Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Sr. Alcalde de Adra, acuérdese de la Cuestión de Confianza


Esther Gómez Fernández
Concejala del Ayuntamiento de Adra y
Secretaria General de Plataforma por Adra

Cada año, cuando el alcalde de Adra lleva los Presupuestos al pleno y estos son rechazados le tengo que recordar que el artículo 197 bis de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, regula la Cuestión de Confianza como el instrumento legal que un alcalde tiene para aprobar unos presupuestos cuando no obtiene en el pleno suficientes apoyos para aprobarlos. Hasta las elecciones municipales de 2015 era poco frecuente la utilización de este instrumento legal de la Cuestión de Confianza, pero ya vemos que sí se usa.


El ultimo uso de una corporación importante es el de la alcaldesa de Barcelona, que siendo incapaz de aprobar los presupuestos de 2018 ha planteado una Cuestión de Confianza y, mire usted, alcalde, el Ayuntamiento de Barcelona ya tiene para el año 2018 un presupuesto.

Yo no le recordaría al alcalde y al PP de Adra esto de la Cuestión de Confianza si no les oyera protestar y quejarse porque la oposición no les aprueba los presupuestos, pero es que a las pocas horas de la celebración del pleno, desde el PP se decía esto: “La concejala de Hacienda, Alicia Heras, ha lamentado el ‘no sistemático’ al presupuesto y la ausencia de propuestas por una gran mayoría de la oposición. A su juicio se trata de un voto ‘político’ con el que anteponen sus intereses partidistas a los intereses de los abderitanos, por lo que tendrán que dar explicaciones a los ciudadanos”.


Pues no, Sra. concejala de Hacienda, mi voto no es ‘político’, mi voto se lo explico cada año y además les garantizo, también cada año, que ninguna de las cosas que sean buenas para los abderitanos se van a quedar sin hacer porque no se aprueben los presupuestos. Es más, he planteado propuestas que ustedes no quieren hacer y se escudan para ello en no tener presupuestos. Un ejemplo de esto que les digo es la última moción que he presentado para la próxima sesión plenaria, en la que propongo aumentar el número de efectivos de la Policía Local; una convocatoria de oposiciones que no quieren hacer escudándose para ello en no tener presupuesto.

Al igual que todos los años les tengo que recordar lo de la Cuestión de Confianza. También les digo que por mi voto nada que sea bueno para Adra se va a quedar sin la correspondiente dotación presupuestaria para hacerlo. Así que, concejala de Hacienda, no le consiento que me diga que mi voto es ‘político’ ni que ‘antepongo intereses partidistas’, porque sabe que por mi voto ni las inversiones se van a quedar sin hacer ni el Convenio Contra la Violencia de Género (Viogen) tampoco, ni el Plan Estratégico Ciudad EDUSI, ni el Plan de Igualdad de la Mujer Abderitana, ni…
No puedo apoyar los presupuestos de un partido, como es el PP, que en 15 años de alcaldía ha hecho las barbaridades que ha hecho y que no creo necesario recordar aquí, porque ya he citado esas barbaridades en muchas otras ocasiones
Lo que sí es verdad es que con mi voto no van a volver a privatizar la piscina (o cualquier servicio público) para “arruinar” más aun las arcas municipales y ese servicio, que son algunas de la cosas que la concejala de Hacienda dice que se van a quedar sin hacer por no aprobarse los presupuestos. También, otro año más tengo que explicar que mi voto negativo es por desconfianza total, y aclaro: no puedo apoyar los presupuestos de un partido, como es el PP, que en 15 años de alcaldía ha hecho las barbaridades que ha hecho y que no creo necesario recordar aquí, porque ya he citado esas barbaridades en muchas otras ocasiones.

En definitiva, no puedo poner en las manos de los populares abderitanos un instrumento como son los presupuestos que en un alto porcentaje son ejecutados solo por el alcalde, sin contar para nada con la opinión del resto de concejales. Con un presupuesto prorrogado, como ocurrirá nuevamente este año, ese alto porcentaje se reduce y para ser ejecutado, la mayoría de los asuntos tienen que pasar por el pleno y ahí todos los concejales podemos participar, lo que me permite controlar mejor al Partido Popular de Adra.

Por eso también cada año tengo que explicar, como antes les decía, que nada de lo que sea beneficioso para Adra se dejará sin hacer por mi voto. Para ello, como vengo haciendo en los casi tres años que llevo en esta corporación, apoyaré todas la modificaciones o ampliaciones de créditos que sean necesarias para dotar económicamente cualquier gasto o inversión del presupuesto prorrogado.