Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Ante la cuarta visita de Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, a Almería


Alfonso Rubí*
Presidente de Focal

La cuarta visita del señor de la Serna a Almería se produce con varias expectativas. La primera es que se confirme el compromiso de construir el cambiador de ancho de vía en Granada para que nuestros trenes puedan acceder allí a la red del AVE, con las ventajas de velocidad y confort que eso supondrá. Pero para reforzar esas ventajas es también necesario que se comprometa a arreglar la línea Almería-Granada, de forma que sea posible reducir el tiempo de viaje por lo menos en media hora, recuperando así los tiempos de hace ya más de quince años.

Íñigo de la Serna, en TVE

Para recordarle nuestro interés por el cambiador le presentamos en noviembre un dosier redactado con el rigor que insiste en pedir a nuestras reivindicaciones y, en vista del éxito que tuvo, le hemos anunciado otro sobre el arreglo de la línea Almería-Granada. En él intentaremos hacerle ver que mantener el trazado actual es un error que no debemos permitir. Las pendientes del 30‰, casi imposibles para mercancías, y los radios de curvatura que impiden velocidades superiores a 100 y en algunos casos a 70 km/h, exigen que se modifiquen muchos de sus tramos.
Se debe tener en cuenta que esta línea no es solo la que conecta Almería con Granada, sino que será la conexión de toda Andalucía con el Levante y hay que construirla para atender esa función, es decir con capacidad semejante a la del resto de tramos del Corredor Mediterráneo del que forma parte. Eso, con una rebaja supertemeraria de su costo en más del 85%, no parece posible. Le hemos pedido que provisionalmente invierta una cantidad bastante inferior a los 365 millones de euros prometidos, pero que lo haga ya, para dejarnos la línea en unas condiciones aceptables, que permitan reflexionar con más detalle y serenidad sobre cómo deben ser las obras definitivas.
Por otro lado le hemos insistido en que los inminentes proyectos de la línea a Murcia deben prever una plataforma para doble vía. Los cálculos de servicio que nos presentó al respecto no tienen en cuenta que esta línea también forma parte de la conexión Andalucía-Levante y hay que considerar la demanda de viajeros y mercancías que se produzca desde Algeciras y Huelva hasta Murcia, Alicante, Valencia, etc., además de la nuestra. Esto es objeto del tercer dosier que también le estamos preparando al ministro, en aras del rigor y a pesar de nuestra escasez de medios.
El último tema que le hemos recordado es el de la integración urbana del ferrocarril, cuya ejecución se está iniciando con el soterramiento del paso a nivel de El Puche. Opinamos que el controvertido traslado de la Estación a Huércal perjudicará seriamente al servicio ferroviario, como ha ocurrido en todos los casos en los que la estación se ha movido del centro de una ciudad a su periferia. En lugar de adaptar el tráfico urbano durante la duración de las obras, lo que sin duda hubiera sido mejor, se ha optado por cargar el perjuicio sobre nuestro ya maltrecho ferrocarril.
Ya que esta decisión parece firme, deberíamos aprovecharla para completar el soterramiento hasta más allá de la avenida del Mediterráneo, evitando que en pocos años nos veamos en otra tesitura semejante, y también para acelerar el arreglo de la línea a Granada.  Pero eso exige tener claro nuestro modelo ferroviario, que sigue inexplicablemente sin definirse. El acceso del ferrocarril al puerto y en consecuencia el éxito del Master Plan Puerto-Ciudad, e incluso el de la rehabilitación de la Estación se pueden ver limitados por esta carencia de modelo, garantizando además nuevos debates próximos y tensos sobre estos temas.
Le hemos remitido al ministro una carta con estos comentarios, aprovechando la ocasión para felicitarle por la concesión de la medalla de oro de la provincia, sin discutir la valoración de sus méritos que han hecho nuestros gobernantes. Lo que sí le hemos asegurado es que el baremo aplicado y la gran cantidad de temas que Fomento tiene pendientes en esta provincia le ofrecen una oportunidad espléndida para hacerse con una colección completa de esta medalla.
* Firman este artículo con Alfonso Rubí: Jesús Martínez (presidente de Asafal) y Liberio López (presidente de FAVA Espejo del Mar)