción, con quienes están tejiendo la tela de araña. Refugiado en los escenarios, el pasado fin de semana fue una de las estrellas invitadas en el LFestival, la feria cultural latinoamericana, y ya prepara un nuevo disco con canciones enérgicas que, me adelantan, sorprenderán por lo inesperado. David ha decidido experimentar y su discografía, Universal Music, confía ciegamente en su criterio.